‘Ya no tengo dolor’ – De vuelta a una vida activa después de una cirugía mínimamente invasiva de la cadera

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

4 de May de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

A través de sus años de escuela secundaria y más tarde mientras participaba en muchos deportes y ejercicios, Adriana Collado enfrentó un dolor incómodo en sus caderas. Años más tarde, el dolor era constante y “completamente intolerable”, recuerda ella.

“Comencé a jugar deportes desde muy joven”, dijo ella. “Jugué voleibol en la escuela secundaria y hacía mucho ejercicio después de la escuela secundaria. Comencé a levantar pesas. Todos esos años, sentía mucho dolor en mis caderas, específicamente en mi cadera derecha. Luego de varios años, comencé a sentir dolor al levantarme de la cama, al dormir, al caminar de un lado al otro. El dolor en las caderas se convirtió en algo completamente intolerable y decidí que era hora de ver a un médico”.

Después de cinco años de un dolor que interrumpió su estilo de vida activo, Collado, de 26 años, consultó con Lionel E. Lázaro, M.D., cirujano ortopeda con Miami Orthopedics & Sports Medicine Institute de Baptist Health.

“Durante nuestra conversación y su examen, encontramos que ella está teniendo algún conflicto o pinzamiento óseo”, explica el Dr. Lázaro. “Es un conflicto entre los huesos de su cadera que están creando contacto temprano que le está causando una lesión. Y pudimos confirmar eso con los exámenes de diagnóstico”.

El dolor de Collado fue atribuido al labrum. Un cartílago que sella el borde de la cuenca ósea de la cadera. Es frágil y se puede desgarrar y causar dolor. Pero también desempeña un papel importante en la prevención de la artritis, el desempeño atlético, la estabilidad y la salud de los cartílagos.

El Dr. Lázaro le realizó una “reconstrucción segmentaria del labrum”, un procedimiento mínimamente invasivo en el cual el labrum acetabulario (en forma de copa) defectuoso o deficiente, es reemplazado con un injerto de tejido saludable.

Collado dijo que se sintió tranquila cuando el Dr. Lázaro le habló de la cirugía. “Después de haber hecho todas las pruebas y que el Dr. Lázaro determinó que yo en efecto necesitaba cirugía de la cadera, me sentí bastante aliviada porque no sabía que esto podía tener solución. Y después que me dijo eso, me sentí muy confiada de que la cirugía sería un éxito y que no tendría una recuperación muy larga”.

En Miami Orthopedics & Sports Medicine Institute, los equipos de expertos utilizan tratamientos quirúrgicos mínimamente invasivos para tratar el pinzamiento óseo y para reparar o reconstruir los tejidos blandos que han sido desgarrados o de otro modo comprometidos.

“En el caso de Collado, pudimos hacer una “reconstrucción segmentaria del labrum”, explicó el Dr. Lázaro. “Le implantamos un injerto para rellenar ese defecto y en su caso, le funcionó muy bien. Pude restablecer el sello de succión en la articulación de la cadera y eso es muy importante para la biomecánica. Ahora ella está muy bien. Se recuperó muy bien y puede desempeñarse sin ningún dolor. Estoy muy satisfecho con eso”.

Collado dice que al fin está libre de su dolor en las caderas, permitiéndole resumir su régimen de ejercicios.

“Ahora me siento fantástica”, dice ella. “Ya no tengo dolor al caminar y al dormir. Es algo raro sentirme la cadera como debe sentirse porque he estado lidiando con el dolor toda mi vida. Así que ahora he comenzado a hacer ejercicios nuevamente y todo me está yendo muy bien. Puedo empezar a correr, lo que es algo que antes no podía hacer. Así que es maravilloso ver como ahora ya no tengo dolor”.

Tags: ,