Viva con más salud: He aquí por qué la expectativa de vida en los EE.UU. está en declive

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

3 de December de 2018


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Las estadísticas actualizadas que están inquietando a los oficiales de salud concluyen que la expectativa de vida en los Estados Unidos decreció una vez más en el 2017.

En la mayoría de las naciones desarrolladas, la expectativa de vida ha aumentado constantemente. Por décadas, la expectativa de vida en los EE.UU. también estaba aumentando, pero cayó en el 2015, permaneció constante en el 2016 y volvió a decaer una vez más el año pasado, según demuestran las cifras del gobierno.

Una tasa más alta de suicidio y las sobredosis de drogas que provienen de la epidemia de opioides son parte de la causa, sin embargo, existen otros factores según los expertos. Estos incluyen los factores prevenibles que contribuyen a la creciente tasa de obesidad y los estilos de vida sedentarios entre una gran mayoría de estadounidenses.

Los estadounidenses nacidos en el 2017 pueden esperar vivir 78.6 años, una reducción de una décima desde el estimado del 2016, según un nuevo informe por los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. (CDC por sus siglas en inglés). El National Center for Health Statistics de los CDC calculó que los hombres pueden anticipar una expectativa de vida de 76.1 años, una reducción de una décima desde el 2016. La expectativa de vida para las mujeres para el 2017 era de 81.1 años, sin cambio desde los años anteriores.

Un raro retroceso para una nación desarrollada

La expectativa de vida en los EE.UU. se ha reducido, en promedio por tres décimas de un año desde el 2014, un raro retroceso para una nación desarrollada. La expectativa de vida es de 84.1 años en Japón, y de 83.7 años en Suiza. Esas dos naciones son la primera y la segunda en las clasificaciones más recientes por la Organization for Economic Cooperation and Development. Los Estados Unidos están en el lugar número 29 de esa lista.

Japón tiene regiones designadas como “zonas azules” las cuales son zonas donde los residentes tienen las expectativas de vida más largas que han sido documentadas con personas que viven hasta los 90 y más. Andrew Forster, M.D., doctor de medicina interna con Baptist Health Primary Care en Miami Beach, dice que la clave para la longevidad humana es estas zonas tiene tres partes. “Las personas que viven en estas áreas llamadas ‘Zonas Azules’ consumen una dieta basada en las plantas, hacen ejercicios regularmente y tienen un buen sistema de apoyo familiar, inclusive en su tercera edad”, dijo él.

En los EE.UU., los suicidios y las sobredosis de drogas están alimentando la constante reducción en el tiempo que los estadounidenses pueden esperar vivir. A pesar de una gran población envejeciente que incluye la generación de los “baby boomers”, el estimado de 75 millones de estadounidenses que nacieron entre el 1945 y el 1965, son las muertes entre los grupos más jóvenes – especialmente los de edad mediana – que tienen el mayor impacto en los cálculos de la expectativa de vida, según los expertos.

Las muertes en los EE.UU. en el 2017 alcanzaron un nuevo máximo

Hubieron más de 2.8 millones de muertes en los Estados Unidos en el 2017, o aproximadamente 70,000 muertes más que durante el año previo, según los CDC. Esto representa la mayor cifra de muertes en un solo año desde que el gobierno comenzara a documentarlas, hace más de 100 años. Las sobredosis de drogas rompieron otro récord anual en el 2017, llegando a 70,237 – un aumento desde 63,632 al año anterior, dijo el gobierno en un informe separado. La epidemia de opioides alimentó estas muertes – con 47,600 muertes en el 2017 por causa de drogas vendidas en las calles tales como el fentanil y la heroína, así como también los narcóticos comprados con receta. Las cifras de suicidios también son igualmente inquietantes. Desde el 2016 hasta el 2017, la tasa de suicidios aumentó por un 3.7 por ciento, según informan los CDC. Durante los pasados 18 años, la tasa de suicidios aumentó por un 33 por ciento, de 10.5 suicidios por cada 100,000 personas en el 1999 a 14.0 suicidios en el 2017.

“La expectativa de vida nos da una idea de la salud en general del país y estas estadísticas tan aleccionadoras son una señal de alerta de que estamos perdiendo demasiados estadounidenses, demasiado temprano y muy a menudo, por causa de condiciones que se pueden prevenir”, afirmó Robert Redfield, M.D., director de los CDC en una declaración.

En combinación, los nuevos datos resultaron en el mayor declive en la expectativa de vida en un siglo, desde los días de la Primera Guerra Mundial y la pandémica global de la influenza que marcó el período entre el 1915 y el 1918.

La obesidad y otros factores de estilo de vida

En el 2017, las 10 causas principales de muerte en los EE.UU. siguieron iguales: la enfermedad cardiaca, el cáncer, las lesiones involuntarias, las enfermedades respiratorias inferiores crónicas, los infartos cerebrales, la enfermedad de Alzheimer, la diabetes, la influenza y la neumonía, las enfermedades renales y el suicidio.

La epidemia de obesidad del país también está teniendo un impacto en la expectativa de vida. Los malos hábitos alimenticios, los estilos de vida sedentarios y la falta de control del peso son factores de riesgo para la enfermedad cardiaca, la diabetes y muchos tipos de cáncer, según han confirmado numerosos estudios.

Hace ocho años, la American Heart Association (AHA) desarrolló la campaña “Life’s Simple 7”, para ayudar a los adultos estadounidenses a adoptar hábitos más saludables. Los 7 pasos que pueden tomar las personas son: manejar su presión sanguínea, controlar el colesterol, reducir los niveles de azúcar en la sangre, ponerse activos, comer más saludablemente y bajar de peso.

“Estos son siete simples factores en los cuales se puede enfocar cada persona para reducir la probabilidad de desarrollar la enfermedad cardiaca y otras condiciones crónicas, tales como el cáncer, la diabetes, la enfermedad pulmonar crónica, la obesidad y más”, afirmó Theodore Feldman, M.D., director médico de prevención y salud comunitaria con Miami Cardiac & Vascular Institute en Baptist Health South Florida.

Por primera vez en 10 años, el gobierno de los EE.UU. actualizó este mes sus directrices mínimas de ejercicio para ayudar a los adultos y a sus niños a lograr muchos beneficios de salud por causa de la actividad física regular. “Muévase más y siéntese menos” siempre que sea posible es el mensaje clave del 2018. Eso es porque solamente un 26 por ciento de los hombres, un 19 por ciento de las mujeres y un 20 por ciento de los adolescentes están llenando los requisitos mínimos de ejercicio.

Los habitantes de las Zonas Azules del mundo, donde la expectativa de vida es más alta, generalmente evitan los alimentos procesados y las dietas basadas en los animales, hacen actividades físicas diariamente y tienen niveles más bajos de estrés debido al apoyo familiar, los ciclos regulados de sueño y las conexiones estrechas con la comunidad.

“Las personas en estas comunidades caminan a todas partes y trabajan de la tierra para obtener sus alimentos” dijo el Dr. Forster. “Los ancianos no están aislados y de hecho, raramente viven o comen solos. Estas son las normas culturales que alimentan la longevidad”.

Etiquetas: , ,


There are no comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *