Venciendo los pronósticos: Un sobreviviente de cáncer de páncreas vive la vida a plenitud

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

17 de January de 2022


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

A principios del 2019, Bob Dickinson recibió un diagnóstico que nadie desea: cáncer de páncreas. Hasta hace muy poco, los casos de cáncer de páncreas rara vez han tenido un final feliz, con una tasa de supervivencia tradicionalmente citada de apenas el 10%. Pero el Sr. Dickinson dice que estaba decidido a “hacer limonada de los limones” y estaba dispuesto a viajar a cualquier lugar del país para recibir la mejor atención.

(No deje de verlo: Bob Dickinson, paciente de cáncer de pancreas comparte su historia de supervivencia. Video en inglés por Carol Higgins.)

Afortunadamente, nunca tuvo que hacer las maletas. El Sr. Dickinson, de 79 años, presidente y CEO jubilado de Carnival Cruise Lines, recibió una llamada inesperada de su médico de atención primaria en la que le informaba de que uno de los mayores expertos del mundo – Horacio Asbun, M.D. – se había unido recientemente a Miami Cancer Institute como jefe de Cirugía Hepatobiliar y Pancreática.

Hoy, después de la cirugía y la quimioterapia en Miami Cancer Institute, parte de Baptist Health South Florida, el Sr. Dickinson está libre de cáncer y se siente bien. Incluso se casó en el 2020 con su nueva esposa, Andria, quien lo apoyó durante su tratamiento contra el cáncer.

“Por primera vez en una década, estamos haciendo mejoras significativa en la longevidad general de los pacientes que tienen cáncer de páncreas”, dice el Dr. Asbun. Él atribuye estos avances a los nuevos regímenes de quimioterapia y a las revolucionarias opciones de tratamiento que incluyen la radioterapia. El Instituto es uno de los pocos centros oncológicos del país – y uno de los más experimentados – en el uso de la tecnología MR-Linac, que administra dosis extremadamente altas de radiación directamente al tumor permitiendo a los médicos controlar un escán por resonancia magnética en tiempo real durante el tratamiento.

Las mejoras en la técnica quirúrgica, incluyendo la introducción de la cirugía mínimamente invasiva, así como los cambios en los cuidados perioperatorios, han mejorado significativamente la mortalidad y han disminuido las complicaciones de los pacientes con cáncer de páncreas, sobre todo cuando las realiza un cirujano experimentado en un centro de alto volumen. El Dr. Asbun, ex presidente de la Sociedad Americana de Cirujanos Gastrointestinales y Endoscópicos, encabezó recientemente un esfuerzo conjunto de nueve sociedades quirúrgicas para elaborar las primeras directrices internacionales basadas en la evidencia sobre la cirugía de resección del páncreas mínimamente invasiva, tituladas “The Miami Guidelines”.  

El procedimiento del Whipple, que extirpa la cabeza del páncreas y otros órganos cercanos afectados, se realiza desde hace décadas como técnica quirúrgica tradicional, pero el enfoque mínimamente invasivo, realizado a través de una pequeña incisión con una cámara para guiar al cirujano, es más novedoso.

Horacio Asbun, M.D., jefe de cirugía hepatobiliar y pancreática en Miami Cancer Institute

“No es un procedimiento fácil de dominar”, dice el Dr. Asbun. “Pero el enfoque permite una visualización mucho mejor porque la cámara proporciona una ampliación increíble. Se accede sin necesidad de hacer una incisión grande y se puede ver lo que hay que hacer dentro del abdomen. La técnica, en manos experimentadas, permite una mejor visualización y acceso, lo que representa una ventaja significativa para el cirujano.” Los beneficios para el paciente incluyen una recuperación más rápida y menos dolorosa en comparación con la cirugía tradicional.

Según la Sociedad Americana del Cáncer, en el 2021 se diagnosticó cáncer de páncreas a unas 60,000 personas en Estados Unidos. Debido a que los pacientes normalmente no tienen muchos síntomas hasta que el cáncer de páncreas ha progresado, rara vez se diagnostica temprano, y no todos los pacientes son candidatos a la cirugía.

El Sr. Dickinson tuvo la suerte de que su caso se detectara cuando buscó atención por otra condición. Su experiencia con el cáncer comenzó con una tos que lo envió al médico de atención primaria Felipe Del Valle, también de Baptist Health. Después de tratarlo por una bronquitis, el Dr. Del Valle “me miró un poco raro”, recuerda el Sr. Dickinson. “Me dijo: ‘Puede que no lo recuerdes, pero ya te conocí una vez'”. Los dos se habían sentado en la misma mesa en un acto benéfico un año antes. “Me dijo: ‘No tienes buen aspecto. Si tienes unos minutos más, déjame hacerte otro análisis de sangre o dos’.”

Como resultado, el cáncer del Sr. Dickinson se detectó pronto, en la etapa 1, antes de que pudiera extenderse más allá del páncreas. Una semana después de su cita con el Dr. Del Valle, el Sr. Dickinson fue operado por el Dr. Asbun. A eso le siguieron 12 sesiones de Folfirinox, un potente tratamiento de quimioterapia.

“Estos dos médicos me salvaron la vida: el Dr. Del Valle al identificarlo, aunque yo fui a verlo por un motivo totalmente distinto. Y luego, por supuesto, el Dr. Asbun y su equipo, muy atentos, muy inteligentes, muy compenetrados”, dice el Sr. Dickinson, abuelo de 10 nietos y conocido líder comunitario que colabora activamente con Camillus House y otras causas en Miami.

El Sr. Dickinson agradece que el Dr. Asbun haya podido adoptar un enfoque mínimamente invasivo para su procedimiento de Whipple. “Nunca sentí ningún dolor. A veces sentía alguna pero no dolor”, dice él.

El Dr. Asbun cree que los ensayos clínicos y el trabajo innovador en el ámbito del tratamiento del cáncer de páncreas están ofreciendo a los pacientes un mejor pronóstico. “No digo que el cáncer de páncreas se cure ahora con una píldora o que haya una vacuna. Pero digo que hay esperanza”, afirma el Dr. Asbun. “Estamos muy, muy contentos de poder ofrecer al paciente algo que antes no podíamos ofrecer”.

Tags: , ,