Cómo mantener su vejiga saludable

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

9 de November de 2015


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

No es algo de lo que a usted le gusta hablar muy a menudo, ni tan siquiera con su médico. De hecho, la American Urological Association no sabe exactamente el número de estadounidenses que sufren de condiciones de la vejiga, que a menudo causan el goteo accidental de orina y las frecuentes visitas al baño. Sin embargo, ellos estiman que entre un cuarto y un tercio de los estadounidenses sufren de alguna condición o de un problema de control de la vejiga.

Es por eso que la National Association for Continence ha desarrollado la campaña de concientización Be Strong, para coincidir con el Mes de la Salud de la Vejiga en noviembre.

Mientras que muchas condiciones pueden afectar la vejiga, las más comunes son la incontinencia urinaria, la cistitis intersticial y las infecciones recurrentes del tracto urinario (UTI por sus siglas en inglés), según Sujata Yavagal, M.D., una uroginecóloga afiliada con el Pelvic Health & Continence Testing de South Miami Hospital y con Baptist Hospital.

“Es importante que la gente sepa que estas condiciones se pueden tratar”, dijo ella. “Pero usted debe decirle a su médico cuando tiene síntomas relacionados con la función de su vejiga”.

Tipos de incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria es el goteo de orina. Los tipos de incontinencia urinaria son la incontinencia por estrés, la incontinencia de urgencia y la incontinencia mixta. La incontinencia por estrés ocurre cuando hay un cambio repentino de presión en la pelvis causado por actividades tales como reírse, toser, estornudar o hacer ejercicio. La incontinencia de urgencia, también conocida como la vejiga hiperactiva es cuando hay una urgencia frecuente de ir al baño, inclusive cuando la vejiga no está llena. La incontinencia mixta significa que una persona siente la necesidad de ir al baño a menudo y también gotea orina cuando ejerce presión a través de la actividad física.

La incontinencia después del embarazo

La Dra. Yavagal nota que las mujeres pueden comenzar a experimentar síntomas de incontinencia urinaria después de tener un bebé. Mientras que esta puede resolverse por si sola luego de alrededor de tres meses, la incontinencia de posparto debe ser reportada a un médico tan pronto como sea reconocida para asegurar que cualquier tratamiento necesario comience temprano.

Cómo evitar la incontinencia

A medida que las mujeres van entrando en años, su riesgo para la incontinencia urinaria también aumenta, pero la Dra. Yavagal dice que la incontinencia no es algo normal. Para mejorar la salud de la vejiga en general, ella recomienda hacer ejercicios Kegel para fortalecer los músculos del piso pélvico. Ella también recomienda cambios de estilo de vida como mantener un índice de masa corporal de 25 o menos, dejar de fumar, hacer ejercicios regularmente y evitar el estreñimiento siguiendo un régimen dietético saludable.

Ella también urge a que pongan atención a sus hábitos de ir al baño. Orinar muy a menudo, inclusive cuando la vejiga no está llena puede contribuir a la incontinencia de urgencia. “No queremos aguantar la orina por mucho tiempo, pero tampoco debemos vaciar la vejiga cada hora”, aconseja ella. “La capacidad normal de la vejiga es de entre 13.5 a 20 onzas de líquido, lo cual toma de tres a cuatro horas en coleccionar con una ingestión normal de líquido”.

Opciones de tratamiento para la incontinencia

Para la incontinencia por estrés, la terapia física del suelo pélvico como la que se ofrece a través del Pelvic Health & Continence Testing Program de South Miami Hospital y la cirugía de cabestrillo para la incontinencia son algunas de las opciones de tratamiento disponibles. Para la vejiga hiperactiva, , el manejo de los líquidos, los medicamentos y las inyecciones de Botox han resultado ser tratamientos efectivos, dice la Dra. Yavagal. También un dispositivo estilo marcapaso para la vejiga está demostrando resultados positivos.

La cistitis intersticial

Otra condición de la vejiga que la Dra. Yavagal ve a menudo en su consultorio es la cistitis intersticial, que se caracteriza por ataques de dolor crónico de la pelvis y una necesidad frecuente de orinar, que se cree que es causada por una reacción de la vejiga a un irritante. Conocida también como IC por sus siglas en inglés, síndrome de vejiga dolorosa, síndrome de dolor en la vejiga o dolor crónico de la pelvis, la cistitis intersticial a menudo imita los síntomas de una infección del tracto urinario, dice la Dra. Yavagal, pero dura mucho más y puede ser más difícil de diagnosticar.

El manejo de la cistitis intersticial

Para pacientes con cistitis intersticial, la dieta y el manejo de los líquidos pueden ser defensas efectivas para controlar los dolorosos ataques, según las directrices de la American Urological Association. Las terapias más agresivas involucran la rehabilitación del suelo pélvico, tomar analgésicos y estrategias quirúrgicas.

Las infecciones recurrentes del tracto urinario

Las jóvenes adolescentes y las mujeres posmenopáusicas, especialmente, pueden sufrir de infecciones recurrentes del tracto urinario, dice la Dra. Yavagal. Los factores de riesgo principales para estas infecciones, en todas las edades incluyen un historial familiar o personal de estas, no vaciar la vejiga antes o después de tener relaciones sexuales y la resequedad vaginal en las mujeres posmenopáusicas. La Dra. Yavagal recomienda buscar atención médica a la primera señal de una nueva infección.

Tratamientos para las infecciones frecuentes del tracto urinario

Mientras que los antibióticos son recetados a menudo para las infecciones del tracto urinario, la Dra. Yavagal sigue los consejos de los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), el cual advierte que el sobreuso de antibióticos para tratar las infecciones del tracto urinario está causando que las bacterias desarrollen una resistencia a los fármacos, haciendo estos tratamientos menos efectivos en el futuro.

Prevenir las infecciones del tracto urinario

La Dra. Yavagal recomienda en vez, estrategias de comportamiento para prevenir las infecciones del tracto urinario en primer lugar. Estas incluyen tomar suficientes cantidades de líquidos, practicar técnicas adecuadas de limpieza y orinar después de tener relaciones sexuales. Y mientras que no hay evidencia científica de que el jugo o los suplementos de arándanos rojos (cranberry) pueden prevenir las infecciones, muchas personas han notado sus beneficios y esto no hace daño, dice ella.

“Porque las condiciones más comunes de la vejiga tienen causas multifacéticas, no entendemos por completo por qué ocurren”, dijo la Dra. Yavagal. “Y mientras que prevenirlas al 100 por ciento no es posible, sabemos las maneras más efectivas de tratarlas, lo cual puede cambiar las vidas de muchas mujeres, si comienzan a hablarle a sus médicos acerca de estos problemas”.

Vea artículos relacionados:

Libérese de ir tanto al baño

Tratamiento del “Prolapso de Órgano Pélvico”

Etiquetas: , , , , ,


There are no comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *