Una paciente internacional de tumor cerebral regresa a casa luego de su tratamiento en Miami Cancer Institute

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

11 de May de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Cuando Paula Vargas comenzó a quejarse de dolores de cabeza repentinos y de problemas con la visión en su ojo derecho, la exitosa abogada de 27 años pensó que el estrés causado por su trabajo podía estar causándole los problemas. Luego de ver a su médico en su ciudad natal de Bogotá, Colombia, los escanes y las pruebas revelaron algo mucho más serio.

Vargas fue diagnosticada con un cordoma, un tipo raro de cáncer que ocurre en los huesos del cráneo y la base de la columna vertebral. “Esto fue un gran shock para mí y para mi familia. Yo era una mujer saludable y nada puede prepararnos para algo como esto”, dijo Vargas.

Los cordomas son tumores complicados de tratar debido a que involucran estructuras críticas tales como el tronco encefálico y la columna vertebral. También pueden recurrir después del tratamiento, muchas veces en el mismo lugar que el tumor original.

Luego de haberse sometido a una cirugía en Colombia para extirparle la mayoría del tumor, sus médicos le dijeron que la terapia de protones sería la mejor línea de acción para terminar de tratar su cordoma. Desafortunadamente, la terapia de protones no está disponible en Colombia.

(La paciente internacional Paula Vargas celebra su tratamiento final para su tumor cerebral en Miami Cancer Institute con sus padres y su hermano.


La terapia de protones es una forma avanzada de radioterapia que utiliza rayos de alta energía para tratar los tumores. A diferencia de la radioterapia tradicional, ésta utiliza torrentes de partículas llamadas protones para administrar la dosis de radiación directamente a las células cancerosas. Uno de los beneficios de la terapia de protones es que la radioterapia es administrada solamente en el tumor sin dañar los tejidos saludables que le rodean. Miami Cancer Institute ofrece uno de los programas de oncología radioterápica más avanzados y completos del mundo, incluyendo el primer centro de terapia de protones.

A través de la recomendación de un familiar, ella se comunicó con El Departamento de Servicios Internacionales de Baptist Health, para explorar sus opciones. Fue entonces que conoció a Jacqueline Bachelier, coordinadora de servicios para pacientes internacionales con Baptist Health International. “En el caso de Paula, fue como haber ganado una hermana”, afirmó Bachelier. “Debido a que estamos en contacto constante con estos pacientes durante un período de tiempo, ellos verdaderamente se convierten en una extensión de nuestras familias”, añadió ella. Baptist Health International hace la consulta inicial con el médico del paciente para repasar el caso y evaluar las necesidades de tratamiento. Una vez se abre el caso, se obtienen los expedientes médicos y se coordinan otras logísticas tales como visas, trámites de viaje, y seguros médicos.

“Éste fue un tumor bastante raro. Típicamente cuando los pacientes son evaluados en un entorno multidisciplinario, requieren cirugía primero y radioterapia después”, afirmó Rupesh Kotecha, M.D., oncólogo radioterápico y jefe de radiocirugía en Miami Cancer Institute, quien supervisó el tratamiento de Paula.

Durante sus pruebas iniciales en Miami Cancer Institute, Vargas se sorprendió al enterarse que su tumor le había recurrido en solo unos cuantos meses, requiriendo dos cirugías adicionales para extirparle el tumor antes de su tratamiento. Vitaly Siomin, M.D., neurocirujano con Miami Neuroscience Institute y Miami Cancer Institute realizó las cirugías.

Vargas entonces comenzó su tratamiento que involucró múltiples sesiones de terapia de protones, así como también de la tecnología del CuberCuchilloTM, otra modalidad que administra altas dosis de radioterapia – con precisión milimétrica – a tumores en virtualmente cualquier parte del cuerpo. Tener ambas de estas tecnologías disponibles en nuestro centro para el cáncer, le permitió a su médico combinar lo mejor de cada una para personalizar su tratamiento.

Luego de haber pasado casi un año en Miami, Vargas recientemente celebró lo que ella llama una victoria para ella y para su familia, al tocar la campana tres veces, marcando el final de su tratamiento. “Me siento muy agradecida de haber tenido esta segunda oportunidad de vivir mi vida y estoy lista para aprovecharla al máximo ”, dice Vargas.

Mientras que Vargas actualmente está utilizando un parche sobre el ojo izquierdo para permitir que éste descanse, se espera que ella recupere el uso de ese ojo en varios meses. Vargas está ansiosa por regresar a Colombia para reunirse con familiares y amistades y también para resumir su trabajo como abogada para el gobierno de Colombia, así como también para otros proyectos empresariales.

Baptist Health International ofrece una amplia gama de servicios para pacientes internacionales. Para preguntas o para realizar una cita, por favor llamen al 786-596-2373 o envíen un correo electrónico a International@BaptistHealth.net.

Tags: ,