Una paciente de cáncer referida a Miami Cardiac & Vascular Institute se somete a un raro procedimiento de válvula cardiaca

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

25 de August de 2020


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Un equipo de especialistas de Miami Cardiac & Vascular Institute realizó un procedimiento relativamente nuevo en una paciente de cáncer de seno de 62 años con enfermedad metastásica, quien tuvo que dar pausa su quimioterapia debido a su grave condición de válvula cardiaca.

Ella fue referida por su equipo de cardiología/oncología en Memorial Healthcare System a Ramón Quesada, M.D., director médico de Programas Cardiacos Estructurales y Programas de Intervención Coronaria Percutánea Compleja en Miami Cardiac & Vascular Institute. El Dr. Quesada es pionero en procedimientos cardiacos complejos y mínimamente invasivos, incluyendo el reemplazo de válvula aórtica transcatéter (TAVR por sus siglas en inglés).

La paciente fue diagnosticada con una “estenosis aórtica” crítica y con un gran riesgo para una obstrucción de la arteria coronaria principal izquierda durante el TAVR. Esto ocurre cuando la válvula aórtica del corazón se estrecha, previniendo que la válvula se abra por completo, lo cual reduce o bloquea el flujo sanguíneo desde el corazón hasta la arteria principal del cuerpo.

El Dr. Quesada dijo que el pronóstico de la paciente era bastante desfavorable, “pero los médicos que la están atendiendo (en Memorial Health) dijeron que ella es una señora muy funcional y que quiere vivir”. La señora ha estado luchando contra el cáncer por los pasados 4 años. Ella se iba a realizar un procedimiento de TAVR en Memorial Health, pero este fue cancelado debido a la complejidad de su caso y debido al riesgo para la oclusión coronaria.

Colaborando con el Dr. Quesada en este caso estuvieron Niberto Moreno, M.D., cirujano cardiotorácico y jefe emérito de cirugía cardiovascular del Instituto, y el cardiólogo intervencionista Bernardo López-Sanabria, M.D.

 ‘Un caso muy complejo’

“Yo me reuní con algunos de mis colegas aquí”, dice el Dr. Quesada. “Les dije que este era un caso muy complejo con una tasa de mortalidad muy alta. Pero estábamos dispuestos a hacerlo porque pensábamos que podíamos ayudarla – y estamos aquí para ayudar. Así que todos estuvimos de acuerdo en proceder”.

La paciente no podía continuar recibiendo su quimioterapia debido a la condición de su válvula cardiaca. “Entonces ella vino a vernos y desarrollamos un Plan A y un Plan B”, dijo el Dr. Quesada. Afortunadamente el primer plan funcionó, porque el Plan B involucraba un procedimiento de muy alto riesgo con stents llamado “chimenea”, realizado en la arteria coronaria principal izquierda, con alto riesgo de trombosis.

El problema con su corazón fue diagnosticado luego de haberse sometido a un ecocardiograma (o eco), una prueba que utiliza el ultrasonido para mostrar la funcionalidad del músculo cardiaco y de las válvulas. Durante la quimioterapia, ella desarrolló falta de aire e insuficiencia cardiaca (cuando el músculo cardiaco no bombea sangre como es debido), explica el Dr. Quesada. Además, la paciente sufría de anemia, una falta de glóbulos rojos de sangre que reduce el flujo de oxígeno a los órganos del cuerpo. Ella también fue diagnosticada con trombocitopenia o niveles anormalmente bajos de plaquetas en la sangre.

“Ella había tenido esta condición por mucho tiempo, pero se puso sintomática (de la válvula) mientras estaba haciéndose la quimioterapia”, explica el Dr. Quesada. “Siempre se hace un eco porque la quimioterapia puede ser tóxica. Cuando le hicieron el eco, encontraron la grave estenosis aórtica”.

El Plan A: Una rara combinación de procedimientos

En Miami Cardiac & Vascular Institute, la paciente se sometió al Plan A, una rara combinación de TAVR y un procedimiento conocido en inglés como BASILICA o laceración intencional de la vieira aórtica bioprotésica, para prevenir la obstrucción de la arteria coronaria. BASILICA aumenta las opciones de tratamiento para los pacientes de alto riesgo, incluyendo a la paciente de 62 años tratada en el Instituto.

Lo que hizo esta combinación algo único, y una de las primeras veces que fue realizado en el Sur de la Florida, es que BASILICA raramente se usa cuando la “arteria coronario principal izquierda” está involucrada. La arteria principal izquierda suple sangre al lado izquierdo del músculo cardiaco. Algunos pacientes que se benefician de BASILICA tienen estructuras poco comunes en el corazón, tales como válvulas con aletas extremadamente grandes, o solapas de tejido muy delgadas. Las aletas grandes bloquean el flujo de sangre a las arterias coronarias a medida que la nueva armadura de la válvula se abre.

Resultó que la paciente de cáncer de seno había nacido con una válvula aórtica bicúspide (BAV por sus siglas en inglés), lo cual es una válvula aórtica que solamente tiene dos aletas en lugar de tres. La válvula aórtica regula el flujo de sangre desde el corazón hasta la aorta. La aorta es el vaso sanguíneo principal que lleva sangre repleta de oxígeno al cuerpo.

El Dr. Quesada se refiere a los retos de este caso como “mecánicos” – o estructurales – que requerían la atención inmediata del equipo de especialistas del Instituto.

“Este es un problema mecánico que requiere una solución mecánica”, explica él. “No existen pastillas para resolver esta estenosis aórtica tan crítica. Es mortal. Es peor que el cáncer. Después que aparecen los síntomas, el pronóstico usualmente es de seis meses. Había varios factores que hacían este caso tan complejo, pero este fue un procedimiento muy exitoso y la paciente ahora está lista para recibir su quimioterapia”.

Tags: