Una neuróloga de Baptist Health habla de los muchos mitos de la enfermedad de Parkinson

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

8 de April de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

¿Qué tienen en común el actor Michael J. Fox, el roquero Ozzy Osbourne y el antiguo jugador estrella de los Miami Heat, Brian Grant? Son sólo tres de alrededor de 10 millones de personas alrededor del mundo que están viviendo con la enfermedad de Parkinson, un trastorno degenerativo del cerebro. Sin embargo, a pesar del número de personas que tienen la enfermedad de Parkinson, existen muchos conceptos erróneos acerca de esta.

Sameea Husain Wilson, D.O., es la directora de Neurología de Trastornos de Movimiento de Marcus Neuroscience Institute de Boca Raton Regional Hospital, donde se especializa en trastornos de movimiento tales como la enfermedad de Parkinson. Ella recientemente habló con Salud para desmentir algunos de los mitos más comunes acerca de la enfermedad.

MITO #1: Todos los que tienen la enfermedad de Parkinson tienen temblores.

Sameea Husain Wilson, D.O., es la directora de Neurología de Trastornos de Movimiento de Marcus Neuroscience Institute

HECHO: “Sabemos que esto no es cierto, dice la Dra. Husain Wilson. “He perdido la cuenta de cuántos pacientes he visto que me han dicho, ‘Yo no pensaba que esto era Parkinson porque no tengo temblores’. Han aplazado ver a su médico de atención primaria o a su neurólogo simplemente porque los síntomas que estaban experimentando – rigor, rigidez o problemas de equilibrio – no incluían los temblores”.

MITO #2: Aparte de los medicamentos, no hay mucho que se pueda hacer para tratar la enfermedad de Parkinson.

HECHO: La Dra. Husain Wilson dice que le entristece que algunas personas crean que esto sea cierto. “Como aprenden muy rápidamente los pacientes de Parkinson cuando buscan atención en Marcus Neuroscience Institute, además de los medicamentos como levodopa, existen muchas otras terapias que pueden ayudarle a vivir con la enfermedad y mantener una buena calidad de vida”, dice ella.

La fisioterapia ayuda a los pacientes con su postura, su forma de caminar, el balanceo de los brazos al caminar y el ritmo al caminar. También los ayuda a aprender cómo usar sus aparatos de asistencia como los andadores o los bastones, según la Dra. Husain Wilson. Sin embargo, esto requiere el compromiso y la participación del paciente, añade ella. “Usted tendrá que practicar entre 30 y 60 minutos al día, todos los días con su conyugue o con otra persona que pueda asistirle cuando sea necesario”.

La terapia ocupacional ayuda a las personas con las tareas del diario vivir tales como alimentarse, vestirse, usar el baño y bañarse, dice la Dra. Husain Wilson, y la terapia del habla es extremadamente beneficiosa porque los pacientes de Parkinson también tienen problemas con la proyección de la voz y el tragar. “Incluso les hablamos del tipo de dieta que deben estar consumiendo, debido a las limitaciones causadas por su enfermedad”.

Caminar y otros ejercicios son extremadamente beneficiosos para las personas que viven con Parkinson, así como también la terapia acuática, según la Dra. Husain Wilson. “Cuando los pacientes caminan dentro del agua, la flotabilidad del agua les ayuda a moverse de una manera que no pueden lograr en la tierra”. Montar una bicicleta estacionaria también es útil, según ella. “El Yoga y el tai chi también, son prácticas maravillosas para reducir la rigidez, aumentar la fortaleza de los músculos centrales, mantener el equilibrio y preservar la movilidad”.

MITO #3: Todos los pacientes de Parkinson son candidatos para la terapia de ultrasonido enfocado de alta intensidad (HiFU).

HECHO: “Hay una gran constelación de síntomas asociados con la enfermedad de Parkinson, y no todos los pacientes tienen temblores o desarrollarán disquinesias debilitantes – movimientos incontrolables involuntarios en una o más partes del cuerpo, particularmente en la cabeza, los brazos o las piernas – asociadas comúnmente con el Parkinson”, dice la Dra. Husain Wilson. Sin embargo, para los pacientes que sí tienen disquinesias, ella dice que el HiFU puede reducir los temblores al enfocar rayos de ultrasonido de manera precisa, a través del cráneo hasta llegar al tálamo, la estructura del cerebro del tamaño de un guisante que es responsable por transmitir un 98 por ciento de la información sensorial a la corteza del cerebro, incluyendo la visión, el sabor, el tacto y el equilibrio.

Marcus Neuroscience Institute de Boca Raton Regional Hospital

“Con la terapia de HiFU, podemos reducir o eliminar los temblores en algunos pacientes usando rayos de ultrasonido para destruir lesiones en el tálamo que están creando un circuito anormal en el cerebro”, dice la Dra. Husain Wilson. “Es un procedimiento mínimamente invasivo, guiado por imágenes, que puede ser realizado sin dolor y sin anestesia, mientras el paciente está despierto y receptivo”.

Los pacientes con disquinesias debilitantes también pueden beneficiarse de hacerse pequeñas lesiones en el globus pallidus o el núcleo subtalámico, añade ella, mientras que los pacientes con temblores o con movimientos severamente lentos pueden ser tratados con lesiones termales en el tracto palidotalámico.

MYTH #4: HiFU es la única opción quirúrgica de tratamiento para la enfermedad de Parkinson.

HECHO: “En realidad la cirugía de Estimulación Cerebral Profunda (DBS por sus siglas en inglés) ha sido eficaz por décadas como terapia para muchos pacientes con Parkinson e incluso hoy en día se utiliza más predominantemente que la terapia de HiFU”, dice la Dra. Husain Wilson. “Los pacientes con Parkinson avanzado también se pueden beneficiar del “Duopa Pump”, que es un dispositivo implantado quirúrgicamente que administra medicamento directamente al intestino donde es absorbido con más facilidad. Esto, según ella, reduce los horarios de desconexión que experimentan los pacientes cuando toman medicamentos orales para controlar su enfermedad.

MITO #5: La enfermedad de Parkinson es fatal.

HECHO: Según la Dra. Husain Wilson, para muchos pacientes nuevamente diagnosticados con la enfermedad de Parkinson, lo primero que preguntan es, “¿Cuánto tiempo me queda?” Sin embargo, la gente no muere por causa de la enfermedad, dice ella, mueren con la enfermedad.

“La enfermedad de Parkinson no es fatal”, dice ella. “Cuando ocurren las fatalidades es debido a las complicaciones de la enfermedad tales como las caídas y los ahogamientos, pero no de la enfermedad en sí”. En la mayoría de los casos, la Dra. Husain Wilson añade, fue debido a que el paciente no estaba siguiendo las reglas para vivir con Parkinson”, tales como mantenerse al día con la fisioterapia, fortalecer sus músculos centrales, usar su aparato para caminar a dondequiera que vaya, y pedir ayuda cuando la necesite. “Todo esto puede prevenir las caídas”.

Porque los ahogamientos también son una inquietud de la enfermedad de Parkinson, los pacientes deben tener mucho cuidado al comer, al beber y al tomar sus medicamentos. “Comer alimentos suaves en forma de puré, de manera lenta y deliberada, puede ayudar a prevenir los ahogamientos”, dice la Dra. Husain Wilson. “Además, porque tragar resulta difícil para las personas con la enfermedad de Parkinson, muchos pacientes encuentran que pueden evitar aspirar los líquidos al añadir espesantes a las bebidas, y tomando sus medicamentos con puré de manzana o con yogur”.

MITO #6: El temblor esencial y la enfermedad de Parkinson son la misma cosa.

HECHO: “Muchos pacientes piensan que son la misma cosa debido a los temblores”, dice la Dra. Husain Wilson, “pero como dijimos anteriormente, no todos los pacientes de Parkinson desarrollan temblores”. Las personas con Parkinson que sí tienen temblores los experimentan incluso cuando sus cuerpos están en descanso, señala ella, mientras que las personas con temblor esencial los experimentan solamente cuando mueven sus brazos y sus piernas.

Los neurólogos están entrenados para detectar los síntomas visibles de la enfermedad de Parkinson, dice la Dra. Husain Wilson. Una vez se realiza un diagnóstico clínico, se puede confirmar formalmente, si fuera necesario, con un Escán de Transporte de Dopamina (DaTscan), el cual ella dice que permite a los médicos poder ver si su cuerpo está fabricando dopamina de manera adecuada.

“Un rastreador radioactivo es inyectado dentro del torrente sanguíneo, donde eventualmente se adhiere a la molécula de transporte de dopamina en las neuronas de dopamina del cerebro”, explica ella. “Cómo esas neuronas ‘se encienden’ bajo un equipo especial de imágenes de diagnóstico, puede confirmar si su sistema de dopamina está saludable o está comprometido”. Los escanes por sí solos no hacen el diagnóstico”, enfatiza ella, “pero sí ayudan a confirmar el diagnóstico del médico”.

MITO #7: Las personas con la enfermedad de Parkinson no se deben poner la vacuna contra la COVID-19.

HECHO: “No es cierto”, dice la Dra. Husain Wilson. “Su neurólogo especialista en trastornos del movimiento es la única persona que debe decirle si se puede o no se puede poner la vacuna contra la COVID-19, y le van a decir que es segura. Como especialista en trastornos del movimiento, yo puedo decirle que la única razón por la cual la vacuna podría causarle un problema es si el paciente tuviera algún problema médico adicional que no estuviera relacionado con su enfermedad de Parkinson”.

Tags: , , , , ,