Una mejor lactancia: Consejos para futuras y nuevas madres

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

3 de August de 2022


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Usted se ha abastecido de pañales, se ha esforzado para instalar correctamente el asiento de seguridad del carro y ha armado la cuna. Ahora espera ansiosamente el nacimiento de su bebé. Pero, no importa si es una madre primeriza o si ya tiene experiencia, es posible que aún tenga preguntas sobre otra parte vital del cuidado de su bebé: la alimentación.

Agosto es el Mes Nacional de la Lactancia Materna, y del 1 al 7 de agosto se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna. Debido a los muchos beneficios que aporta a la madre y al bebé, la American Academy of Pediatrics recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses y continuar con la lactancia incluso después de introducir los alimentos sólidos.

Mientras que algunos futuros padres están decididos a lactar a sus bebés, otros no están tan seguros. Sin embargo, incluso entre los que tienen las mejores intenciones, la lactancia puede ser difícil, reconocen los expertos. “Muchas personas creen que, como la lactancia es natural, es fácil y no necesitan hacer nada para prepararse”, dice Grisel Gigato, enfermera registrada y Asesora de Lactancia Certificada por el Consejo Internacional (IBCLC por sus siglas en inglés) de South Miami Hospital, que forma parte de Baptist Health.

“La realidad”, añade ella, “es que puede ser un reto. Pero con un poco de educación y apoyo, es probable que pueda superar cualquier problema y darle a su bebé el mejor comienzo en la vida”.

No hay duda de que la lactancia materna proporciona al bebé inmunidad contra muchas enfermedades, disminuye las probabilidades de infecciones de oído recurrentes, reduce la probabilidad de obesidad infantil y de enfermedades más adelante, y mucho más.

“Para el bebé, es el alimento perfecto”, dice Anne-Marie Sawicki, enfermera registrada y IBCLC de Boca Raton Regional Hospital, que forma parte de Baptist Health. “Tiene la cantidad perfecta de calorías, proteínas y grasas, y hace que el intestino tenga un comienzo bueno y saludable”.

Para la madre, los beneficios incluyen una reducción del riesgo de cáncer de mama y ovario premenopáusico, diabetes tipo 2 y otros problemas de salud.

Antes del parto

Para tener la mejor experiencia de lactancia, las asesoras de lactancia de Baptist Health sugieren que se tomen estas medidas antes de la fecha del parto:

  • Asegúrese de que su obstetra, comadrona u otros cuidadores sepan que quiere lactar a su bebé. Tenga un plan de parto.
  • Infórmese. Lea libros y artículos. Vea vídeos sobre la lactancia materna. Asista a una clase de lactancia y/o programe una cita con una asesora de lactancia, sobre todo si cree que puede tener algún problema por tener los pezones planos o invertidos, una cirugía previa de los senos o alguna condición de salud.
  • Reúna suministros para la lactancia. No es necesario un tener mucho equipo adicional, lo cual es el motivo por el cual las mujeres hablan de la comodidad de la lactancia. Sin embargo, algunos suministros básicos, como un extractor de leche, bolsas de almacenamiento, sostenes de lactancia y otros artículos serán de gran ayuda.
  • Si piensa trabajar fuera de casa después del nacimiento de su bebé, consulte con su departamento de recursos humanos acerca de las políticas de lactancia de su empresa. Asegúrese de que haya un lugar limpio, tranquilo y privado donde pueda sacarse la leche y de que dispondrás de tiempo suficiente para hacerlo. Además, necesitará un lugar para almacenar la leche de forma segura.

Los primeros días

  • Inmediatamente después del nacimiento, el objetivo del equipo de la madre y el bebé es que el bebé esté en contacto piel con piel para crear un vínculo afectivo y, potencialmente, alimentarlo. “Esa hora mágica después del parto es muy importante”, dice Sawicki. “Siempre que la madre y el bebé estén bien, los ponemos piel con piel. No hay presión para lactar”. Incluso si la madre ha tenido una cesárea, si todo está bien, se puede iniciar el contacto piel con piel.
  • Pida que el bebé se quede en su habitación después del parto si todos están saludables.
  • Aproveche la educación sobre lactancia mientras esté en el hospital. “Vendremos y le ayudaremos con la técnica o con cómo extraer la leche a mano. Algunos bebés tienen que aprender a coordinar su succión”, dice Gigato. “Estamos ahí para ayudarle”.
  • Tenga en cuenta que su producción de leche puede tardar varios días en llegar por completo, pero el bebé recibe los nutrientes del calostro, la primera fase de la leche materna que producen los senos de la madre.
  • Intente descansar cuando su bebé descanse. Esto ayudará a la producción de leche y a la recuperación. Y hable con su asesora de lactancia sobre cuándo, o si, debe despertar a su bebé para amamantarlo.

Circunstancias especiales o problemas de salud

Las circunstancias especiales requieren medidas especiales. Si el bebé tiene que ir a la guardería o a la unidad de cuidados intensivos neonatales, o la madre tiene problemas de salud, podría haber un tiempo de separación. Los médicos, el personal de enfermería y las asesoras de lactancia de Baptist Health colaborarán estrechamente con usted para garantizar una alimentación adecuada. Las opciones se adaptan a cada persona. Pueden incluir cosas como sistemas de alimentación suplementaria, leche materna de donante y más.

“Es importante buscar ayuda cuanto antes si se experimenta dolor en los senos, congestión mamaria u otro problema. No hay necesidad de sufrir”, dice Sawicki. “Hay apoyo disponible a través de su obstetra, su pediatra, las asesoras de lactancia en el hospital y la comunidad”.

Los padres a menudo se preguntan si su bebé amamantado está comiendo lo suficiente. Los expertos dicen que hay que vigilar que los pañales estén bien mojados y sucios, comprobar que el bebé se agarra bien al pecho, escuchar el sonido de la deglución o el trago, y observar al bebé para ver si está saciado (o borracho de leche, como se dice). Cuando visite a su pediatra por primera vez después del parto, es una buena oportunidad para hablar del peso del bebé, de sus hábitos de alimentación, de cómo ajustarse a los períodos de crecimiento por venir y mucho más.

Y recuerde, las asesoras de lactancia dicen que debe pedir ayuda, ya sea alguien que le lleve comida o que venga a lavarle la ropa.

Además de South Miami Hospital y Boca Raton Regional Hospital, los hospitales de Baptist Health que ofrecen servicios de maternidad son Baptist Hospital, West Kendall Baptist Hospital, Homestead Hospital y Bethesda Hospital East. Para obtener más información sobre la lactancia materna.

Tags: , ,