Una maestra vuelve a una vida activa y sin dolor después de un reemplazo de rodilla asistido por brazo robótico

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

16 de March de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

María Ramos, maestra del sistema de escuelas públicas del Condado de Miami-Dade, había estado sufriendo de dolor en su rodilla derecha por algún tiempo, hasta el punto en que se dio cuenta de tenía que hacer algo al respecto para poder disfrutar del resto de su vida.

Fue entonces que encontró a Juan Carlos Suárez, M.D., cirujano ortopeda con Miami Orthopedics & Sports Medicine Institute, quien le habló acerca de los muchos beneficios de la cirugía asistida por brazo robótico para los reemplazos de rodilla.

“Fui a escucharle explicar el proceso”, recuerda Ramos, y pensé: ‘…voy a hacerlo’. Y fue lo mejor que me ha pasado en mi vida”.

El año pasado, Miami Orthopedics & Sports Medicine Institute se convirtió en la primera institución en el Condado de Miami-Dade en invertir en la tecnología Mako de Cirugía Asistida por Brazo Robótico, fabricada por Stryker. Mako también ayuda a los cirujanos a realizar reemplazos de rodilla parciales y totales con mejor precisión. Para los pacientes, eso significa preservar los tejidos blandos, salvar el tejido óseo saludable y lograr recuperaciones más rápidas.

“Ramos había probado muchas opciones de tratamiento conservadoras como las inyecciones y la fisioterapia”, dice el Dr. Suárez. “Ella estaba tomando antiinflamatorios sin receta durante varios años y a pesar de todo eso, aún tenía dolores incapacitantes en la rodilla”.

El Dr. Suárez explica que para Ramos y los demás pacientes, la cirugía de rodilla asistida por brazo robótico tiene muchas ventajas, incluyendo mejor precisión.

“Y al proporcionar esa precisión, se puede personalizar la cirugía mucho más fácil y más exactamente”, explica él. “Es una gran herramienta para hacer la cirugía porque ofrece ese nivel más avanzado de precisión que no tenemos con nuestros instrumentos típicos y con el ojo humano. Cuando podemos hacerlo robóticamente, añadimos otro nivel de perfección a la cirugía”.

Ramos es una gran defensora de esta cirugía avanzada de la rodilla. Ella dice que su único lamento es no haber encontrado al Dr. Suárez y a su equipo antes.

“Quiero decirle a todos los que estén pensando en eso, que dejen de pensar y que lo hagan”, dice ella. “No se van a arrepentir”.

Ramos dice que está disfrutando plenamente de la vida nuevamente porque puede resumir todas las actividades físicamente difíciles que tuvo que dejar debido a sus dolores de rodilla.

“Mi vida está completa”, dice ella. “Puedo caminar; puedo correr, puedo nadar, puedo patinar en hielo; puedo montar bicicleta. Puedo hacer de todo. Y lo mejor de todo es que no tengo dolor. ¡No tengo dolor!”

Tags: