Una madre expresa su sincero agradecimiento al equipo de cuidados neonatales de su hija en South Miami Hospital

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

8 de June de 2020


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Doscientos sesenta y un días. Ese fue el tiempo que Lori Livingston estuvo ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales de South Miami Hospital luego de haber nacido a las 24 semanas de gestación. El largo camino se hizo aún más difícil cuando la bebita prematura necesitó una traqueotomía para ayudarla a respirar.

Ocho meses más tarde, la bebé fue dada de alta para terminar su tratamiento en casa. Su agradecida mamá, Shakeema Smiley, escribió una emotiva carta (vea el texto completo abajo) a la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (NICU por sus siglas en inglés) de South Miami Hospital, expresando su profundo agradecimiento al equipo que se hizo cargo de Lori.

Michelle Bernardo, la enfermera primaria de Lori, dijo que cuidar a Lori la convirtió en una mejor profesional  y que no cambiaría por nada todo el estrés, las malas noches y las lágrimas. “Aún la extraño todos los días cuando vengo a trabajar”, dice Bernardo. “Estoy tan orgullosa de su familia y del tiempo que se tomaron y de todo el miedo que sintieron…lograron llevarse a Lori a casa donde ella está floreciendo”.

La enfermera dice que agradece los sentimientos de la Sra. Smiley hacia ella. “Estoy agradecida de haber podido cuidarla y de haber podido conocer a esta familia. Así que somos familia para toda la vida”.

Esta es la carta escrita por Shakeema Smiley:

Saludos,

Soy la orgullosa mamá de una bebita prematura que recibió atención en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales de South Miami Hospital. Mi hija Lori Livingston fue transferida a South Miami Hospital de otro hospital luego de que su condición se puso crónica. Ella nació a las 24 semanas de gestación. Mi familia y yo teníamos mucho miedo. No estábamos seguros si ella tendría la fuerza suficiente para sobrevivir. No teníamos idea de cuán largo sería nuestro camino en la NICU. No sabíamos que la NICU se convertiría en nuestro segundo hogar. Tampoco teníamos idea de cómo dependeríamos tan desesperadamente de las enfermeras y los médicos para salvarle la vida a nuestra hija. El personal se convirtió en nuestra familia.

Lori pasó 261 días en la NICU. El camino fue largo y difícil, pero ella tuvo una enfermera primaria muy especial que se reusó a darse por vencida con Lori. Ella celebró cuando las cosas iban bien y lloró cuando Lori tuvo días difíciles. Ella verdaderamente quería que Lori triunfara. Sin embargo, los pulmones de Lori aún estaban bastante crónicos, meses después de su nacimiento y nos dijeron en diciembre del 2019 que ella necesitaría una traqueotomía. Como madre, me sentí destruida. No me podía imaginar cómo la vida cambiaría para mi familia con una hija discapacitada. La enfermera de Lori también tenía miedo. Ella no había trabajado con niños con traqueotomías y no sabía lo que traería el futuro para Lori después de su traqueotomía. Pero la enfermera primaria de Lori no se sintió desalentada. Ella se tomó el tiempo para educarse acerca de los niños con traqueotomías y aprendió más a través del entrenamiento con sus colegas.

Con su espíritu valiente, ella me ayudó mucho como mamá. Aprendí a apreciar como Lori puede respirar mejor con la traqueotomía. Después de mí, la enfermera primaria de Lori fue su mejor defensora y nunca la olvidaré por eso. Pueden preguntarse, ¿quién es esta enfermera? La enfermera primaria de Lori fue Michelle Bernardo. Ella es maravillosa y mi familia y yo le estamos eternamente agradecidos por su arduo trabajo y su dedicación a nuestra hija. No se cómo hubiera sido esta experiencia sin una enfermera como ella porque es muy raro que alguien venga y que voluntariamente sea la enfermera primaria de la niña con la condición más crónica en la NICU, pero ella lo hizo. Ella escogió a Lori durante sus peores días y no tengo palabras suficientes para agradecerle.

Michelle es una enfermera muy especial para Lori pero tampoco quiero olvidarme de mencionar a otras enfermeras especiales que también ayudaron a Lori. Lori fue bendecida con un equipo ideal, el cual consistió de Alyssa, Ellen, Mary Lou, Meagan, y Alexa. Queremos que sepan cuánto apreciamos el trabajo de estas mujeres. Por favor reconozcan su excepcional trabajo de parte de mi familia porque son una verdaderamente gran representación de lo que la gente debe saber y ver cuando llegan a la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales de South Miami Hospital. Los amamos a todos y les deseamos todo lo mejor.

Gracias de corazón, Shakeema Smiley.

Tags: ,


There are no comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *