Una familia de Tampa da a luz a su bebé en el hospital de campo de los Cayos durante sus vacaciones

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

10 de abril de 2018


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Un relajante viaje a los Cayos era como una pareja de Tampa que estaba esperando su primer bebé planeaba pasar el último fin de semana de marzo. En vez, sus vacaciones antes de la llegada de su bebé se convirtieron en el nacimiento sorpresa de su hija el domingo de Pascua en Fishermen’s Community Hospital.

Jessica Hammond, de 27 años tenía 33 semanas de embarazo cuando comenzó a sentir contracciones y dolor después de cenar. Ella y su esposo Austin, de 28 años que estaban a mitad de sus vacaciones en Marathon, FL, más de 100 millas a distancia de un hospital con servicios completos de maternidad, fueron a Fishermen’s Community Hospital para un chequeo. Ubicado en un hospital de campo temporero luego de que los daños del Huracán Irma dejaran al edificio principal cerrado, los enfermeros y los médicos frente a la entrada de emergencia del hospital invitaron a entrar a la pareja.

“Fue algo un poco confuso al principio, pero yo sabía que, si me había puesto de parto prematuro, quería que lo detuvieran”, dijo la Sra. Hammond. “Entonces el médico le hizo un examen y encontró que tenía entre 5 y 6 centímetros de dilatación y que la cabeza de la bebé estaba en el canal de parto. Nos dijo que íbamos a tener a la bebé ahora mismo”.

El padre, Austin Hammond, estaba tan sorprendido como su esposa.

“Dentro de un período de 40 minutos de haber llegado al hospital teníamos una bebé”, dijo él. Era el día de los inocentes “April Fools Day” y domingo de Pascua”.

El personal de Fishermen’s Community Hospital realizó el parto

Coral Lynn Hammond nació a las 3:42 a.m. el domingo 1ro de abril. Prematura por siete semanas, ella pesó 3 libras con 12 onzas y midió 17 pulgadas de largo. Fishermen’s Hospital coordinó rápidamente con sus colegas de su hospital hermano de South Miami para transportar a la bebita a la unidad neonatal de cuidados intensivos (NICU por sus siglas en inglés) del mismo.

“Fue algo increíble como el médico y los enfermeros pudieron coordinar un transporte especial al NICU por ambulancia. Llegaron juntos a la sala de emergencia de South Miami y entraron a la bebita con su mamá”, dijo Austin, quien fue en la ambulancia con su esposa. “Aunque no podíamos estar con ella (Baby Coral) en el transporte, hicieron lo mejor posible y nos mantuvieron cerca de ella en una caravana”.

Baby Coral está bien según Elaine Matias, R.N., enfermera administradora auxiliar del NICU de South Miami Hospital. “Está comiendo bien y creciendo como esperamos para una bebé prematura de su tamaño”, dijo Matias. “Con todo el apoyo que está recibiendo, ella podrá reunirse con su familia en casa muy pronto”.

Manteniendo a las familias conectadas con los bebés en le NICU de South Miami Hospital

Y aunque los Hammonds están en otra cuidad con su recién nacida, ya le han presentado a Baby Coral a sus familiares en casa. Un sistema especial de videocámaras llamado NicView, le permitió al abuelito de Coral conocerla a poco tiempo de haber nacido. Con una contraseña y una conexión WiFi o de Internet, las 62 videocámaras en el Center for Women & Infants de South Miami Hospital le permiten a los padres y familiares de los bebés en el NICU ver a sus recién nacidos remotamente las 24 horas.

“No tenemos palabras para describir lo fabuloso que fue todo el personal de la sala de emergencia de Fishermen’s Hospital. El médico y los enfermeros fueron maravillosos”, dijeron los Hammond. “Y nuestra experiencia en el NICU ha sido excelente”.

Este evento ayudó a la pareja a decidir el nombre de su bebita. Ellos miraron los cinco nombres principales en su recorrido hacia los Cayos y hablaron de ellos durante la cena la noche que fueron al hospital. Porque ella nació en los Cayos, ella misma escogió su propio nombre dijo la Sra. Hammond.

Las personas en los Cayos medianos que necesitan atención hospitalaria desde que el Huracán Irma de Categoría 4 pasó por el área el pasado otoño han sido tratados en un hospital de campo temporero que fue organizado a pasos del edificio original de Fishermen’s Community Hospital. Su organización matriz Baptist Health South Florida, pronto reemplazará el hospital de campo con una instalación modular de $3 millones de dólares hasta que sea construido un hospital de acceso crítico completamente nuevo. Se espera que el nuevo hospital abra en el 2019 a un costo de alrededor de $40 millones de dólares, incluyendo $15 millones de dólares en apoyo filantrópico que será recaudado por la Baptist Health Foundation.

“Creemos firmemente que para tener una comunidad activa, es importante tener una buena atención de salud”, dijo Rick Freeburg, CEO de Fishermen’s y de Mariners Hospitals. Esta comunidad necesita un hospital y estamos comprometidos a proporcionárselo”.

Los Hammond no pueden estar más de acuerdo.

“Estamos tan agradecidos porque el próximo hospital quedaba a 45 minutos de distancia”, dijeron ellos. “Es verdaderamente una bendición que el hospital estuviera abierto y que pudieron atendernos”.