Una asombrosa recuperación: Él superó un coma de 3 meses, la COVID-19, múltiples infartos cerebrales y una craneotomía

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

31 de January de 2022


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Jose Morejón, de 44 años, ha vencido tantas probabilidades que haría falta una hoja de cálculo para llevar la cuenta. Estuvo en coma durante meses, mientras sufría sepsis, COVID-19 y varios infartos cerebrales bilaterales (en ambos lados del cerebro), uno de los cuales causó una hemorragia e inflamación cerebral.

Que un solo individuo sufra derrames cerebrales bilaterales es muy raro y potencialmente mortal. La sepsis es una infección bacteriana del torrente sanguíneo que puede provocar daños en los tejidos, fallos orgánicos y la muerte.

“Estuve en coma durante tres meses”, recuerda el Sr. Morejón. “Cuando me desperté, no podía hablar. Esta mano, no podía moverla del todo”.

Se sometió a un tratamiento extensivo y a una intervención quirúrgica en Miami Neuroscience Institute, que forma parte de Baptist Health, durante la cual le removieron una parte del cráneo para aliviar la presión de la hinchazón. El Sr. Morejón, que se siente extremadamente agradecido, puede hablar ahora de su notable recuperación, que comenzó en septiembre del 2020, cuando estaba en coma y fue trasladado al Instituto en Baptist Hospital.


Su equipo en el Instituto fue dirigido por la neurocirujana Jobyna Whiting, M.D., directora de cirugía degenerativa de la columna vertebral de Miami Neuroscience Institute.

“(El Sr. Morejón) estaba en coma y sufría una inflamación cerebral causada por los infartos cerebrales”, recuerda la Dra. Whiting. “En aquel momento estábamos empezando a comprender que la COVID aumentaba la probabilidad de que las personas sufrieran infartos cerebrales. Y estábamos viendo infartos cerebrales en personas jóvenes con COVID, donde normalmente no esperaríamos ver un infarto cerebral.”

Y añade la doctora: “Ahora, tenía un coágulo de sangre dentro de esta zona de inflamación y éste estaba empezando a presionar contra el cerebro, y podíamos verlo en su presión arterial y en su ritmo cardíaco”.

Un gran derrame cerebral en el lado derecho del cerebro del Sr. Morejón provocó una “transformación hemorrágica”, es decir, una hemorragia en el cerebro que resulta en un coágulo de sangre e inflamación. Esta complicación por sí sola puede empeorar significativamente el pronóstico de una víctima de un infarto cerebral.

La única solución posible a la nefasta serie de acontecimientos médicos del Sr. Morejón era una hemicraniectomía, una intervención quirúrgica riesgosa en la que se remueve un pedazo grande del cráneo, lo que permite que haya suficiente espacio para que el cerebro inflamado se abulte y se reduzca la presión intracraneal. El procedimiento puede tener muchas complicaciones graves.

La Dra. Whiting forma parte de un equipo multidisciplinar del Instituto que trata a un pequeño grupo de pacientes que han “sufrido un infarto cerebral completo”, como en el caso del Sr. Morejón. “A veces intervenimos en la descompresión del cráneo para permitir que la zona del cerebro que ya ha sido dañada por el ictus se inflame sin dañar la parte buena del cerebro que todavía está ahí”.

Durante una hemicraniectomía, “a veces removemos hasta casi la mitad del cráneo porque eso permite que ese tejido infartado o muerto que ya ha sufrido un infarto cerebral por debajo se inflame hacia afuera mientras pasa por su fase de inflamación, en lugar de inflamarse hacia adentro y presionar el resto del cerebro que aún está bien.”

Ambos, el Sr. Morejón y su esposa, Lorena Ulloa, están muy agradecidos a la Dra. Whiting y a su equipo. Ellos están conscientes de grave que parecía su panorama antes de la hemicraniectomía.

“Gracias, Dra. Whiting”, dice la esposa del paciente. “Aprecio mucho lo que ha hecho por José. Le agradezco lo que ha hecho por nosotros y por nuestra familia”.

La Dra. Whiting admite que algunos médicos podrían haber considerado que el Sr. Morejón “estaba demasiado grave para salvarse”. Y que escuchar el agradecimiento de la pareja es “realmente algo muy conmovedor para mí”.

“Uno no quiere, como cirujano, operar inútilmente, y no quiere hacer pasar a los pacientes por algo que no cree que pueda ayudarles”, añade. “Pero ver esto, oír esto , me recuerda que tenemos que ser muy cuidadosos a la hora de tomar esas decisiones. Y tenemos que recordar que hay personas que realmente tienen una vida por delante que vale la pena salvar.”

Tags: , ,