Un robot ayuda en procedimientos mínimamente invasivos para el cáncer

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

4 de noviembre de 2015


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Luchar contra el cáncer con la ayuda de un robot puede sonar como un cuento de ciencia ficción. Pero es de hecho, parte de algunos de los revolucionarios tratamientos mínimamente invasivos que están realizando los especialistas de Baptist Health – inclusive antes de que se termine la construcción de las nuevas instalaciones de $430 millones de dólares del Miami Cancer Institute en el recinto de Baptist Hospital.

El radiólogo intervencionista Ripal Gandhi, M.D., recientemente realizó una de las primeras radioembolizaciones robóticas en el mundo para el cáncer primario del hígado en el Miami Cardiac & Vascular Institute, el cual también está a punto de completar un proyecto de expansión de $100 millones de dólares en el recinto de Baptist Hospital. (En el 2002, los médicos del Instituto fueron los primeros en el mundo en utilizar el catéter robótico en la embolización de un tumor, un procedimiento que corta el flujo se sangre al tumor.)

Procedimientos robóticos pioneros para el cáncer

Estos procedimientos robóticos pioneros para el cáncer son parte de la creciente rama de la oncología intervencionista, la cual combina los conocimientos de especialistas de cáncer, oncólogos de radioterapia, cirujanos y radiólogos intervencionistas para darle a los pacientes los beneficios de una atención sofisticada y multidisciplinaria. A menudo los tratamientos son una opción para mejorar la supervivencia y extender la calidad de vida para personas con cáncer inoperable o cáncer en etapa cuatro que se ha regado a otros órganos. En otros casos, los tratamientos pueden ser curativos.

El Miami Cardiac & Vascular Institute es uno de menos de 10 centros en los Estados Unidos equipados con el Sistema Robótico Magellan para procedimientos endovasculares – aquellos que utilizan catéteres guiados por imágenes que viajan a través de los vasos sanguíneos para diagnosticar y tratar aneurismas, derrames cerebrales, problemas cardiacos, cáncer y otras condiciones.

Además de la estrategia intervencionista, el Baptist Health Center for Robotic Surgery utiliza el sistema da Vinci en uno de los más robustos programas de cirugía robótica del país. Los instrumentos robóticos son insertados mediante varias pequeñas incisiones, creando un método mínimamente invasivo para el cáncer que puede ser tratado y a menudo curado con cirugía. La cirugía robótica, que tiene una recuperación más rápida y menos complicaciones, es una buena opción para los cánceres ginecológicos, de la próstata, del pulmón, colorrectales, del riñón y de la garganta.

Porque la tecnología es altamente especializada, los pacientes a veces viajan de fuera del Sur de la Florida para este tipo de atención. El paciente de cáncer de hígado del Dr. Gandhi, por ejemplo, vive en Luisiana. El Dr. Gandhi había estado tratando a este señor de 80 años por alrededor de 2 años con procedimientos de oncología intervencionista cuando el cáncer volvió a recurrir en el hígado.

El uso del robot requiere una gran eficiencia técnica. Sentado en una estación remota, el médico controla los delicados movimientos del catéter dentro del vaso sanguíneo. “Yo he utilizado el catéter robótico en otras aplicaciones y me sentí seguro de que iba a funcionar muy bien para este procedimiento”, dijo el Dr. Gandhi. “Al paciente le encantó”.

La radioembolización es un tratamiento enfocado para el cáncer inoperable del hígado que combina la radioterapia con la embolización. Este procedimiento de mínima invasión requiere una pequeña incisión para insertar el catéter robótico dentro de una arteria en la ingle del paciente. Después de guiar el catéter robótico delicadamente desde la ingle hasta el hígado, el Dr. Gandhi inyectó millones de cuentecitas microscópicas dentro del tumor del paciente a través de la arteria del hígado, además efectivamente cortando el flujo de sangre al tumor.

‘El Robot nos deja ser creativos’

El catéter robótico está diseñado para permitir mayor precisión, control, estabilidad y flexibilidad que la mano por si sola. “El robot nos deja ser creativos”, dijo el Dr. Gandhi. Quien sirve como profesor auxiliar en la facultad de medicina Herbert Wertheim de Florida International University. “Se puede ajustar el catéter robótico a cualquier ángulo y en cualquier proyección, lo cual es una gran ventaja. Esta tecnología ofrece el potencial de hacer algunos procedimientos intervencionistas más precisos y seguros”.

Situados en la estación de trabajo, el médico y el equipo médico pasan menos tiempo en el campo de radiación junto al paciente, donde deben ponerse chaquetas pesadas de plomo. La cómoda y ergonómica estación de trabajo también reduce la fatiga del médico durante los procedimientos difíciles.

El Dr. Gandhi entrena a otros médicos en procedimientos intervencionistas y escribe acerca de la especialidad para las revistas médicas. Él ha utilizado el robot en varios otros tipos de procedimientos intervencionistas para el cáncer incluyendo la quimioembolización – inyectar fármacos de quimioterapia directamente dentro de un tumor por vía del vaso sanguíneo que lo alimenta.

“No he tenido ninguna complicación relacionada con los procedimientos robóticos”, dijo él.

El paciente de cáncer de hígado de Luisiana tuvo una rápida recuperación de su tratamiento de radioembolización, el cual es otro de los beneficios del procedimiento de mínima invasión, dijo el Dr. Gandhi. Él podrá someterse a más procedimientos intervencionistas cuando sea necesario.

“Ya hemos superado todos los pronósticos”, dijo el Dr. Gandhi.

Etiquetas: , ,


There are no comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *