Un reemplazo total de cadera restablece la calidad de vida de un paciente

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

6 de July de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Jean-François (John) Desnoyers sufrió de un debilitante dolor de cadera por más de 10 años antes de realizarse un procedimiento que le ha permitido volver a hacer las cosas que ama. Gracias a una artroplastia total de la cadera realizada por Alexander Gaukhman, M.D., cirujano ortopeda con Baptist Health Orthopedics & Sports Medicine, el Sr. Desnoyers ahora puede caminar, correr, montar bicicleta, jugar golf y tenis y dormir profundamente – sin dolor.

“A través de los años, me tomaba descansos de mis actividades y buscaba tratamiento por parte de terapeutas físicos, quiroprácticos, especialistas ortopédicos y expertos en estiramiento, pero nada de lo que hacía me aliviaba las fuertes olas de dolor”, recuerda el Sr. Desnoyers. “La incomodidad era tan grande que tenía que dormir en una silla de cero gravedad y tenía que buscar maneras creativas para atarme los zapatos”.


Jean-François (John) Desnoyers

El Sr. Desnoyers fue diagnosticado con osteoartritis avanzada causada por el desgaste a largo plazo de la articulación de su cadera. Para aliviar su dolor y mejorar su función, el Dr. Gaukhman realizó un reemplazo total de la cadera usando un enfoque anterior. Este procedimiento mínimamente invasivo resulta en menos trauma a los músculos, menos dolor, una estadía más corta en el hospital, una recuperación más rápida y mejor función a largo plazo, dice el Dr. Gaukhman.

“La cirugía de reemplazo total de cadera se ha visto revolucionada en los últimos 20 años”, explicó el Dr. Gaukhman. “Años atrás, el paciente tenía que quedarse en el hospital durante una semana después de su procedimiento. Hoy en día implementamos un modelo de paciente saludable que permite a los pacientes ser dados de alta el mismo día de su procedimiento o al día siguiente”.

Los elementos específicos del protocolo de rehabilitación rápida incluyen educación preoperatoria para el paciente, analgesia preventiva, rehabilitación postoperatoria y técnicas e instrumentación avanzadas de cirugía”, explica el Dr. Gaukhman. “El uso de los robots y las computadoras me permite colocar los componentes con precisión dentro de la cadera para optimizar la recuperación y el movimiento del paciente”, añadió él.

Luego de comenzar su fisioterapia en el hospital y de aprender cómo manejar las escaleras y subirse y bajarse de cama, silla y auto, el Sr. Desnoyers regresó a su casa el día después de su procedimiento. Determinado a tener los mejores resultados posibles, él inmediatamente comenzó a caminar y dos semanas después de su cirugía comenzó a montar una bicicleta estacionaria. “Use un andador durante los primeros tres días y luego un bastón para apoyarme por varias semanas. Luego de cuatro semanas me dieron permiso para volver al trabajo y después de seis semanas, pude volver a jugar golf y tenis”, recuerda el Dr. Desnoyers, que trabaja como ingeniero.

El Sr. Desnoyers tiene planes de competir una vez más en mini triatlones, como lo hacía antes que su osteoartritis le hiciera demasiado doloroso el entrenamiento. El Dr. Gaukhman dice que el pronóstico del Sr. Desnoyers es excelente y que no hay nada que pueda detenerlo. “Es sumamente gratificante ver el impacto positivo que ha tenido este procedimiento en su calidad de vida”, dijo el Dr. Gaukhman.

Ambos el Sr. Desnoyers y el Dr. Gaukhman aconsejan a las personas a que consulten con un especialista ortopédico cuando experimenten cualquier dolor crónico, el cual puede ser debilitante tanto física como mentalmente. “No esperen. Obtengan un diagnóstico adecuado para que puedan comenzar un plan de tratamiento individualizado que alivie su dolor y mejore su estilo de vida”, aconsejó el Dr. Gaukhman. “Hay opciones innovadoras, tanto no quirúrgicas como quirúrgicas, para tratar la osteoartritis”.

Tags: ,