Un procedimiento ambulatorio puede aliviar al instante el dolor de espalda crónico debido a una fractura de compresión

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

20 de January de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Cada año en los Estados Unidos, aproximadamente 1.5 millones de personas son diagnosticadas con fracturas de compresión de la columna, una condición dolorosa que puede limitar severamente la movilidad y la calidad de vida de una persona. Estas fracturas también explican por qué la abuelita parece estar encogiéndose a medida que envejece, explica un neurocirujano de Baptist Health South Florida.

Justin Sporrer, M.D., neurocirujano en Miami Neuroscience Institute

“Cada una de las vértebras de la columna es más o menos cilíndrica, y cada una está apilada arriba de la otra”, dice Justin Sporrer, M.D., neurocirujano en Miami Neuroscience Institute, quien se especializa en neurocirugía general, neurocirugía funcional y estimulación profunda del cerebro para trastornos de movimiento. “Ahora imaginen empujar una lata de refresco hacia abajo con algo de fuerza. Aún mantiene su forma cilíndrica pero pierde altura. Eso es lo que ocurre en sus vertebras con las fracturas de compresión”. Él señala que con el tiempo se pueden perder entre dos y tres milímetros de la columna en cada una de sus vértebras, y ese es el por qué resulta que la abuela sí se ha encogido a medida que pasa el tiempo.

¿Qué causa las fracturas de compresión?

Las fracturas de compresión pueden resultar de una variedad de causas, según el Dr. Sporrer, incluyendo las caídas, levantar objetos pesados, sentarse duro en una silla y otras actividades rutinarias. Los deportes, especialmente el esquí en declive, donde la columna absorbe mucho del impacto y las caídas son muy comunes, también pueden ser la causa.

Una de las causas principales de las fracturas de compresión, según el Dr. Sporrer, es algo mucho menos obvio – la osteoporosis (los huesos porosos), una enfermedad que ocurre cuando el cuerpo pierde demasiado hueso, produce muy poco hueso, o ambos. Para las personas con osteoporosis, los huesos se les ponen débiles y pueden romperse por causa de una caída, o en casos más serios, por causa de algo tan inocuo como un estornudo o un golpe menor. Incluso levantar un objeto ligero puede causar una fractura de compresión, añade él.

¿Por qué las mujeres mayores están en riesgo para las fracturas de compresión?

 “La osteoporosis es el factor de riesgo número uno para las fracturas de compresión”, dice el Dr. Sporrer. “Nuestros cuerpos están fabricando hueso incluso en la década de los veinte pero a medida que envejecemos, comenzamos a perder nuestra densidad ósea”. Esa es la razón por la cual las personas mayores – especialmente las mujeres – están particularmente en riesgo, añade él. “Alrededor de un cuarto de todas las mujeres postmenopáusicas sufrirán de una fractura de compresión durante sus vidas”.

Una idea errónea bastante común es que podemos aumentar nuestra densidad ósea simplemente tomando suplementos de calcio diariamente. “Desafortunadamente no es tan fácil”, dice el Dr. Sporrer. “Si los sistemas de fabricación de hueso de su cuerpo están comprometidos, un suplemento de calcio no le va a ayudar. Sus vértebras seguirán comprimiéndose y las terminaciones nerviosas alrededor de la parte exterior del hueso, o el periostio, se ponen sensibles a cualquier tipo de estiramiento. Es entonces que surge el dolor con las fracturas de compresión.

¿Cómo puede saber una persona si tiene una fractura de compresión?

El Dr. Sporrer dice que tales fracturas casi siempre vienen acompañadas por el inicio súbito de un dolor de espalda agudo, a menudo como resultado de una caída. Es sello distintivo es si el dolor desaparece cuando usted se acuesta en la cama. Si el dolor regresa en cuanto usted se vuelve a mover, es más probable que no sea un dolor muscular y que en vez usted haya sufrido una fractura de compresión”, señala él. Los dolores musculares van a seguir doliendo, aunque usted esté acostado en la cama”.

El Dr. Sporrer aconseja que las mujeres postmenopáusicas se hagan un escán de densidad ósea, el cual determinará si hay alguna osteoporosis. “Y si usted sufre el inicio súbito de dolor de espalda después de una caída, chequéese lo antes posible”, dice él. “Las fracturas de compresión que se dejan sin tratamiento nunca mejoran con el tiempo – solo se convierten en más dolorosas y ponen más y más límites en su movilidad y en su calidad de vida”.

¿Se puede reparar una fractura de compresión?

La respuesta es sí, según el Dr. Sporrer, quien emplea una técnica quirúrgica llamada cifoplastia para reparar las fracturas de compresión, aliviar el dolor y mejorar la movilidad cuando otras medidas no pueden ofrecer alivio.

“Con la cifoplastia, estamos tratando de hacer dos cosas: restablecer la altura del hueso y luego fortalecer el hueso al cementarlo en su lugar y llenando cualquier espacio vacío o líneas de fractura”, dice él, añadiendo que el procedimiento tiene mejores probabilidades de ser exitoso dentro de los primeros dos meses de un diagnóstico de fractura.

¿Cómo funciona la cifoplastia?

La cifoplastia es un procedimiento ambulatorio y mínimamente invasivo que se realiza bajo anestesia local y con sedación ligera. Se utilizan dos tipos de máquinas de rayos x para localizar la ubicación exacta de la fractura y para guiar al cirujano quien, usando una aguja, inserta un pequeño balón desinflado en la vértebra fracturada.

“Una vez insertado, inflamos el balón, el cual restablece la altura de la vértebra y también empuja cualquier fragmento de hueso suelto hacia los bordes”, dice el Dr. Sporrer. “Entonces desinflamos y sacamos el balón e inyectamos un cemento de plástico de grado médico que se seca rápidamente dentro del hueso, unas cuantas gotas a la vez”. El cemento se endurece rápidamente en la presencia del calor del cuerpo, dice él, y una vez se seca después de varios minutos, puede aguantar una presión tan alta como 400 libras por pulgada cuadrada.

¿Cómo es la recuperación después de una cifoplastia?

El procedimiento toma unos 15 minutos, según el Dr. Sporrer, quien lo ha empleado para tratar con éxito a más de 500 pacientes con fracturas de compresión desde ligeras a severas. Con la cifoplastia, no hay estadía en el hospital, no hay fisioterapia, no hay tiempo de recuperación, ni hay suturas y usted se puede parar al día siguiente”, dice él. Además añade que hay una excelente probabilidad de que usted podrá vivir una vida sin dolor después del procedimiento. “Aquí en Miami Neuroscience Institute, típicamente vemos un alivio significativo del dolor en aproximadamente un 80 por ciento de nuestros pacientes”.

Tags: , ,