Un panel estadounidense urge el uso de estatinas para reducir el colesterol para algunos adultos entre 40 y 75 años

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

23 de December de 2015


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Por primera vez, la U.S. Preventive Services Task Force ha emitido una recomendación acerca del uso de los medicamentos para reducir el colesterol conocidos como “estatinas”, enfatizando que los adultos tan jóvenes como en los 40 – sin historia previa de ataque cardiaco o derrame cerebral – pueden beneficiarse de dosis entre bajas y moderadas.

El grupo de tareas dijo que los medicamentos serán de mayor beneficio para las personas con un riesgo de un 10 por ciento para un ataque cardiaco o un derrame cerebral en los próximos 10 años. Inclusive algunos individuos con un riesgo tan bajo como un 7.5 por ciento deben comenzar a tomar estos medicamentos, dependiendo de sus diagnósticos individuales. Los factores de riesgo para la enfermedad cardiaca incluyen el colesterol alto, la presión alta, la diabetes o el tabaquismo. El riesgo de 10 años es calculado usando estos y otros factores, tales como el sexo y la historia familiar.

Las recomendaciones del panel incitan un nuevo debate acerca del uso de las estatinas, las cuales generalmente reducen los niveles de colesterol por alrededor de un 25 a un 35 por ciento. Sin embargo, las estatinas han sido recomendadas por mucho tiempo para personas que ya tienen la enfermedad cardiaca. La pregunta mayor que los médicos deben abordar es si las estatinas deben ser utilizadas para prevenir la enfermedad cardiaca en primer lugar, y si los cambios de estilo de vida – incluyendo una dieta más saludable, el ejercicio regular y el manejo del peso – son suficientes para prevenir la enfermedad cardiaca.

“Las personas que no tienen señales, síntomas, ni historial de enfermedad cardiovascular aun pueden estar en riesgo para un ataque cardiaco o para un derrame cerebral. Afortunadamente, para ciertas personas en mayor riesgo, las estatinas pueden ser muy efectivas para prevenir estos eventos”, afirmo el miembro del grupo de tareas Douglas K. Owens, M.D., en un comunicado.

El grupo de tareas dice que los médicos pueden elegir ofrecer “una estatina de dosis baja a moderada” a ciertos pacientes sin un historial de enfermedad cardiaca cuando se cumplen todos los siguientes criterios:

  • Tienen entre 40 y 75 años de edad.
  • Tienen uno o más factores de riesgo para la enfermedad cardiaca (ejemplo: colesterol alto, diabetes, hipertensión, o tabaquismo).
  • Tienen un riesgo calculado de 10 años de un evento cardiovascular de un 7.5 por ciento a un 10 por ciento.

El grupo de tareas es un panel voluntario independiente de expertos nacionales en medicina preventiva y basada en la evidencia. La recomendación está en forma de bosquejo y será finalizada después de un período de comentario público. Los comentarios pueden ser sometidos hasta el 25 de enero en el sitio de internet del cuerpo de tareas.

Las recomendaciones del cuerpo de tareas están basadas en el análisis de datos existentes de 18 ensayos aleatorios controlados. Estos ensayos compararon el uso de las estatinas entre las personas sin ataques cardiacos ni derrames cerebrales previos tomando píldoras de placebo o no tomando nada del todo.

“Pero no se trata solamente del colesterol”, recalca Jonathan Fialkow, M.D., director médico de cardiología clínica en el Miami Cardiac & Vascular Institute . “Existe mucho más cuando se trata de la salud de una persona, incluyendo la obesidad, la diabetes y la historia familiar. Estas directrices están menos enfocadas en los niveles de colesterol antes y después del tratamiento”.

El grupo de tareas también dice que “todos los adultos pueden reducir su riesgo para la enfermedad cardiovascular al no fumar, consumiendo una dieta saludable, participando en actividades físicas y limitando el uso del alcohol”.

Muchos médicos cuestionan si los efectos secundarios de las estatinas – incluyendo un mayor riesgo para la diabetes – valen la pena para los pacientes con menos riesgo. Sin embargo las recomendaciones son similares a las nuevas directrices publicadas en el 2013 por la American Heart Association (AHA) y el American College of Cardiology.

Las directrices para el 2013 para prevenir la enfermedad cardiaca y los derrames cerebrales también se enfocan en la obesidad, la diabetes y en otros factores de riesgo, mientras que no se enfocan solamente o demasiado en los niveles de colesterol. Medir el colesterol aun sigue siendo un componente vital. Las directrices efectivamente ampliaron la fórmula para evaluar a quién tiene que tomar estatinas. El resultado final previsto: Más personas que necesitan estatinas las recibirán”. Las directrices actualizadas tratan a la obesidad como una enfermedad y proporcionan otros recursos para tratar los factores de riesgo, tales como la diabetes y la presión alta.

“Nos estamos enfocando en las personas que están en mucho más alto riesgo para la enfermedad cardiaca o los derrames cerebrales en un punto más temprano en sus vidas”, dice el Dr. Fialkow. “El tratamiento más temprano aumenta las probabilidades de evitar problemas”.

El grupo de tareas encontró que la evidencia actual es “insuficiente para evaluar el equilibrio entre los beneficios y los daños del uso de las estatinas” para la prevención de la enfermedad cardiovascular en los adultos de 76 años y mayores.

Tags: , , , ,


There are no comments

Your email address will not be published.