Un mejor enfoque para la cirugía de bypass cardíaco: Menos dolor, menos riesgo y menos tiempo de recuperación

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

8 de February de 2022


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Enterarse que usted necesita una cirugía de bypass cardíaco puede ser inquietante. Afortunadamente, Miami Cardiac & Vascular Institute ofrece un enfoque mínimamente invasivo para este procedimiento, eliminando la necesidad de abrir el pecho o detener el corazón, y reduciendo en gran medida el dolor y el tiempo de recuperación.

Y aún mejor, el jefe de cirugía cardíaca del Instituto, Joseph McGinn Jr., M.D., es reconocido internacionalmente por ser el pionero de esta  cirugía de bypass arterial coronario mínimamente invasiva. Conocida como la Técnica McGinn, esta innovadora intervención se realiza actualmente de forma rutinaria en sólo unos cuantos hospitales estadounidenses, pero es probable que se convierta en el estándar de atención del futuro, afirma el Dr. McGinn.

“Esto es mucho mejor que la cirugía regular”, afirma él. “Con el tiempo, va a formar parte del repertorio de todos los cirujanos”.

Cuando se necesita cirugía de bypass

La cirugía de bypass coronario es un procedimiento utilizado para tratar el estrechamiento de las arterias que suministran oxígeno y nutrientes al corazón. Los cardiólogos pueden recomendar la cirugía de bypass si las arterias coronarias están tan estrechas u obstruidas que se corre un alto riesgo de sufrir un ataque cardíaco.


Joseph McGinn, Jr., jefe de cirugía cardíaca de Miami Cardiac & Vascular Institute.

Las investigaciones han demostrado que el método mínimamente invasivo es tan seguro y eficaz como el método tradicional, desarrollado en la década de los 1970. Sin embargo, es mucho menos traumático para los pacientes, ya que sólo requiere pequeñas incisiones entre las costillas. “Se evita el dolor, se evita la incapacidad, se evita la gran incisión en forma de zipper para separar el esternón”, explica el Dr. McGinn. “¿Por qué abrir el pecho y detener el corazón si no es algo necesario? Esa es la verdadera pregunta”.

Miami Cardiac & Vascular Institute, que forma parte de Baptist Health South Florida, ha estado a la vanguardia de la innovación desde su creación, con especial énfasis en los procedimientos mínimamente invasivos y en proporcionar a los pacientes acceso a la atención del mañana hoy. Esa es la razón principal por la que se atrajo aquí a un cirujano del calibre del Dr. McGinn, que hace avanzar la técnica y se la enseña a los cirujanos cardíacos de alrededor del mundo.

Evoluciona la ciencia

Desde que llegó a Miami Cardiac & Vascular Institute hace dos años, el Dr. McGinn ha seguido mejorando la técnica mínimamente invasiva. “Siempre se encuentran formas de hacerlo mejor”, explica. “Hemos hecho un par de avances importantes que lo han hecho un poco más fácil para los cirujanos, un poco más reproducible y un poco más rápido”.

En enero, el Dr. McGinn presentó actualizaciones a cirujanos cardíacos de todo el mundo en una reunión de la prestigiosa Sociedad de Cirujanos Torácicos. “Lo que mostré es totalmente nuevo: acabamos de empezar a hacer esta técnica en Miami Cardiac & Vascular Institute. Colocamos un gancho bajo el esternón y tiramos de él hacia arriba para tener más espacio en el interior, lo que mejora el acceso y crea espacio para hacer bypasses más rápidamente. Eso hace una gran diferencia”.

El Dr. McGinn también está trabajando en la investigación para apoyar el uso de arterias tomadas del pecho para el bypass en lugar de cosechar venas de la pierna del paciente, eliminando un aspecto muy doloroso de la cirugía de bypass tradicional. “Los pacientes se quejan más del dolor postoperatorio en la pierna que de las incisiones en el pecho”, dice el Dr. McGinn. “Con la ayuda de los ingenieros, estoy tratando de ver cómo podemos utilizar este enfoque totalmente arterial en más y más pacientes”.

¿Es el enfoque mínimamente invasivo para usted?

El Dr. McGinn, que ha realizado más de 2,000 procedimientos de este tipo, afirma que, salvo algunas excepciones, la mayoría de los pacientes son candidatos para el método mínimamente invasivo. De hecho, los pacientes a menudo lo buscan desde otros estados y países. “Muchos de los pacientes de hoy en día son expertos en Internet y buscan alternativas a la cirugía tradicional”, afirma.

El Dr. McGinn señala que los pacientes tienen derecho a buscar la atención que desean, incluso si su médico le refiere inicialmente a otro lugar. Debido a que la mayoría de las cirugías de bypass cardíaco siguen realizándose de forma tradicional, los pacientes deben buscar activamente la vía mínimamente invasiva si es lo que desean.

“La mayoría de los pacientes no saben de esto; simplemente van donde su médico les dice que vayan”, dice el Dr. McGinn. “En el Sur de Florida, hay muchas personas que se abren el pecho innecesariamente cada día”.

Cómo funciona

El enfoque tradicional de la cirugía de bypass puede ser agotador para los pacientes, que a menudo soportan un dolor considerable y un tiempo de recuperación de tres meses o más.

Luego de comprobar lo difícil que puede ser para los pacientes, el Dr. McGinn ideó un nuevo enfoque para evitarles parte de las molestias, la pérdida de sangre y el riesgo. En lugar de abrir el pecho, el Dr. McGinn accede a las arterias obstruidas a través de una pequeña incisión de dos a tres pulgadas entre las costillas. Después, utiliza un injerto de vaso sanguíneo saludable para crear una nueva ruta, o bypass, para que la sangre pueda fluir alrededor de la obstrucción y llegar al corazón.

“El concepto detrás de esta cirugía es que no rompemos ningún hueso ni cortamos ningún músculo, por lo que la integridad estructural del pecho permanece intacta”, explica el médico.

En la mayoría de las cirugías de bypass tradicionales se coloca a los pacientes en una máquina de cardiopulmonar para poder detener el corazón durante el procedimiento, pero el Dr. McGinn evita este paso. En su lugar, utiliza instrumentos especialmente diseñados para poder operar en el corazón latiente. “Cuando se detiene el corazón, siempre existe la posibilidad de dañar otros órganos, dañar los vasos sanguíneos, dañar los pulmones, los riñones e incluso el cerebro”.

Lo que usted debe saber

Los pacientes de edad avanzada y los que tienen comorbilidades deben entender sus opciones cuando se les aconseja someterse a una cirugía de bypass, dice el Dr. McGinn. “Ya casi no hay razón para abrir el pecho para esto”, dice el Dr. McGinn. “Eso añade otro nivel a su recuperación”.

Los pacientes a menudo se sorprenden al saber que pueden someterse a este complejo procedimiento con un enfoque mínimamente invasivo, incluso si requieren múltiples bypasses. El Dr. McGinn señala que realiza bypasses triples y cuádruples con este método de forma rutinaria.

“Este campo está evolucionando como cualquier otro campo de la medicina, porque nuestros conocimientos y equipos se están ampliando”, afirma él. “Mi objetivo final es que todos los cirujanos puedan hacer lo que yo estoy haciendo”.

Además de los buenos resultados que obtiene el Dr. McGinn con el enfoque mínimamente invasivo, le resulta especialmente gratificante lo que esto significa para la calidad de vida de los pacientes.

“La cirugía tradicional requiere tres meses de recuperación. A los pacientes se les dice que no podrán volver a trabajar, y para mucha gente eso es inaceptable”, dice él. “Yo les permito volver a trabajar una semana después del alta. Pueden levantar, conducir, jugar golf… pueden hacer lo que quieran sin miedo a hacerse ningún daño”.

Tags: , ,