Un medicamento para la diabetes puede tratar o revertir la insuficiencia cardiaca

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

8 de December de 2020


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Los investigadores han encontrado que las personas con insuficiencia cardiaca, una condición creciente y a veces mortal, demostraron grandes mejorías e incluso una reversión de la enfermedad después de ser tratados con el medicamento para la diabetes, empagliflozin.

La insuficiencia cardiaca ocurre cuando el corazón está demasiado débil para bombear sangre a través del cuerpo como normalmente lo hace. El corazón sigue trabajando, pero la necesidad de sangre y oxígeno del cuerpo no es satisfecha. De los más de seis millones de estadounidenses que viven con insuficiencia cardiaca, alrededor de un 10 por ciento tienen insuficiencia cardiaca avanzada.

Empagliflozin es el más reciente inhibidor de SGLT-2 en ser aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos de los EE.UU. (FDA por sus siglas en inglés), para el uso en personas con diabetes tipo 2. Los inhibidores de SGLT-2 representan una clase de medicamento recetado para el uso, junto con la dieta y el ejercicio, para reducir los niveles de azúcar en la sangre en adultos con diabetes tipo 2.

Alrededor de la mitad de los pacientes con insuficiencia cardiaca tienen lo que se conoce como “fracción de eyección reducida” (HFrEF por sus siglas en inglés). Esa fracción de eyección reducida ocurre cuando el ventrículo izquierdo del corazón no puede bombear la sangre eficazmente, reduciendo la cantidad de sangre que sale del ventrículo para circular por el cuerpo después de cada contracción.

Como parte del estudio recientemente publicado en la revista Journal of the American College of Cardiology, los investigadores dividieron a 84 participantes con insuficiencia cardiaca entre 18 y 85 años de edad en dos grupos. Un grupo recibió 10 milígramos (mg) de empagliflozin diariamente, y el otro grupo recibió un placebo. Luego de seis meses de haber recibido placebo o empagliflozin, los participantes completaron los mismos exámenes que se habían realizado al principio del estudio – un MRI cardiaco, una prueba de caminar de 6 minutos, y una prueba cardiopulmonar de ejercicio para determinar sus niveles de oxígeno.

“Este estudio añade a la literatura que demuestra los beneficios de este grupo de medicamentos, los inhibidores de SGLT-2, tienen en los pacientes con insuficiencia cardiaca, independientemente de la diabetes”, explica  Sandra Chaparro, M.D., cardióloga y directora del Programa de Insuficiencia Cardiaca Avanzada en Miami Cardiac & Vascular Institute.

Los investigadores encontraron que alrededor de un 80 por ciento de los que recibieron el medicamento para la diabetes, demostraron una mejora significativa en su condición de insuficiencia cardiaca, incluyendo una mejora de un 16.6 por ciento en la fracción de eyección del ventrículo izquierdo. También vieron una reducción en el tamaño y en el grosor del corazón. Además, sufrieron de menos congestión, indicando que su insuficiencia cardiaca se había convertido en menos severa.

“No solamente hacen al paciente sentirse mejor, pero también ayudan a reducir el riesgo de readmisiones al hospital y a aumentar la tasa de supervivencia”, dice la Dra. Chaparro.

Los factores de riesgo para la insuficiencia cardiaca incluyen enfermedad de las arterias coronarias, presión alta, obesidad, enfermedad de las válvulas cardiacas y diabetes. La insuficiencia cardiaca, en combinación con estas condiciones, puede resultar en cambios dramáticos a la estructura y la función del corazón, llamados “modelación adversa”, lo cual se refiere a cuando el corazón trata de compensar por estos cambios al desarrollar paredes más gruesas, bombear con más frecuencia o ponerse más grande en general.

“Los inhibidores de SGLT-2 ahora son parte de un nuevo estándar de atención que incluye tres otras terapias para pacientes con fracciones de eyección reducidas: los betabloqueantes, valsartan/sacubitril, y antagonistas de receptores mineralocorticoides”, dice la Dra. Chaparro. Los betabloqueantes son medicamentos que pueden causar que su corazón lata más lentamente y con menos fuerza, lo cual reduce la presión sanguínea. Valsartan/sacubitril es una clase separada de medicamentos aprobados por la FDA para el tratamiento de pacientes con insuficiencia cardiaca crónica y con fracción de eyección reducida. Los antagonistas de receptores mineralocorticoides son medicamentos diuréticos que han sido utilizados para condiciones cardiovasculares.

Tags: , ,


There are no comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *