Un laureado del Premio Nobel dice que estamos más cerca de tener las respuestas a la enfermedad de Alzheimer

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

18 de March de 2019


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

La enfermedad de Alzheimer es una aflicción cruel y misteriosa. No existe cura y hay muchas preguntas aún sin respuestas acerca de sus inicios y sus opciones de tratamiento. Un estudio del 2018 por la Alzheimer’s Association estima que existen 5.8 millones de estadounidenses y 50 millones de personas alrededor del mundo viviendo con esta devastadora enfermedad.

Sin embargo, un grupo de científicos de Noruega, encabezado por Edvard I. Moser, psicólogo y especialista en neurociencias, han comenzado a entender el porqué de la causa de la enfermedad de Alzheimer y esperan que los investigadores puedan descifrar cómo prevenirla. Como resultado de sus hallazgos, el Sr. Moser y sus colegas fueron galardonados con el Premio Nobel en Psicología o Medicina en el 2014 “por sus descubrimientos de células que constituyen un sistema de posicionamiento en el cerebro”.

La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad degenerativa del cerebro y representa la causa más común para la demencia. El factor de riesgo más conocido es la edad avanzada, aunque esto no es una parte normal del envejecimiento. La mayoría de las personas que sufren de Alzheimer son mayores de 65 años. Existe una creciente población de personas menores de 65 años que han experimentado un inicio temprano de la enfermedad de Alzheimer. En sus primeras etapas, la enfermedad causa una pérdida leve de la memoria y gradualmente empeora con el tiempo hasta el punto en que los pacientes afectados pueden perder la capacidad de tener conversaciones y olvidarse de donde están.

El equipo del Sr. Moser encontró “cuadrículas” en el área del cerebro conocida como la corteza entorrinal y el hipocampo. Estas cuadrículas actúan como el sistema de posición global (GPS) de nuestros cuerpos que ayuda a guiar nuestro camino. A través de sus investigaciones con animales, los investigadores encontraron que cuando estas células están posicionadas en un mapa, hay “un patrón regular bastante hexagonal”, el cual puede ser similar a una cuadrícula de coordenadas de satélite. El funcionamiento adecuado de estas células en particular es crucial para evitar condiciones como la enfermedad de Alzheimer.

“Los tratamientos para la enfermedad de Alzheimer se verán beneficiados de estas investigaciones porque se conoce que esta área del cerebro es la primera en la cual ocurre la degeneración neural y donde primero mueren las células”, dice el Sr. Moser. “Ahora la primera tarea mayor será tratar de descifrar lo que resulta mal con estas células y posiblemente detectarlo y encontrarlo tan temprano para que cualquier tratamiento para la enfermedad de Alzheimer pueda comenzar en las primeras etapas de la enfermedad o hasta prevenir que ocurra la enfermedad en primer lugar”.

Etiquetas: , ,