Un doloroso despertar: Los calambres musculares nocturnos

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

11 de julio de 2017


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Los dolorosos calambres musculares en la pantorrilla o el pie tienden a despertar con sobresalto a media noche a una persona. Esa fuerte contracción o estrechamiento muscular ocurre de repente y puede durar entre varios segundos y varios minutos.

¿Qué causa los calambres musculares nocturnos?

Los calambres musculares pueden ser causados por muchas condiciones o actividades que incluyendo:

  • El ejercicio vigoroso, las lesiones o el uso excesivo de los músculos.
  • Los niveles bajos de potasio, calcio, magnesio y otros minerales.
  • Las condiciones de salud tales como la enfermedad arterial periférica, la enfermedad renal, la enfermedad de la glándula tiroides y la esclerosis múltiple.
  • Los medicamentos tales como los antipsicóticos, las pastillas anticonceptivas, los diuréticos, las estatinas y los esteroides.
  • La exposición a las temperaturas frías o al agua fría.
  • Estar de pie o sentado en una superficie dura por mucho tiempo.
  • Colocar las piernas en posiciones extrañas mientras duerme.
  • El embarazo, especialmente durante los últimos meses.

“Los calambres musculares nocturnos son más comunes entre las personas mayores de 40 años” afirmo Rozan Razzouk, M.D., doctora de medicina primaria con Baptist Health Primary Care. La gente de esta edad tiene más probabilidades de tener alguna condición subyacente o tome algún medicamento que pueda causarles calambres musculares nocturnos. En muchos casos, también han experimentado un declive en su fortaleza y su flexibilidad muscular.

Cómo encontrar alivio

Cuando ataca un calambre muscular nocturno, el mejor método para aliviarlo es el movimiento, dice la Dra. Razzouk. Ella recomienda caminar y mover, sacudir o estirar el músculo. Otras opciones para lograr alivio incluyen masajear el área y tomar un baño tibio o una ducha tibia, o aplicarse una almohadilla de calor para relajar el músculo. Algunas personas también encuentran que aplicarse una bolsa de hielo puede adormecer o reducir el dolor.

Tenga cuidado al usar los medicamentos para el dolor sin receta tales como acetaminofén, ibuprofeno o naproxén, advierte la Dra. Razzouk. Muchas personas acuden a estos medicamentos para aliviar el dolor, pero estos pueden tener efectos adversos si son tomados sobre un período de tiempo extendido o si se combinan con otros medicamentos.

Cuándo ver a un médico

La Dra. Razzouk aconseja consultar con su médico si usted sufre de calambres musculares que ocurren varias veces por semanas o que duran entre 5 y 10 minutos. “Los calambres musculares pueden ser síntoma de otro problema como un problema de la tiroides, una condición vascular, alguna deficiencia alimenticia o alguna reacción a un medicamento”, dijo la Dra. Razzouk. Si se sospecha que un medicamento esté causando sus calambres musculares, ese medicamento puede ser descontinuado o cambiado, o la dosis puede tener que ser ajustada”.

Como los calambres agudos en las piernas pueden confundirse con el síndrome de las piernas inquietas, su médico también le hará pruebas para detectar esta condición. El síndrome de las piernas inquietas es un trastorno neurológico caracterizado por las punzadas, los estirones u otras sensaciones desagradables en las piernas y el deseo irreprimible de moverlas.

Si no existe causa conocida para sus calambres musculares y estos siguen ocurriendo o interfieren con su sueño, su médico puede recetarle un medicamente para relajar sus músculos.

Cómo prevenir los calambres en las piernas

Los expertos como la Dra. Razzouk recomiendan tomar los siguientes pasos para prevenir los calambres musculares nocturnos:

  • Coma una dieta balanceada y saludable, rica en calcio, potasio y magnesio.
  • Mantenga una rutina de ejercicios que se enfoque en estirar y fortalecer los músculos.
  • Tome bastante agua y otros líquidos, incluyendo las bebidas deportivas con electrolitos. La Dra. Razzouk recomienda elegir una bebida deportiva que sea baja en azúcar o diluirla con agua.
  • Limite o evite las bebidas que contengan alcohol.
  • Colabore con su médico para determinar si tomar una multivitamina es una buena opción.
  • Repase sus medicamentos con su médico para identificar aquellos que pueden estar causándolo calambres musculares.

“Implementar los hábitos de un estilo de vida saludable le ayudarán a mantener su mejor estado de salud”, dijo la Dra. Razzouk. “Esto incluye fortalecer su cuerpo así como también estirar sus músculos diariamente, especialmente antes y después de hacer ejercicios y a la hora de acostarse. Si usted está comenzando un nuevo régimen de ejercicios, asegúrese de comenzar gradualmente para reducir las probabilidades de sufrir calambres musculares”.

Etiquetas: , ,