Un acontecimiento: Una adolescente es la milésima paciente en ser tratada con terapia de protones en Miami Cancer Institute

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

12 de March de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Cuando Emma-Jane Hinton fue diagnosticada con un tumor cerebral, ella soñaba con el día en que pudiera volver a la escuela, a nadar y regresar a su escuadra de porristas, los Junior Bengals. La semana pasada, el sueño de esta adolescente se hizo realidad cuando tocó la campana de Miami Cancer Institute significando el final de su tratamiento, su regreso a la vida, y una cura.

Fue un día especial por otro motivo también. Emma-Jean es la milésima paciente de terapia de protones del Instituto, haciéndolo el centro de terapia de protones más experimentado de la región. Con la adición del programa de terapia de protones en el 2017, el Instituto también se convirtió en el único centro de cáncer en el mundo con todo tipo de radioterapia disponible bajo un mismo techo.

Las ventajas de la terapia de protones

“Uno de los mayores beneficios de la terapia de protones es la habilidad de detener la dosis de radiación exactamente donde se encuentra el tumor”, afirmó Minesh Mehta, M.D., director auxiliar y jefe de oncología radioterápica en el Instituto. “Lo que esto significa es que para los tejidos más allá del tumor, no hay exceso de radiación administrada al paciente o a esos órganos. Esto nos permite administrar la dosis más alta posible al tumor, evitando los tejidos normales tanto como nos sea posible”.

Un 15 por ciento de los 1000 pacientes de terapia de protones del instituto son niños, mientras que un 85 por ciento son adultos. Las enfermedades más comunes que ha tratado el Instituto con terapia de protones incluyen cáncer de seno y de próstata, tumores del sistema nervioso, tumores de la cabeza y el cuello, tumores gastrointestinales, sarcomas, linfomas y malignidades ginecológicas.

La belleza de la terapia de protones es que con su forma avanzada de tecnología rayo-lápiz, los expertos de Miami Cancer Institute pueden enfocarse en los tumores con precisión y reducir la radiación a los órganos cercanos. Los rayos X que se utilizan en la radioterapia tradicional pasan por los tejidos y los órganos al entrar y salir del cuerpo.

Según la ubicación del cáncer, la radioterapia tradicional aún puede ser la mejor solución. Sin embargo, para muchos niños como Emma-Jean, de 13 años, cuyo tumor germinoma estaba localizado en el cerebro, proteger los tejidos que rodean al tumor es algo crucial, dijo Matthew Hall, M.D., oncólogo radioterápico pediátrico principal y especialista en terapia de protones. (No deje de ver el video en inglés para ver la historia completa de Emma-Jean.)

En el pasado, los pacientes tratados con radioterapia al cerebro tenían riesgos significativos de sufrir problemas de la memoria y otros trastornos cognitivos, así como también muchas otras toxicidades causadas por el tratamiento”, dice el Dr. Hall. “Con la moderna terapia de protones, los pacientes como Emma tienen una excelente probabilidad, no solo de ser curados de su tumor cerebral, pero también de poder terminar la escuela, ir a la universidad, tener éxito en su trabajo y vivir independientemente”.

La historia de Emma-Jean

Emma-Jean, que era una niña activa, comenzó a quejarse de dolor en el cuello y en la espalda. Por último, ese dolor la llevó a la sala de emergencia. Un MRI demostró un tumor y la adolescente de Pembroke Pines se sometió a cirugía y quimioterapia en Joe DiMaggio Children’s Hospital. Los médicos de ese hospital la refirieron a Miami Cancer Institute donde se realizó 24 tratamientos de terapia de protones. Hoy, Emma-Jean está libre de cáncer.

“Hoy es el último tratamiento de Emma. Me siento muy contenta, enormemente bendecida y súper emocionada de que ella pueda volver a la normalidad. Y simplemente muy contenta de que haya llegado este día”, afirmó su madre, Esther Martínez. “Como padres, siempre queremos lo mejor para nuestros hijos y nunca esperamos atravesar por situaciones como esta. Pero al final, hay esperanzas”.

Emma-Jean es la primera en admitir que el tratamiento no siempre ha sido fácil. Los ataques de ansiedad durante sus primeras sesiones de terapia de protones, cuando tenía que quedarse quieta con la cabeza bajo una confinante máscara para asegurar la precisión del tratamiento, la dejaron preguntándose si podría terminar su tratamiento. Pero los terapistas de radiación la calmaron durante el proceso para ponerla más cómoda, y su especialista en vida infantil le dio “fidgets” – pequeñas pelotitas de goma con una canica adentro – para mantener sus manos y su mente enfocadas.

“El personal de Miami Cancer Institute, mi especialista de vida infantil, mi asistente médica, todos me ayudaron a tener un tratamiento sin estrés”, dice Emma-Jean. Su mensaje a los otros niños que estén comenzando su tratamiento para el cáncer es que no piensen en las cosas que están atravesando actualmente. Piensen en las cosas que van a hacer cuando terminen”.

“La madurez y la actitud positiva de Emma-Jean la han hecho un ejemplo a seguir para los demás pacientes jóvenes del Instituto”, dijo el Dr. Hall. “Ella va a ser una maravillosa joven adulta y ha sido un privilegio poder ayudarla”, añadió él.

De vuelta a la vida

Emma-Jean, ahora libre de cáncer, se volvió a reunir con sus compañeros de clase el lunes 8 de marzo. Fue su primera vez en el salón de clase desde que la pandemia de la COVID-19 cerró su escuela el 16 de marzo del 2020. Mientras que está muy contenta de haber terminado su tratamiento y que sólo necesita atención de seguimiento a largo plazo, ella dice que va a extrañar a su familia de Miami Cancer Institute.

“Cuando un paciente es tratado con terapia de protones en un centro como el nuestro, no es un trabajo de un solo hombre”, dice el Dr. Mehta. “Esto es verdaderamente un esfuerzo colaborativo, encabezado y realizado por numerosos profesionales”. Luego de alcanzar el hito de nuestra milésima paciente, podemos mirar hacia atrás el día de hoy y ver lo maravilloso que ha sido este trabajo”.

Para más información acerca del programa de terapia de protones de Miami Cancer Institute, haga clic aquí.

Tags: ,