Último caso contra el exceso de bebidas azucaradas

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

16 de September de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Las bebidas azucaradas alimentan el aumento de peso y la epidemia de la obesidad entre adultos y niños en los Estados Unidos, elevando el riesgo para la diabetes y otras enfermedades crónicas, según coinciden los médicos, los dietistas y los oficiales de salud pública. Las últimas investigaciones añaden aún otra amenaza de salud a este hábito. Un nuevo estudio vincula las bebidas o sodas azucaradas con un mayor riesgo para el cáncer colorrectal de inicio temprano, el tercer tipo de cáncer más común, diagnosticado tanto en hombres como en mujeres en los EE.UU.

En el estudio publicado en la revista Gut, los investigadores recurrieron a una base de datos, el Nurses’ Health Study II (1991-2015), de casi 96,000 mujeres que informaron de las bebidas que tomaban en un cuestionario sobre alimentación cada cuatro años.

El Nurses’ Health Study II fue establecido en el 1989 con fondos de los National Institutes of Health para estudiar la dieta y otros factores de estilo de vida en una población de mujeres jóvenes. El estudio encontró que las mujeres que tomaban dos o más bebidas azucaradas cada día tenían más del doble de riesgo para desarrollar cáncer colorrectal de inicio temprano (antes de los 50 años), en comparación con las mujeres que tomaban menos de una bebida azucarada por semana.

La lata promedio de soda, jugo de frutas o té endulzados con azúcar tiene alrededor del equivalente de 10 cucharaditas de azúcar. Cuatro gramos de azúcar es igual a 1 cucharadita. Las pautas dietéticas de los EE.UU. para estadounidenses recomiendan limitar las calorías de los “azúcares añadidos” a no más de 10 por ciento de las calorías diarias. Eso equivale a 200 calorías o alrededor de 12 cucharaditas, para una dieta de 2,000 calorías.

Las bebidas azucaradas o las “bebidas endulzadas con azúcar”, como les llaman los profesionales clínicos, son un factor primario para ser diagnosticado con prediabetes, que es cuando el nivel de glucosa (azúcar) en la sangre de una persona es más alto de lo normal, pero no tan alto aún como para un diagnóstico de diabetes tipo 2.

Un estilo de vida de comer saludablemente, manejar el peso, hacer ejercicios regularmente y evitar los hábitos poco saludables como fumar y beber alcohol en exceso, es esencial para prevenir la prediabetes y la diabetes, explica Amy Kimberlain, dietista registrada y Educadora Certificada y Especialista en Atención de Diabetes (CDCES por sus siglas en inglés) con el Departamento de Salud Comunitaria de Baptist Health South Florida.

 “Esta es el área, que si yo le dijera a alguien que vigilara más de cerca, serían las bebidas azucaradas”, dijo Kimberlain. “Ya sea el café, el té, la limonada o hasta al tomar un batido de frutas. ¿Cómo se refleja eso en una bebida azucarada? De nuevo, en última instancia conduce a un problema con los niveles de azúcar en la sangre. No significa que usted no pueda tomar una de esas bebidas. Yo las he tomado antes, pero vuelvo a la frecuencia y a la cantidad que la gente está tomando y pueden no estar conscientes”.

Consumir demasiadas bebidas azucaradas puede afectar la resistencia a la insulina, que es cuando la capacidad del cuerpo para utilizar eficazmente la insulina, una hormona vital, ha sido reducida. Sin insulina, el cuerpo no puede convertir el azúcar de los alimentos en nutrientes para las células. Con la resistencia a la insulina, se acumula el exceso de azúcar en el torrente sanguíneo y eso puede eventualmente causar daños severos a los órganos e incluso la muerte prematura, en el caso de una diabetes descontrolada.

“Las investigaciones directas demuestran que si eliminamos las bebidas azucaradas, entonces también eliminamos los problemas de resistencia a la insulina. Nos dan ese gran aumento de azúcar en sangre y, de nuevo, la insulina tiene que responder. Creo que ese es el mensaje clave. ¿Cómo podemos ayudar a nuestro cuerpo? Algunos de nosotros estamos envejeciendo y nuestro cuerpo no funciona tan eficientemente, así que tenemos que ayudarlo. Tenemos que minimizar la cantidad de azúcar que estamos consumiendo”.

Tags: ,