Tratando el cáncer de páncreas avanzado: Miami Cancer Institute es el primero en el mundo en administrar radioterapia adaptativa guiada por resonancia magnética con el sistema MRIdian® A3i

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

20 de July de 2022


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

En otra notable primicia de Miami Cancer Institute, una mujer de Miami es ahora la primera paciente con cáncer de páncreas del mundo en ser tratada con una plataforma avanzada de radioterapia adaptativa guiada por resonancia magnética (RM), según informan los médicos del Instituto.

(No deje de verlo: una nueva tecnología en Miami Cancer Institute fue utilizada por primera vez para tratar a una paciente con cáncer de páncreas avanzado. Video en inglés por George Carvalho.)

Las imágenes de RM se utilizan cada vez más para guiar la radioterapia, especialmente en el caso de tumores inoperables o de difícil acceso, según Kathryn Mittauer, Ph.D., física principal del programa de radioterapia guiada por RM de Miami Cancer Institute, que forma parte de Baptist Health. El sistema ViewRay MRIdian Linac muestra de forma única la anatomía interna del paciente durante todo el tratamiento utilizando escanes continuos de RM en tiempo real y detiene automáticamente el tratamiento si el tumor se desplaza fuera de la posición correcta, explica la Dra. Mittauer. Estas capacidades avanzadas de RM, que no ofrecen otras máquinas de administración de radiación, pueden mejorar la capacidad de erradicar los tumores y disminuir el riesgo de efectos secundarios. Miami Cancer Institute ha sido uno de los pioneros internacionales en el tratamiento con el MRIdian Linac desde 2018, añade ella.

Kathryn Mittauer, Ph.D., física principal del programa de radioterapia guiada por RM de at Miami Cancer Institute

Saltamos adelante hasta hoy y lo que ViewRay llama su actualización MRIdian A3i, que da al sistema MRIdian un conjunto de características nuevas y realzadas que proporciona aún más precisión y control, dice la Dra. Mittauer, que trabajó de cerca con el equipo de ViewRay en California para desarrollar las capacidades realzadas de MRIdian. Miami Cancer Institute se convirtió recientemente en el primero en el mundo en utilizar MRIdian A3i para la radioterapia adaptativa, una técnica avanzada por la cual la radiación administrada se modifica cada día para garantizar que las dosis altas se administren con precisión sólo al tumor, aunque haya cambios significativos en la anatomía interna del paciente. 

Gracias a la tecnología de flujo de trabajo paralelo de MRIdian A3i, el físico médico y el radioterapeuta pueden ahora trabajar mano a mano – literalmente – con el oncólogo radioterápico para administrar tratamientos adaptativos. “Antes, sólo podíamos desempeñar nuestras funciones de uno en uno y esperar a que nuestros colegas terminaran su parte antes de poder intervenir y hacer la nuestra”, dice la Dra. Mittauer. “Con la capacidad de flujo de trabajo paralelo de MRIdian A3i, nuestro equipo puede ahora colaborar de forma mucho más eficaz, ya que cada uno de nosotros desempeña sus funciones simultáneamente. Esperamos que el sistema A3i reduzca los tiempos de tratamiento de algunos pacientes por hasta un 40 o 50 por ciento, resultando una experiencia extraordinariamente mejor para el paciente”.

Con la tecnología de flujo de trabajo paralelo de MRIdian A3i, el físico médico y el radioterapeuta pueden ahora trabajar mano a mano con el oncólogo radioterápico para administrar tratamientos adaptativos

Michael Chuong, M.D., médico principal del programa de radioterapia guiada por RM y director médico del Departamento de Oncología Radioterápica de Miami Cancer Institute, ha sido fundamental para ayudar a ViewRay a perfeccionar la tecnología y entrenar a otros oncólogos radioterápicos en su uso. Él califica el recientemente lanzamiento del MRIdian A3i como “una mejora transformadora de una tecnología ya increíble”.

Las imágenes realzadas es una de las principales ventajas

Otra característica del sistema MRIdian A3i, según la Dra. Mittauer, es que ofrece una imagen de los tejidos blandos más amplia y de mayor calidad. “La calidad de la imagen ha mejorado mucho, lo que nos permite identificar mejor lo que es un tumor y lo que no”, afirma ella. “Esto nos ayuda a administrar dosis extremadamente altas, o ablativas, de radiación directamente al tumor con una precisión milimétrica”, dice ella. 

Además, según la Dra. Mittauer, el MRIdian A3i ofrece un seguimiento multiplanar y un control automatizado del rayo, lo que significa que el tumor puede ser seguido en tres dimensiones con cualquier combinación de planos coronales, sagitales o axiales, y por lo tanto se puede dirigir la administración precisa de la radiación con mucha más exactitud. Esto es importante, explica, porque permite reducir aún más los márgenes de ajuste, o los bordes exteriores de la zona de tratamiento del tumor trazada por ordenador. “Esto significa que podemos reducir la exposición a la radiación de los pacientes y, por lo tanto, proteger mejor los tejidos y órganos sanos circundantes”, añade ella. 

Michael Chuong, M.D., médico principal del programa de radioterapia guiada por RM y director médico del Departamento de Oncología Radioterápica de Miami Cancer Institute

Esta tecnología de última generación es especialmente útil para tratar tumores de tejidos blandos en las regiones pélvicas, abdominales o torácicas, que suelen estar sujetos al movimiento de los órganos adyacentes, como los pulmones que se expanden y se contraen durante la respiración, según el Dr. Chuong.

“A medida que el paciente respira, sus órganos pueden moverse bastante – a veces hasta tres o cinco centímetros – y por eso es importante que podamos ver el tumor en tiempo real a medida que se mueve y administrar la radiación sólo cuando está en la posición correcta”, explica el Dr. Chuong, quien añade que el rayo se apaga automáticamente en el momento en que cualquier parte del tumor se desplaza fuera de los límites de tratamiento definidos con precisión por el médico, y luego el tratamiento se reanuda automáticamente cuando el tumor vuelve a la posición correcta.

El tratamiento con el MRIdian Linac es excepcionalmente interactivo para los pacientes que, mientras están acostados en la máquina, pueden ver su escán en curso a través de un espejo especial. El paciente puede ver el contorno del tumor en una pantalla como un círculo verde, que se mueve en tiempo real durante la respiración. Cuando el paciente respira de tal manera que el círculo verde se superpone a un círculo púrpura fijo que define la zona de tratamiento, el tratamiento se inicia y aparece una carita alegre amarilla que indica que el paciente debe aguantar la respiración en esa posición exacta. Esto garantiza que el tratamiento se administre únicamente al tumor y no a los órganos cercanos.

“Al ayudar al paciente a controlar su respiración y a guiar su propio tratamiento, esta información visual facilita la administración de la radiación y ayuda a reducir el tiempo total de tratamiento”, afirma el Dr. Chuong. “Para el paciente, eso significa menos tiempo teniendo que permanecer perfectamente quieto dentro de la máquina resonancia magnética, lo que para algunas personas puede ser difícil o estresante”.

Su ITU conduce a un diagnóstico sorpresivo

Daniella Fassioli recibió un diagnóstico sorpresivo de cáncer de páncreas mientras recibía tratamiento para una infección urinaria

Daniella Fassioli, de 52 años y director auxiliar de tienda de Pink, recibió el diagnóstico de cáncer el pasado noviembre. Se sentía muy mal por una infección del tracto urinario (ITU) y fue a la sala de emergencia de Baptist Hospital para recibir tratamiento. El médico que la atendió revisó sus imágenes y la alertó de lo que creía que era un tumor en el páncreas. Le dijo que quería ingresarla para realizarle más pruebas.

Fassioli estaba sorprendida. “No tenía ningún síntoma. La única razón por la que fui a la sala de emergencia fue por la infección de orina”, dice ella. “No esperaba que me diagnosticaran con cáncer. Y ni siquiera sabía dónde estaba exactamente el páncreas ni lo que hace”. Después de que una biopsia revelara que efectivamente tenía cáncer de páncreas, fue referida a Horacio Asbun, M.D., oncólogo quirúrgico de Miami Cancer Institute, quien se especializa en el tratamiento de cánceres y enfermedades del hígado, la vesícula, el sistema biliar y el páncreas. Después de repasar su caso en detalle, consideró que no era candidata para la cirugía debido a la naturaleza localmente extensa de su tumor que afectaba a los vasos sanguíneos cercanos. 

El Dr. Asbun discutió el caso de Fassioli con otros expertos en cáncer de páncreas en la junta multidisciplinar de tumores de páncreas de Miami Cancer Institute. Hubo un consenso en que primero debía recibir quimioterapia para intentar reducir el tamaño de su tumor y así poder ser candidata a la cirugía más adelante. Completó 14 ciclos de quimioterapia supervisados por Fernando deZarraga, M.D., oncólogo médico especializado en el tratamiento del cáncer de páncreas. “No sabía lo qué podía esperar de la quimioterapia, pero no fue una mala experiencia en lo absoluto”, dice Fassioli. “Sí, se me empezó a caer el pelo y a veces me sentía cansada y con náuseas, pero en general todo fue muy bien”.

Afortunadamente, Fassioli respondió a la quimioterapia, aunque su tumor aún no era operable. Entonces fue referida al Dr. Chuong, considerado una de las principales autoridades mundiales en radioterapia guiada por RM y el oncólogo radioterápico pionero en el uso del MRIdian Linac en Miami Cancer Institute. Él le explicó que la radioterapia de alta dosis dirigida con precisión a su tumor podría aumentar la probabilidad de que se sometiera a una cirugía. Al considerar los detalles de su caso y las numerosas tecnologías de radiación de vanguardia que ofrece Miami Cancer Institute, incluyendo la terapia de protones y el CyberKnife, el Dr. Chuong recomendó el MRIdian Linac por sus características avanzadas de imagen y administración adaptable.

Las imágenes tridimensionales ofrecen una precisión sin precedentes

“Las dosis de radiación ablativa que hemos administrado a pacientes con cáncer de páncreas en nuestro MRIdian Linac se han asociado con resultados de supervivencia a largo plazo que antes no se consideraban posibles”, dice el Dr. Chuong. La dosis de radiación que puede administrarse de forma segura con el MRIdian Linac es considerablemente más alta que con otros equipos de radiación avanzados debido a sus avanzadas capacidades de imagen y orientación. “Con la actualización del A3i, ahora podemos visualizar continuamente el tumor por resonancia magnética desde muchas direcciones simultáneamente durante el tratamiento”, continúa el Dr. Chuong. “Esto nos da una capacidad sin precedentes para estar seguros de que las altas dosis de radiación se administran sólo al tumor y no a otros órganos cercanos”.

Esto se traduce en menos efectos secundarios para el paciente, dice el Dr. Chuong, y comprime el tiempo total de tratamiento, reduciendo el número de sesiones de tratamiento ambulatorio para muchos pacientes a no más de cinco, en comparación con las 28 que suelen requerir las formas de radioterapia de dosis más bajas. Algunos pacientes pueden recibir radioterapia ablativa con el MRIdian Linac en una sola sesión ambulatoria. 

Daniella Fassioli, a la izquierda, escucha a Michael Chuong, M.D., hablar de los detalles de su tratamiento en Miami Cancer Institute, que es el primero en el mundo en utilizar una versión avanzada del MRIdian Linac de ViewRay para tratar a una paciente con cáncer de páncreas avanzado

“Poder erradicar los tumores con una toxicidad mínima o con ninguna toxicidad es importante, por supuesto, pero disminuir la cantidad de tiempo que pasan aquí y el número de tratamientos que necesitan es fundamental para preservar y mejorar su calidad de vida”, dice el Dr. Chuong. “Cuanto antes puedan completar su tratamiento, podrán volver a su familia, su trabajo y su rutina”.  Además, como el tratamiento con el MRIdian Linac es completamente no invasivo y se realiza sin anestesia, los pacientes prácticamente no tienen ningún tiempo de inactividad.

Fassioli se sometió al primero de los cinco tratamientos con el MRIdian A3i el 5 de julio y su último tratamiento fue el 11 de julio. Se siente afortunada de haber podido aprovechar esta nueva tecnología. “Ser la primera paciente con cáncer de páncreas del mundo en ser tratada con esto, me siento muy bendecida y agradecida por esto”, dice ella. “El médico me recomendó que descansara, pero me siento muy bien y no tengo ningún efecto secundario. Incluso he ido a trabajar después de mis tratamientos”.

Nueva esperanza para el tratamiento del cáncer de páncreas avanzado

Pancreas cancer has long had a reputation as one of the most elusive and difficult-to-treat cancers because it can go undetected – sometimes for years – until it has spread elsewhere in the body. Until recently, there were few, if any, effective treatment options, which is why the prognosis is typically poor for many patients diagnosed with advanced disease. According to the American Cancer Society, pancreas cancer has a mortality rate of roughly 80 percent and is the fourth leading cause of cancer deaths among both men and women in the U.S.

Los pacientes diagnosticados con cáncer de páncreas inoperable tienen un pronóstico especialmente malo, dice el Dr. Chuong, pero eso ha cambiado con la llegada de la radioterapia guiada por RM, que, según él, ofrece nuevas esperanzas a estos pacientes y aumenta significativamente el tiempo promedio de supervivencia. “Hemos publicado la mayor experiencia de radioterapia ablativa con el MRIdian Linac para el cáncer de páncreas inoperable que demuestra que la supervivencia a largo plazo podría duplicarse en comparación con lo que se espera con la radioterapia convencional de dosis más bajas”, dice él. “Eso es increíblemente emocionante para los pacientes y sus familias”.

El Dr. Chuong dice que Miami Cancer Institute y en específico su programa MRIdian, es uno de los más experimentados del mundo en el tratamiento de pacientes con radioterapia guiada por RM. “Somos uno de los centros oncológicos de mayor volumen del mundo que utiliza esta tecnología tan avanzada”, dice él.  Pacientes de todo Estados Unidos y de otros países viajan habitualmente a Miami Cancer Institute para ser tratados con el MRIdian Linac, especialmente por la reconocida experiencia del Instituto con esta tecnología.

El Dr. Chuong y la Dra. Mittauer son los investigadores principales de varios ensayos clínicos nacionales e internacionales – varios de ellos en curso ahora en Miami Cancer Institute – que están evaluando la eficacia de la radioterapia guiada por RM en el tratamiento de varios tipos de cáncer, incluyendo el de páncreas. El Dr. Chuong dice que espera que sus hallazgos contribuyan a cambiar el paradigma de cómo se ven los cánceres inoperables y las distintas opciones de tratamiento que se le ofrecen a esos pacientes.

“Siempre es difícil recibir un diagnóstico de cáncer, especialmente de páncreas”, reconoce el Dr. Chuong. “Pero creo que estamos dando a los pacientes la esperanza real de que existe la posibilidad de una supervivencia sustancialmente más larga, manteniendo o incluso mejorando su calidad de vida”.

Siempre hay la esperanza de que se pueda hacer algo

En cuanto a Fassioli, hará un seguimiento regular con su equipo multidisciplinario de cáncer de páncreas y a finales de este verano se determinará si debe operarse y cuándo. Mientras tanto, dice que está tomando un día a la vez. Dice que Miami Cancer Institute es lo mejor que le ha pasado, y que confía en que su experiencia de cáncer será exitosa.

“No lo digo por decir”, dice Fassioli, quien se describe como una mujer “muy fuerte y muy positiva”. “Lo siento y puedo visualizarlo. Me siento bendecida de poder tener a los expertos trabajando conmigo, y el Dr. Chuong es simplemente increíble. Estoy muy contenta de que él sea mi médico. Realmente creo que estoy en manos del mejor de los mejores”.

Fassioli dice que sintió algo especial en el momento en que entró en Miami Cancer Institute por primera vez el pasado noviembre. “Desde ese momento, sentí que todos me conocen y que están aquí sólo para mí”, dice ella. “El personal de enfermería es increíble y muy atento, y todos son muy profesionales. Este es el mejor lugar para recibir tratamiento para el cáncer. Sé que estoy en las manos correctas. Me siento muy bendecida”.

Fassioli dice que espera que su experiencia proporcione esperanza a otras personas que reciban un diagnóstico de cáncer. “Está bien sentirse triste y abrumado, pero sea positivo y escuche a su médico”, aconseja. “Y no pierda la esperanza: siempre hay esperanza de que se pueda hacer algo”.

Tags: , , , , , , ,