¿Tiene menos de 40 años? Conozca su riesgo para el cáncer de seno.

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

11 de October de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Si usted es una mujer de menos de 40 años, lo más probable es que esté en la plenitud de su carrera. También es posible que esté ocupada cursando estudios superiores, criando a su familia o haciendo maniobras con las necesidades de sus padres envejecientes. En otras palabras, está ocupada, es joven y una de las últimas cosas en las que puede estar pensando es en su riesgo de desarrollar cáncer de seno. Sin embargo, aproximadamente el 10% de los casos nuevos de cáncer de seno se diagnostican en mujeres menores de 40 años.

Es una estadística seria, sobre todo porque el cáncer de seno en las mujeres jóvenes suele ser más agresivo que entre las mujeres mayores, según la American Cancer Society. Además, los expertos de Miami Cancer Institute, parte de Baptist Health South Florida, creen que las cifras pueden ser incluso más altas en la región.

La buena noticia es que en Miami Cancer Institute, los médicos están siguiendo y estudiando muy de cerca a las pacientes jóvenes para determinar el número de casos locales, así como para desarrollar estrategias para prevenir el cáncer de seno en este grupo de edad. También están desempeñando un papel clave en la investigación de nuevos tratamientos para las mujeres más jóvenes y en la oferta de programas de supervivencia del cáncer específicos para sus deseos.

Estos médicos quieren que las mujeres jóvenes conozcan estas 10 cosas acerca del cáncer de seno:

  1. Obtenga una evaluación del riesgo de cáncer de seno más temprano que tarde. “A los 30 años, toda mujer debería tener una conversación con su médico de atención primaria, ginecólogo u obstetra o internista sobre su riesgo para el cáncer de seno “, dijo la radióloga de seno de Miami Cancer Institute, Kate Lampen-Sachar, M.D. “Esta evaluación es muy importante”. Cuando se encuentran lo suficientemente temprano, la mayoría de los cánceres de seno son curables.
  2. Los autoexámenes de los senos son fundamentales. Debido a que una mujer con un riesgo medio de padecer cáncer de seno no suele empezar a hacerse mamografías hasta los 40 años, deben realizarse autoexámenes mensuales. Según la revista Journal of Clinical Oncology, aproximadamente el 80% de los cánceres de seno detectados en mujeres jóvenes se descubren durante el autoexamen. Aprenda a realizarse un autoexamen, a continuación.
  3. Conozca sus antecedentes familiares. Si tiene familiares con cáncer de seno u otros tipos de cáncer, hable con su médico acerca de las pruebas y el asesoramiento genético. Aunque un pequeño porcentaje de los cánceres son causado por mutaciones genéticas heredadas, los pacientes de cáncer más jóvenes dan positivo en las pruebas de mutaciones que los ponen en riesgo más que los pacientes mayores. “También es importante recordar que uno hereda el 50 por ciento de su ADN de su madre y el 50 por ciento de su padre”, dice Starr Mautner, M.D., cirujana de seno de Miami Cancer Institute. “Los antecedentes familiares de su padre son tan importantes como los de su madre”. Toda mujer diagnosticada de cáncer de seno debería someterse a pruebas genéticas, añadió ella.
  4. Las mujeres de color se ven afectadas de forma desproporcionada. Las mujeres negras de menos de 35 años tienen tasas de cáncer de seno dos veces más altas que las mujeres blancas de la misma edad, y las mujeres hispanas también tienen una mayor incidencia. Ambos grupos mueren de cáncer de seno con mayor frecuencia. Miami Cancer Institute está haciendo un seguimiento de subgrupos de mujeres para determinar si deben empezar a hacerse las pruebas de detección antes que las demás o si deben complementar su mamografía anual con un sonograma o con una resonancia magnética (MRI) de los senos.
  5. No todos los bultos y las pelotas son cáncer. Miami Cancer Institute ofrece la Benign Breast Clinic (Clínica Benigna del Seno) para aquellas que tienen condiciones no cancerosas, así como la Breast Cancer Prevention Clinic (Clínica de Prevención del Cancer de Seno). Estos programas pueden proporcionar tranquilidad a las personas de bajo riesgo además de un estrecho seguimiento y medidas preventivas para las pacientes con mayor riesgo para el cáncer de seno.
  6. Es posible preservar la fertilidad si usted necesita un tratamiento contra el cáncer. “Hablamos con todas nuestras pacientes jóvenes sobre la fertilidad y sus planes futuros antes de que comiencen el tratamiento”, dice la Dra. Mautner, quien refiere a las pacientes interesadas al equipo de onco-fertilidad. Muchas mujeres optan por congelar sus óvulos para utilizarlos en el futuro.
  7. No demore la visita un médico si está embarazada y/o lactando y siente algo inusual. Es un mito que no se pueden realizar con seguridad los procedimientos de diagnóstico por imagen si se está embarazada y/o en periodo de lactancia. “En las mujeres embarazadas, haremos una mamografía si es absolutamente necesaria”, dijo la Dra. Lampen-Sacher, “y no hay ninguna contraindicación para las mujeres que estén lactando”. El ultrasonido no supone ningún riesgo y las biopsias pueden realizarse con seguridad.
  8. Usted puede ser elegible para un ensayo clínico. Si es usted una previviente – alguien con un riesgo conocido para el cáncer pero que no ha sido diagnosticada – o si es una mujer más joven con cáncer de seno, usted puede ser elegible para un ensayo clínico. Miami Cancer Institute lidera y participa en numerosos ensayos. Consulte aquí con frecuencia para la lista más reciente de ensayos.
  9. Sea proactiva. Usted es quien mejor conoce su cuerpo. Sea su propia defensora. Infórmese sobre su riesgo y busque asesoramiento genético si tiene dudas. Si sospecha que algo no está bien, no aplace la visita al médico.
  10. Usted no está sola. Debido al aumento del cáncer de seno entre las mujeres más jóvenes, ahora existen grupos de apoyo y organizaciones dirigidas a este grupo de edad. Consulte el programa Bring Your Brave de los CDC, así como la Young Survivor Coalition. Miami Cancer Institute trabaja en colaboración cercana con muchas organizaciones locales, como 305 Pink Pack y ofrece una variedad de servicios a través de su Programa de Supervivencia y Servicios de Apoyo al Paciente con Cáncer

Cómo hacerse el autoexamen de los senos

El tejido mamario abarca la zona que va desde la clavícula hasta el pliegue que hay debajo del pecho y hasta lo alto de la axila. Si no está segura de cómo realizarse un autoexamen, pídale ayuda a su médico de atención primaria o a su ginecólogo.

  • Desvístase de la cintura para arriba. Parada de pie, mírese en un espejo. Con las manos en las caderas y luego por encima de la cabeza, buque la simetría. Busque irritaciones o hoyuelos en la piel, un pezón girado hacia dentro o alguna inflamación.
  • En posición acostada boca arriba, utilice sus dedos para palpar el tejido mamario. Realice un movimiento circular y cubra todo el pecho. A algunas personas les resulta fácil seguir un patrón de reloj, otras se mueven en filas. “No pellizque el tejido, en vez utilice las yemas de los dedos”, aconseja la Dra. Mautner.
  • Repita, sentada.
  • A algunas mujeres les resulta más fácil examinarse los senos en la ducha, utilizando jabón o gel.
  • Comunique cualquier cambio a su médico.

“”Los autoexámenes de los senos pueden salvarle la vida, pero muchas mujeres tienen miedo de hacerlos porque no son especialistas y creen que no saben lo que tienen que buscar”, dice la Dra. Mautner. “Si lo hacen todos los meses, sabrán si hay algo nuevo”. La Dra. Mautner se siente tan segura del autoexamen que publica un recordatorio mensual en su página de Instagram.

Tags: , ,