Técnicas mínimamente invasivas para condiciones de la columna, ofrecen recuperaciones rápidas y completas

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

2 de March de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

No importa si usted tiene una lesión aguda de la espalda o una condición seria de la columna vertebral, el equipo de Miami Neuroscience Institute tiene extensa experiencia que incluye técnicas mínimamente invasivas y cirugías más complejas de la columna.

Incluso teniendo los cirujanos de la columna más experimentados de la región, los médicos del Instituto entienden que la cirugía mínimamente invasiva puede ser la mejor opción de tratamiento, explica Michael E. Gómez, M.D., neurocirujano y director de Cirugía Mínimamente Invasiva de la Columna en Miami Neuroscience Institute.

Este tipo de cirugía de la columna tiene muchas ventajas y puede ser aplicado a una amplia gama de condiciones incluyendo la enfermedad degenerativa de los discos, una condición en la cual el dolor causado por un disco desgastado. Los factores que pueden causar que se degeneren los discos incluyen la resequedad del disco con la edad, los desgarramientos en la parte exterior del disco por causa de las actividades diarias o debido a la actividad física intensa o los deportes con el tiempo. Las lesiones también pueden ser un factor.

“Típicamente, las técnicas mínimamente invasivas son utilizadas para la columna vertebral lumbar, para el tratamiento de la ciática, el tratamiento de las deformidades y el tratamiento de la enfermedad degenerativa de los discos”, dijo el Dr. Gómez. Yo típicamente recomiendo la cirugía de la columna mínimamente invasiva porque resulta en menos daños al tejido, menos pérdida de sangre y al final, los pacientes pueden recuperarse más rápidamente de la cirugía”.

La recuperación de un paciente de una cirugía mínimamente invasiva de la columna es “bastante rápida”, dice él.

“Los pacientes normalmente llegan al hospital por la mañana y se hacen la cirugía”, dijo el Dr. Gómez. “Cuatro horas después de la cirugía los tenemos caminando por los pasillos con los fisioterapeutas y con el personal de enfermería. Usualmente pasan una noche en el hospital y luego de dos a cuatro semanas ya están de vuelta al trabajo”.

El Instituto enfatiza un enfoque conservador que comienza con tratamientos no quirúrgicos y procedimientos mínimamente invasivos siempre que sea posible.

“La cirugía de la columna puede causar mucho temor en los pacientes, mayormente debido a que han oído cosas de sus amigos y familiares”, añade el Dr. Gómez. Sin embargo, con las técnicas mínimamente invasivas, la recuperación puede ser mucho más corta. La gente puede volver al trabajo bastante rápido y al final vemos un restablecimiento muy significativo de la función”.