Técnicas calmantes para tranquilizarse a usted y a su nuevo bebé

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

10 de June de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

“Usted acaba de tener un precioso bebé. Es maravilloso y usted se siente muy emocionada”, dice Beth Ruhmann, especialista certificada en recreación terapéutica y coordinadora del programa de Salud Comunitaria de Baptist Health South Florida. Sin embargo, no importa si usted ha tenido una cesárea o un parto natural o si está lactando a su bebé, sus hormonas están para arriba y para abajo y todo su cuerpo está bajo estrés”.

Ruhmann dice que hay muchos factores estresantes confrontando a los nuevos padres, y en la mayoría de los casos, es la madre quien carga la mayoría del peso. “Las situaciones estresantes abundan en la vida diaria, ya sea el trabajo, las finanzas, las relaciones, o por supuesto, una pandemia”, dice ella. “Y como nueva mamá, usted se está recuperando de haber tenido un bebé además de estar cuidando a un recién nacido, a su familia y a su hogar”.

El estrés y el cuerpo

Los bebés aún no tienen una rutina así que necesitan de sus padres para reconfortarlos día y noche. Todas esas noches en vela, sin embargo, pueden tener un efecto significativo en su cuerpo, advierte Ruhmann. “Como nueva mamá, cuando usted escucha llorar a su bebé, su cuerpo inmediatamente reacciona, desencadenando una respuesta de ‘luchar, huir o congelarse’, que produce un aumento de adrenalina y cortisol”, dice ella. “De repente, usted se convierte en una mamá leona, corriendo a proteger a su cachorro”.

Sin embargo, dice Ruhmann, trate de detenerse y dar un respiro antes de correr hacia su bebé. “Todas esas hormonas corriendo por todo el cuerpo de manera regular pueden afectar los órganos vitales con el tiempo”, dice ella. Es importante aprender a cuidarse a usted misma primero, añade ella. “Es como estar en un avión cuando bajan las máscaras de oxígeno. Usted se pone la suya primero, y después la de su hijo. Porque usted no puede ayudar a su hijo a no ser que se ayude a usted misma primero”.

Como bono, el cuidarse a usted misma le ayudará a establecer un mejor vínculo con su bebé. “La energía que usted emite puede sentirla su bebé y en retorno, la energía de su bebé es transferida de vuelta a usted. Es una situación en la que todos ganan”.

El estrés crónico, por otra parte, es como un volcán, dice Ruhmann. Cuando explota, puede afectarle tanto a usted como a su bebé de maneras que no son buenas para ninguno de los dos”.

Por ejemplo, dice Ruhmann, algunos bebés tienen problemas prendiéndose durante la lactancia, lo cual puede ser estresante para la madre. “El bebé siente el estrés de su mamá y también se estresa, así que ahora ambos están sintiendo la ansiedad del otro y el bebé no quiere lactar”. Si el bebé no puede lactar, dice ella, la madre puede tener problemas produciendo leche, lo cual a su vez crea aún más estrés para la madre y para el bebé”.

Ser una nueva mamá es un proceso de aprendizaje, dice Ruhmann, y es su responsabilidad desarrollar las funciones para poder lidiar mejor con el estrés. “Hay mucha información acerca de cómo cuidar de su recién nacido, pero es importante obtener la información correcta y practicar lo que se aprende”, dice ella. “Encontrar la información es fácil, pero como nueva mamá, encontrar el tiempo puede ser difícil”, reconoce ella.

Ruhmann ofrece estos consejos fáciles de seguir para las nuevas mamás (y para los papás también) para brindar un poco de balance a sus vidas tan agitadas:

  • Muévase: Eleve los brazos, haga sentadillas, aguante al bebé y doble las rodillas. Gire la cintura de un lado al otro con el bebé en brazos y use su cuerpo como parte de la experiencia. Si usted necesita fisioterapia después del parto, pregúntele a su médico lo que es seguro para usted.
  • Coma saludablemente: Coma muchas frutas y vegetales, granos enteros y proteínas saludables. Aléjese de los alimentos que se le antojan cuando está bajo estrés, especialmente aquellos que contengan mucha azúcar, grasa y sal.
  • Duerma bien: Cuando su bebé duerma, usted duerma también, incluso si sólo es por 30 minutos aquí o una hora allá. Usted necesita toda la fuerza y la energía que pueda reunir para cuidarse a usted misma y a su bebé.
  • Ámese a usted misma: Siempre recuerde practicar el autocuidado y de cuidarse a usted misma primero.
  • Busque apoyo: Porque las nuevas mamás a veces pueden sentirse aisladas, cualquier tipo de grupo o de interacción social individual puede ser una pausa gratificante. Piense en unirse a un grupo de apoyo con otras mamás que entiendan su experiencia mejor que nadie y puedan ofrecerle consejos útiles y puedan reconfortarla cuando sea necesario. Incluso puede que encuentre nuevas amistades. Para más información acerca de grupos de apoyo, visite la página de Educación y Eventos de Baptist Health.
  • Ponga música: La música es una forma de relajamiento primordial desde la era de los cavernícolas. Use la música y los sonidos ambientales para relajarse a usted y a su bebé. Cualquier cosa que usted encuentre calmante funciona.
  • Respira: Practique respirar profundo desde el abdomen antes de levantarse de la cama y antes de cargar a su bebé. Algunos métodos bien conocidos de respiración son: Respiración Cuadrada, la técnica S.T.O.P. y las técnicas de Grounding 5,4,3,2,1.
  • Medite diariamente: Encuentre en tiempo para meditar por lo menos un minuto cada día y póngase la meta de aumentar a media hora o incluso a una hora si se puede. Sí, la vida está llena de distracciones, pero si usted puede mantenerse enfocada en el presente, será una mejor mamá para su bebé.
  • Esté consciente: Ponga atención y esté consciente de sus alrededores. Cuando está con su bebé, esté con su bebé. Cuando necesite relajarse, enfóquese en dónde quisiera estar e imagínese ahí.
  • Cree rutinas: Los bebés se desarrollan con la rutina. Les da una grata sensación de seguridad y confort.
  • Haga contacto: Un masaje con loción tibia insta el contacto de piel a piel entre usted y su bebé. (Como bono, usted puede usar la misma loción usted misma.)
  • Use la aromaterapia: Muchos productos para bebés contienen fragancias como lavanda o camomila que pueden ser calmantes tanto para el bebé como para la mamá. Tome un poco de loción y úntesela en las manos y en los pies para sentirse instantáneamente relajada.

Sobre todo, aconseja Ruhmann, tenga cuidado con usted misma y sea bondadosa con usted misma. “Ponga atención, esté presente y practique pasión, compasión y paciencia”, dice ella. “Aprenda, adáptese y disfrute. Usted y su bebé van a estar muy bien”.

Tags: , , ,