Sus pulmones no son los únicos en riesgo con la COVID-19

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

8 de July de 2020


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Aunque nuestro sistema respiratorio puede ser el blanco principal del SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, hay un consenso que está creciendo en la comunidad médica, que el virus es también una enfermedad vascular que puede causar estragos en los vasos sanguíneos y conducir a otras complicaciones graves.

Ian Del Conde Pozzi, M.D., cardiólogo y director de Medicina Vascular de Miami Cardiac & Vascular Institute

“La COVID-19 no es solamente una enfermedad respiratoria. También invade las células endoteliales que recubren los vasos sanguíneos, causando daño e inflamación”, explica Ian Del Conde Pozzi, M.D. cardiólogo y director de Medicina Vascular de Miami Cardiac & Vascular Institute, parte de Baptist Health South Florida.

Un virus respiratorio que infecte las células sanguíneas y circule a través del cuerpo es prácticamente sin precedentes, según el Dr. Del Conde. “Los virus de la influenza, como H1N1 no son conocidos por hacer esto”, dice él, añadiendo que el virus original SARS, un coronavirus hermano de la infección actual, no se extendía más allá de los pulmones.   

En un estudio reciente publicado en la revista médica The Lancet, los investigadores descubrieron que el virus SARS-CoV-2 puede infectar las células endoteliales que recubren los vasos sanguíneos. Las células endoteliales protegen el sistema cardiovascular, y ellas liberan proteínas que influyen en todo, desde la coagulación sanguínea hasta la respuesta inmunológica. En la publicación, los científicos mostraron el daño a las células endoteliales en los pulmones, el corazón, los riñones, el hígado y los intestinos en personas con COVID-19.

Los investigadores encontraron que cuando el virus entra en los pulmones, destruye el tejido pulmonar, y las personas comienzan a toser. La destrucción del tejido pulmonar rompe y abre los vasos sanguíneos, y entonces el virus comienza a infectar las células endoteliales. Esto crea una respuesta local de inmunodeficiencia, y causa inflamación del endotelio, lo cual desencadena una avalancha de síntomas mientras que el cuerpo moviliza todas sus municiones para combatir este virus nuevo.

Esto puede explicar las innumerables presentaciones vasculares vistas con el virus, dice el Dr. Del Conde. “Hemos visto muchos pacientes que presentan los síntomas de COVID-19 que también tienen coágulos sanguíneos. Dependiendo de dónde estén localizados los coágulos sanguíneos, pueden causar condiciones mortales, tales como accidente cerebrovascular, trombosis venosa profunda, y embolia pulmonar”.  

Otra complicación común de la COVID-19 es la inflamación, la que puede causar un daño duradero al corazón y a otros órganos. Según estadísticas del American Heart Association (AHA), aproximadamente el 40 por ciento de todas las muertes de COVID-19 están relacionadas con complicaciones cardiovasculares.

Los médicos de Miami Cardiac & Vascular Institute han desarrollado protocolos específicos para el manejo de pacientes con COVID-19 que presentan ataque cardiaco o accidente cerebrovascular. “Pacientes que tienen mayor riesgo con el COVID-19 son aquellos con enfermedades crónicas importantes, como enfermedades cardiacas”, señala el Dr. Del Conde. “La mayoría de las personas que fallecen de COVID-19 realmente mueren de fallo multiorgánico”.

Nuevas terapias ofrecen esperanza a los pacientes que están sufriendo el COVID-19 severamente y otros problemas de salud, según el Dr. Del Conde. “Estamos usando algunas de las terapias más avanzadas para tratar a los pacientes aquí en el Miami Cardiac & Vascular Institute e incluso algunos de nuestros pacientes más gravemente enfermos se han recuperado completamente”, dice él.   

Al mismo tiempo, el Dr. Del Conde le advierte a cualquiera con una enfermedad cardiaca subyacente que no evite o atrase su tratamiento debido al COVID-19. “Las complicaciones de problemas cardiacos sin tratarse pueden representar un riesgo mayor a la salud de estos pacientes”, dice el Dr. Del Conde. “Ha sido reportado – y ciertamente lo hemos visto en nuestra práctica – que los pacientes experimentan serias complicaciones cardiovasculares por no haberse tratado”.

¿Le preocupa tener el coronavirus?

Use nuestra herramienta de evaluación en línea para el coronavirus o llámenos a nuestra línea directa de COVID-19, 1-833-MYBAPTIST (833-692-2784). Para ver a un médico desde su teléfono desde la comodidad y seguridad de su hogar, descargue Baptist Health Care On Demand.

Tags: , , ,


There are no comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *