Suplementos y Vitaminas: Lo que usted debe saber

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

6 de agosto de 2018


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Algunas personas toman una multivitamina u otro suplemento como una especie de “póliza de seguro” para su salud. Sin embargo, los alimentos siempre deben ser las primeras fuentes de vitaminas y minerales para el cuerpo, especialmente porque contienen muchos nutrientes que una simple cápsula no contiene. Y las cápsulas no pueden tomar el lugar una dieta poco saludable.

La industria de las vitaminas y los suplementos es enorme y consiste de píldoras, polvos, tabletas y cápsulas, así como también bebidas y barras de energía. La Administración de Drogas y Alimentos de los EE.UU. (USDA por sus siglas en inglés) es la agencia federal que supervisa los suplementos alimenticios en los Estados Unidos. Sin embargo, los suplementos no requieren la aprobación de la FDA antes de ser puestos a la venta en el mercado.

Control y eficacia
La mayoría de los suplementos en el mercado exceden o no contienen la cantidad suficiente de los ingredientes que alegan tener. Siempre busque el sello de calidad que muestre que una empresa independiente ha probado el producto para verificar su calidad y su seguridad. Existen varias empresas independientes que analizan ciertas marcas para asegurar la precisión y la seguridad de sus etiquetas. El USP Dietary Supplement Verification Program es un programa voluntario para los fabricantes de suplementos alimenticios.

NSF International marca la pauta que ayuda a confirmar que lo que indica la etiqueta del producto es lo que contiene el frasco. Sus pruebas también verifican que no haya niveles peligrosos de contaminantes tales como metales pesados, pesticidas y herbicidas en el producto. Informed Choice es otro programa voluntario para los suplementos alimenticios deportivos que los analiza para detectar sustancias prohibidas que podrían potencialmente afectar a los atletas profesionales.

A través de un proceso de análisis y auditoría, la USP (United States Pharmacopeial Convention) evalúa los productos sometidos voluntariamente contra los estándares de calidad basados en la ciencia – incluyendo estándares reconocidos a nivel federal y por las “FDA current good manufacturing practices”, dicta la USP, una organización científica sin fines de lucro.

La mayoría de las vitaminas, minerales o hierbas en el mercado no han sido estudiadas lo suficientemente bien o no han sido comprobadas eficaces para la salud. Algunas pueden ser eficaces si se toman correctamente y con la supervisión de un médico o de un dietista registrado, tal como la vitamina D y el calcio para la salud de los huesos; el aceite de pescado para la salud del corazón y la proteína para la integridad muscular.

Se debe tener en mente que consumir demasiadas vitaminas y minerales, lo cual es uno de los riesgos de tomar suplementos, puede ser dañino para su salud por causa de la toxicidad o de las interacciones con otros alimentos o medicamentos. Algunos suplementos probióticos o de proteína, por ejemplo, también contienen un perfil multivitamínico, lo cual significa que si usted ya está tomando una multivitamina, esto podría ser excesivo. Nunca olvide que los alimentos enteros contienen todos los nutrientes que necesitamos.

¿Debe usted tomar suplementos?

Algunas personas no consumen una variedad de alimentos o comidas balanceadas como parte de sus dietas. Las mujeres embarazadas, los envejecientes o los veganos pueden estar en riesgo para las deficiencias. Si usted sospecha alguna deficiencia o si simplemente está curioso acerca de su estatus, es mejor hablar con su médico quien puede hacerle análisis especiales para ayudarle a decidir si un suplemento es específico sería beneficiosos para usted. Un dietista registrado también puede ayudarle a repasar su dieta para ver su consumo de vitaminas y minerales.

Los datos principales acerca de los suplementos:
1- Los alimentos siempre deben ser las primeras fuentes de nutrientes.

2- Los suplementos se deben tomar como sea necesario y con la asesoría de un médico u de un dietista.

3- Antes de tomar cualquier multivitamina o suplemento, considere su eficacia, sus beneficios y sus riesgos. Su médico o su dietista pueden ayudarle a decidir.

4- Siempre busque el sello de calidad en los suplementos ya que la FDA no tiene la obligación de repasar o de aprobar estos productos.

Carla Duenas es una dietista registrada con el Departamento de Salud Comunitaria de Baptist Health South Florida.

Etiquetas:


There are no comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *