- Resource | Baptist Health South Florida - https://baptisthealth.net/baptist-health-news/es/ -

Su dolor de espalda tiene arreglo

Si usted está experimentando esa sensación dolorida en la espalda, no está solo. Los dolores de espalda que son la causa principal de discapacidad en los Estados Unidos, afectarán a un 80 por ciento de los estadounidenses durante sus vidas. Sin embargo, eso tiene arreglo, incluso cuando la causa es un problema serio y complejo.

No obstante, es importante que usted vea a un profesional para que este pueda determinar la razón para su dolor y recomendar el tratamiento adecuado, según los expertos de la columna vertebral de Marcus Neuroscience Institute [1] y Miami Neuroscience Institute [2], ambos parte de Baptist Health.

“Yo pienso que existe un concepto erróneo de que no se puede hacer nada para el dolor de espalda”, dice Frank Vrionis, M.D. [3] , neurocirujano y director de Marcus Neuroscience Institute at Boca Raton Regional Hospital. “Pero hoy en día tenemos muchas alternativas para los pacientes. Ofrecemos una amplia gama de procedimientos de la columna vertebral, desde los casos más complejos de deformidades de la columna, hasta los casos más básicos. Y porque la gran mayoría de los pacientes no requieren cirugía, tenemos numerosos tratamientos no quirúrgicos”.

El instituto es uno de dos centros integrales para la atención de la columna, acreditados por la Comisión Conjunta en el Condado de Palm Beach y uno de sólo 101 centros en todo el país. La reciente adición del sistema Mazor X™ Robotic Guidance Platform a su arsenal, hace posible que los cirujanos realicen procedimientos mínimamente invasivos con precisión, que son particularmente beneficiosos porque las técnicas menos invasivas reducen el tiempo de estadía en el hospital y también el riesgo de infección.

“El robot nos permite ser extremadamente precisos, especialmente cuando colocamos tornillos o varas en la columna”, dice el Dr. Vrionis. “El margen de error es muy pequeño. Hay momentos en los cuales sólo toma 1 milímetro para dejar a una persona con debilidad o con un problema neurológico. Mientas más precisos podamos ser, mejor”.

La cirugía mínimamente invasiva puede emplearse para tratar una variedad de condiciones, incluyendo la enfermedad degenerativa de los discos, ciática y el tratamiento de deformidades, dice Michael E. Gómez, M.D. [4], neurocirujano y director de Cirugía Mínimamente Invasiva de la Columna Vertebral en Miami Neuroscience Institute. “La cirugía de la columna puede causar mucha inquietud en los pacientes, mayormente porque han escuchado cosas de sus amigos y familiares”, dice él. Sin embargo, con técnicas mínimamente invasivas, la recuperación se puede acortar. La gente puede volver al trabajo bastante rápido y al final, podemos ver un verdadero retorno a la función”.

Existen muchos motivos para el dolor de espalda. Los factores de riesgo incluyen:

Otras causas para el dolor de espalda pueden ser las enfermedades como el cáncer, algún defecto congénito de la columna como escoliosis o espina bífida, estenosis espinal (un estrechamiento de la columna vertebral), y los problemas de los nervios. Además, muchas mujeres embarazadas pueden atestiguar a la tensión que cargar un bebé pone en la espalda, y cosas simples como la mala postura y la mala mecánica corporal también contribuyen al dolor de espalda.

Los equipos multidisciplinarios del Instituto incluyen especialistas en medicamentos para el dolor, fisiatras (especialistas en medicina de rehabilitación), personal de enfermería con certificación neurológica y fisioterapeutas especialmente entrenados. Y porque solamente una fracción de los problemas de la espalda son tratados con cirugía, las opciones no quirúrgicas incluyen inyecciones de células madre, manejo del dolor con bloqueos nerviosos, inyecciones, medicamentos, terapia cognitiva del comportamiento y más.

“Siempre tratamos de encontrar soluciones para los pacientes que no sean quirúrgicas”, dice el Dr. Vrionis. “Pero en realidad no existe un procedimiento espinal que nosotros no hagamos, desde la C-1 en la parte de atrás de la cabeza hasta el coxis al final de la columna. No hay necesidad de que nadie de nuestra comunidad tenga que viajar a ningún otro lugar para buscar tratamiento para un problema de la espalda”.

El instituto también participa en ensayos clínicos y el Dr. Vrionis está liderando investigaciones con ingenieros de Florida Atlantic University, en busca de estudios biomecánicos para analizar cómo las distintas fuerzas afectan a la columna.

Para más información acerca del programa de la columna vertebral de Marcus Neuroscience Institute, llame al 561-955-4600 o haga clic aquí [5]. Para información acerca del programa de la columna vertebral de Miami Neuroscience Institute, llame al 786-596-3876 o haga clic aquí [6]