- Resource | Baptist Health South Florida - https://baptisthealth.net/baptist-health-news/es/ -

Su columna vertebral y el dolor de espalda: Cuál es la causa y qué puede hacer al respecto

El dolor de espalda es muy común, tanto si se trata de una condición crónica a medida que envejecemos como si aparece de repente tras forzar la columna vertebral para levantar algo pesado. Sea cual sea la causa – artritis, estenosis espinal (estrechamiento alrededor de las raíces nerviosas), lesión contundente o cualquier otra cosa – el dolor de espalda es una de las razones más comunes por las que los estadounidenses mayores de 45 años buscan atención médica, junto con el resfriado común, explica Ronald Tolchin, D.O. [1], director médico del Spine Center [2] de Miami Neuroscience Institute [3].


Ronald Tolchin, D.O., director médico del Spine Center de Miami Neuroscience Institute.

“El dolor de espalda puede ser ciertamente una advertencia de que existe un problema”, explica el Dr. Tolchin. “Sin embargo, también podría deberse a cambios degenerativos en la columna lumbar a medida que se envejece. Sabemos que la columna se degenera con la edad”.

¿Por qué se degenera la columna vertebral con el tiempo? Tiene que ver con el desgaste del cartílago entre los cuerpos vertebrales. Este cartílago se llama disco intervertebral. Tiene un componente de cartílago alrededor del exterior, y un material blando parecido a un gel en el interior llamado el núcleo.

“Con el tiempo, el cartílago se reseca y esto puede provocar desgarramientos en la parte exterior del disco, lo que provoca el dolor”, dice el Dr. Tolchin. “Además, puede poner más tensión en algunas de las pequeñas articulaciones de la parte posterior de la columna vertebral, llamadas articulaciones facetarias, y hacer que se degeneren con el tiempo”.

El Dr. Tolchin ofrece más información sobre el dolor de espalda y las formas de aliviar o ayudar a prevenir las molestias debilitantes.

Pregunta: ¿Cuál es el mejor ejercicio para contrarrestar los cambios degenerativos de la columna vertebral a medida que envejecemos?

Dr. Tolchin:

“La mejor manera de contrarrestar algunos de estos cambios es trabajar la fuerza de los músculos centrales. Se trata de un grupo de 29 músculos en la parte delantera y en la trasera que rodean toda la columna vertebral. Estos incluyen los músculos abdominales, los músculos extensores de la espalda, los músculos pélvicos, etc. – y todos ellos pueden asumir el movimiento y descargar parte de la presión de los elementos de la columna vertebral. Estos músculos se pueden fortalecer durante toda la vida, a diferencia de los cambios degenerativos de la columna vertebral, que no son reversibles”.

“Esto es especialmente problemático en personas con sobrepeso ya que ejercen más presión sobre la columna vertebral, por lo que los cambios degenerativos empeoran en esa situación. Se trata de un problema creciente, ya que en general vivimos más tiempo y hay más cambios artríticos a medida que envejecemos. Así que tenemos que cuidar nuestra columna vertebral y hacer el ejercicio adecuado para compensar algunos de los cambios que se producen con la edad”.

Pregunta: ¿Cuán debilitante puede llegar a ser el dolor de espalda, incluso si la causa del dolor no requiere una intervención quirúrgica o algo extremo?

Dr. Tolchin:

“El dolor de espalda puede ser bastante debilitante. Depende de la causa exacta que lo provoque. Por ejemplo, las hernias discales que causan presión sobre el nervio pueden provocar un dolor extremo en la parte baja de la espalda, pero también un dolor que se irradia a las extremidades inferiores, como ardor, hormigueo y entumecimiento, que también puede ser muy debilitante. Puede causar debilidad en las extremidades inferiores, especialmente en el pie, y hacer que la persona sea propensa a las caídas”.

“Una caída puede provocar otros problemas, como una fractura de cadera, dependiendo de la edad de la persona, o una fractura por compresión en la columna vertebral si alguien tiene también osteoporosis. Otros ejemplos de dolor de espalda debilitante ocurren en las pequeñas articulaciones llamadas facetarias. Se trata de pequeñas articulaciones que guían el movimiento en la parte baja de la espalda y, si se sobrecargan debido a la falta de músculos fuertes alrededor de la columna vertebral, pueden volverse bastante artríticas. Pueden volverse bastante artríticas y causar un dolor de espalda debilitante”.

“Otros ejemplos de dolor debilitante pueden ser una condición llamada estenosis espinal. Se trata de un estrechamiento de la columna vertebral alrededor de las raíces nerviosas que provoca presión debido a los cambios artríticos que se producen con el tiempo. Esto suele ocurrir en los adultos mayores. Inicialmente, puede comenzar con dolor de espalda; sin embargo, a medida que la condición empeora los individuos tienen tanto debilidad, fatiga y pérdida sensorial en las extremidades inferiores lo cual puede ser profundamente debilitante”.

Pregunta: ¿Cuáles son algunas de las causas comunes del dolor de espalda que los lectores pueden tratar de evitar?

Dr. Tolchin:

“Algunas causas comunes del dolor de espalda son la hernia discal. Se trata de un desgarro en la banda exterior del disco que permite que el material gelatinoso salga de los confines del disco y presione el nervio. Esto puede ocurrir, por ejemplo, si alguien levanta más peso del que debería, o si se dobla y gira al mismo tiempo mientras levanta peso.  También puede ocurrir simplemente debido a la debilidad de la banda externa del disco que puede ocurrir en cualquier momento”.

“Para tratar de evitar el aumento de la tensión en la columna vertebral, una persona puede levantar utilizando una mecánica corporal adecuada y utilizar los músculos de las piernas cuando se está inclinando hacia adelante, por ejemplo, al hacer una sentadilla o una estocada con el fin de llegar al suelo para recoger algo. Además, es importante evitar inclinarse hacia delante con la espalda redonda para disminuir la carga sobre la columna vertebral. En cambio, una posición de espalda plana, o la espalda arqueada hacia atrás, utilizaría más la articulación de la cadera mientras se dobla y puede ser bastante útil para prevenir el dolor en la columna”.

Para programar una cita en el Spine Center de Miami Neuroscience Institute, llame al 786-596-3876 o llene un formulario de solicitud de cita [4].