Su afección cutánea requirió ‘cirugía paratiroidea “sin cicatriz’

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

24 de June de 2019


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Hace alrededor de dos años, el endocrinólogo de Lynette Boodhoo le informó que tendría que monitorear su hiperparatiroidismo. Sin embargo este pasado mes de enero, la Sra. Boodhoo fue referida a Robert Udelsman, M.D., MBA, jefe de cirugía endocrina y director del Instituto de Neoplasia Endocrina en Miami Cancer Institute.

Ella necesitaría cirugía para extirparle una de sus glándulas paratiroides, las cuales se encuentran detrás de la glándula tiroides en el cuello. El Dr. Udelsman es el primer médico en los Estados Unidos en estar completamente entrenado en una nueva técnica quirúrgica que no deja cicatriz visible en pacientes con ciertas condiciones benignas y cancerosas de la tiroides y las paratiroides. A diferencia de la cirugía tradicional de la tiroides, la cual requiere una incisión de alrededor de dos pulgadas en el cuello, el cirujano obtiene acceso a las glándulas tiroides y paratiroides que se encuentran arriba de la tráquea, a través de la parte interna del labio inferior.

La Sra. Boodhoo sufre de la condición cutánea llamada vitíligo, la cual resulta en la pérdida de color de la piel en forma de parches blancos o sin pigmento. Ella buscó la experiencia en técnicas sin cicatriz del Dr. Udelsman  porque la cirugía tradicional de la paratiroides le haría una cicatriz en el cuello más visible de lo normal, debido a su vitíligo.

Cada vez que me doy una cortada profunda, mi piel pierde su pigmentación”, explica la Sra. Boodhoo. “Por eso, este fue 100 por ciento el motivo por el cual yo quise hacerme la cirugía de esta forma”.

El Dr. Udelsman recientemente realizó la primera paratiroidectomía trans-oral, o la extirpación de las glándulas paratiroides sin cicatriz externa en la Sra. Boodhoo. El año pasado, él realizó la primera tiroidectomía trans-oral en otra paciente de Miami Cancer Institute.

En la paratiroidectomía trans-oral a la cual se sometió la Sra. Boodhoo, se obtiene acceso a la glándula paratiroides a través de tres incisiones pequeñas en la parte interna del labio inferior. A través de estas incisiones, se pasan pequeños instrumentos laparoscópicos bajo la piel y hacia abajo para alcanzar la tiroides o la paratiroides, como fue el caso de la Sra. Boodhoo.

“La operación se realiza a través de una pantalla de video, utilizando instrumentos laparoscópicos – en este caso eran instrumentos pediátricos ya que las incisiones eran tan pequeñas”, explicó el Dr. Udelsman. Encontramos el tumor y lo extirpamos. Protegemos las estructuras que le rodean, incluyendo los nervios de las cuerdas vocales”.

La Sra. Boodhoo dijo que su cirugía fue todo un éxito y que pudo desayunar a la mañana siguiente.

“Además de sus muchas habilidades, el Dr. Udelsman es una persona sumamente bondadosa y compasiva, y de verdad escucha a sus pacientes”, dijo ella. “Mi consejo a cualquier persona que quiera considerar esta cirugía es que tenga una consulta con el Dr. Udelsman”.

El Dr. Udelsman dijo que el éxito del caso de la Sra. Boodhoo y de otros podría transformar las paratiroidectomías y las tiroidectomías trans-orales en procedimientos más comunes en instituciones selectas.

“No quiero decirles que esta es una operación sencilla”, añade él. “Es más difícil que la técnica estándar. Por eso debemos hacer la siguiente pregunta: ¿Debemos estar haciendo este procedimiento solamente por razones cosméticas? Yo contestaría esa pregunta diciendo – miren lo que la gente hace por motivos cosméticos para muchas otras operaciones. Para un grupo de pacientes…existen razones válidas para hacerla”.

Etiquetas: ,


There are no comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *