Soluciones para las personas con apnea obstructiva del sueño que han dejado el CPAP

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

5 de October de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

¿Ha dejado usted su tratamiento de CPAP? Si su máquina de CPAP está sin usar, cubierta de polvo en una esquina, es hora de volver a familiarizarse con este dispositivo tan importante que puede ayudar a su salud.

La CPAP (sigla en inglés para terapia de presión positiva continua del flujo de aire) es el tratamiento más recomendado para las personas que padecen apnea obstructiva del sueño, una condición seria que hace que las personas dejen de respirar mientras duermen. La apnea del sueño está asociada con las enfermedades cardíacas, la presión alta y otras condiciones, según Harneet Kaur Walia, directora de medicina del sueño de Miami Cardiac & Vascular Institute.


Harneet Kaur Walia, directora de medicina del sueño de Miami Cardiac & Vascular Institute.

A pesar de las serias ramificaciones para la salud, los estudios han demostrado que aproximadamente la mitad de las personas a las que se les aconseja utilizar una máquina de CPAP dejan de usarla al cabo de un año, y muchas incluso antes. Algunos estudios  han estimado que la adherencia a largo plazo es tan baja como el 30 o el 40 por ciento.

Eso significa que si usted ha dejado de usar la CPAP, no está solo. Sin duda, es algo que debe abordar con franqueza con su médico, quien puede ayudarle a sentirse más cómodo con el dispositivo, dice la Dra. Walia.

 “El uso de la CPAP puede ser a veces un reto, pero es importante seguir con ella”, dice la Dra. Walia, que ha dirigido numerosos ensayos clínicos e investigaciones sobre los trastornos respiratorios del sueño. “A veces los pacientes no se dan cuenta de la importancia de tratar la apnea obstructiva del sueño”.

Si está considerando darle otra oportunidad a su CPAP, eso es genial, dice la Dra. Walia. Sin embargo, antes de empezar, consulte a su médico. No asuma que su antigua máquina y sus antiguos ajustes siguen siendo adecuados para usted. Phillips, un gran fabricante de máquinas de CPAP, retiró recientemente del mercado millones de sus dispositivos más antiguos en los Estados Unidos debido a un posible riesgo para la salud por causa de su espuma antirruido. Usted debe comprobar primero si tiene una de esas máquinas y determinar qué hacer . Su médico podrá orientarle.

Cómo afrontar los retos de la CPAP

A algunas personas, la CPAP les provoca una sensación de asfixia o de claustrofobia, dificultad para exhalar, molestias en los senos paranasales o resequedad en la boca. Cualquier dificultad debe ser discutida con un médico, ya que muchos problemas pueden resolverse cambiando las máscaras, ajustando la presión del CPAP, añadiendo una correa para la barbilla o con otras estrategias, dice la Dra. Walia.

La congestión nasal, por ejemplo, puede tratarse con antihistamínicos o corticosteroides tópicos, y la resequedad nasal puede tratarse con aerosoles salinos tópicos o humidificación. Si la mascarilla provoca irritación de la piel, puede considerar la posibilidad de utilizar forros para la mascarilla.

A veces, el uso de la CPAP puede provocar una sensación de aire en el estómago. Usted puede hacer que le revisen y le ajusten la presión, y los medicamentos antigás vendidos sin receta pueden ser beneficiosos. A veces, es necesaria la terapia de presión positiva Bilevel en las vías respiratorias.

Si está listo para volver a familiarizarse con su CPAP, tómese el tiempo necesario para encontrar la mascarilla correcta con un ajuste adecuado. Los principales tipos de mascarillas – la de cara completa, la nasal, la de almohada nasal y la híbrida – se adaptan mejor a distintas situaciones. El hecho de que un tipo de mascarilla no le venga bien a usted, no significa que una de las otras no le sirva.

Vuelva a usar su CPAP con más calma, usándola un poco más de tiempo cada noche. De hecho, es posible que usted quiera sentirse más cómodo llevándola durante el día mientras lee o mira la televisión. Incluso puede empezar a llevar la mascarilla sin conectarla a la máquina. Con el tiempo, se sentirá más cómodo.

Por último, pruebe a realizar algunos ejercicios de relajación para ayudar a reducir su ansiedad por llevar la mascarilla por la noche. Utilice la función de “ramp” de su máquina para empezar con una presión de aire baja que aumente gradualmente. Esto es preferible para muchos pacientes.

Por qué se debe afrontar la apnea del sueño

Las personas con apnea obstructiva del sueño pueden experimentar pausas o disminuciones en su respiración muchas veces por hora. Cada uno de estos episodios, provocados cuando las vías respiratorias se obstruyen o se colapsan, puede durar desde unos segundos hasta unos minutos. La interrupción de la ingesta de oxígeno indica a su cerebro que le despierte para reanudar la respiración. “Se activa la respuesta de lucha o huida del cuerpo”, explica la Dra. Walia. “Aumenta la presión sanguínea, el ritmo cardíaco fluctúa y esto crea estrés”.

Este patrón puede repetirse toda la noche sin que usted se dé cuenta, pero su cuerpo sí lo sabe. Se ha descubierto que la apnea del sueño es un factor de riesgo para numerosas enfermedades cardiovasculares, como los latidos irregulares, la hipertensión, los infartos cerebrales, la arterioesclerosis (endurecimiento de las arterias) y las enfermedades coronarias, además de los trastornos del estado de ánimo, los problemas de la memoria, la diabetes y la obesidad. A través del uso de una mascarilla, la máquina CPAP bombea aire a la parte posterior de la garganta para mantener abiertas las vías respiratorias mientras se duerme. Los estudios demuestran que, cuando se utiliza consistentemente, tiene mucho éxito.

Entonces, ¿por qué tantas personas dejan de usar su CPAP? En algunos casos, nunca establecieron una buena relación con ella desde el principio. Según la Dra. Walia, la adherencia temprana es un factor de predicción del uso a largo plazo, por lo que es importante seguir adelante durante el periodo de adaptación cuando se recibe la máquina por primera vez.

“Hay que evaluar lo que se interpone en el uso a largo plazo”, dice la Dra. Walia. “La CPAP no es un tratamiento para usar “cuando usted quiera” – tiene que usarla para que funcione. Sin ella, usted volverá a los problemas originales que le enviaron al médico para un estudio del sueño en primer lugar.” 

No se rinda

Sin embargo, la CPAP no funciona bien para todo el mundo. Por ejemplo, las personas con anomalías nasales o sinusales pueden tener problemas anatómicos. Otras condiciones coexistentes pueden sugerir un enfoque diferente para tratar la apnea del sueño. Es importante discutir la situación con su médico.

“La CPAP es el estándar de oro, pero hay otras opciones de tratamiento”, dice la Dra. Walia. “El reto consiste en encontrar la terapia adecuada para corregir el trastorno respiratorio del sueño. Si la CPAP no te funciona, no es motivo para sentirse avergonzado o para rendirse.”