Solucionar un doloroso misterio pone a una familia en base sólida

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

22 de July de 2020


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Cuando las hermanas Gabriella y Veronica Roque bromean y se fastidian la una a la otra , es como música para los oídos de su mamá, Natalie. El mundo ha vuelto a la normalidad luego de enfrentar un misterio médico que afectó a toda la familia.


Gabriella con su hermana Veronica y su madre Natalie.

Durante cuatro años, el dolor fue el compañero constante de Gabriella Roque, ha hija mayor de la familia. La niña que una vez fue sociable, fue de bailar y caminar libremente a depender de muletas, un carrito y finalmente una silla de ruedas. La peor parte era que nadie podía llegar al fondo de lo que le estaba causando el dolor tan debilitante en su pie izquierdo.

“Yo pensaba que esta sería mi vida”, dijo Gabriella, que ahora tiene 17 años y cuyo sufrimiento la convirtió en una persona muy retraída.

Pero el panorama ha cambiado. Gabriella, quien está por empezar su cuarto año de escuela secundaria en St. Brendan High School en el otoño, ahora podrá participar en todos los hitos que atraviesa una típica adolescente – y sin dolor. Si hay baile de graduación, ella estará ahí. Si hay graduación, ella podrá cruzar el escenario para recoger su diploma.

Gabriella y su familia acreditan su mejoría a la dedicación y la capacidad de diagnóstico del cirujano ortopeda Thomas San Giovanni, M.D., especialista en pie y tobillo de Miami Orthopedics & Sports Medicine Institute. Él pudo descifrar la causa del dolor, aislando un nervio que nadie había identificado como la fuente del problema.

Una madre busca respuestas

“Durante cuatro años llevamos a Gabriella a ortopedas, podiatras y neurólogos. Mi hija se sometió a innumerables MRIs, escanes por CT, estudios de conducción nerviosa, tratamientos electromagnéticos y fisioterapia. Sin embargo, el dolor perpetuo continuaba”, dijo Natalie Roque. Como madre, ella estaba desesperada, especialmente cuando escuchaba a Gabriella llorando en su cama por las noches debido a los agonizantes espasmos que no la dejaban dormir.

Los médicos pensaron inicialmente que el dolor estaba conectado con una fractura en el pie que Gabriella había sufrido en una clase de baile hip-hop cuando tenía 12 años. Ella debió haberse sentido mejor cuando le quitaron el yeso – sin embargo, se sintió peor. Los médicos le dijeron que le diera tiempo al tiempo, pero para el segundo año, el dolor persistente no tenía sentido. Tres años se convirtieron en cuatro. La muchacha que antes sacaba las mejores notas y que había sido presidenta del consejo estudiantil ya casi no socializaba con sus amigas y no podía concentrarse en la escuela debido al dolor. Su mayor consuelo era acurrucarse con su perro, Marshmallow.

La familia devastada, no sabía a dónde acudir. La Sra. Roque solo sabía que se rehusaba a perder las esperanzas de que su hija pudiera vivir una vida normal nuevamente. Ella mantuvo abundantes récords, a medida que su colección de informes médicos crecía más y más.

Cuando el abuelo de Gabriella, quien estaba siendo tratado por el Dr. San Giovanni debido a un tendón de Aquiles desgarrado, mencionó el calvario de Gabriella, el Dr. San Giovanni accedió a repasar el caso. La Sra. Roque compara la experiencia a la de ver a un detective resolver un misterio en televisión. “Él usó razonamiento deductivo para señalar cosas de las cuales que nadie se había dado cuenta”, dijo ella. Pero igual de importante para la familia fue la preocupación sincera del Dr. San Giovanni. “Su nivel de empatía fue muy conmovedor. Él hizo su misión ayudarnos”.

La teoría del Dr. San Giovanni

Luego de examinar a Gabriella y de repasar su historial médico, el Dr. San Giovanni formó una teoría. El dolor no se originó por causa de la fractura, sino por el nervio peroneo que corre detrás de la rodilla hasta el pie. Cuando Gabriella tuvo un crecimiento repentino, el nervio se le enredó en el tejido cicatrizal que tenía de una vieja mordida por un barracuda que sufrió en el tobillo cuando era pequeñita y estaba jugando en el agua en una playa de Key Biscayne. Su familia pensó que ella se había recuperado por completo de esa lesión, la cual no le había molestado del todo a través de su niñez.

Pero inmovilizarle el pie con un yeso aparentemente agravó el nervio atrapado – y mientras más crecía, más se le estiraba. El Dr. San Giovanni confirmó su premisa inyectando el nervio con esteroides, los cuales le trajeron un alivio casi inmediato. Desafortunadamente, para ese punto, el nervio estaba demasiado dañado para poder ser reparado – tenía que ser desconectado.

Después de someterse a una cirugía ambulatoria en Doctor’s Hospital en octubre del 2018, Gabriella se quedó con una parte del pie dormido, lo cual era de esperarse. Ella dijo que prefiere eso al dolor debilitante que antes sufría. Su pie funciona completamente y ella continúa fortaleciéndolo con fisioterapia este verano con la esperanza de evitar una segunda cirugía más adelante para apretarle los tendones peroneos y así mejorar su estabilidad y su equilibrio.

Gabriella está muy contenta con su progreso y con el prospecto de mejorar aún más. “Sin la ayuda del Dr. San Giovanni, probablemente todavía estaría en silla de ruedas”, dijo ella.

Veronica, de 15 años, dijo que la transformación de su hermana ha sido asombrosa. “Vimos cuanto dolor estaba sufriendo y eso nos afectó a todos”, dijo Veronica, añadiendo que eso afectó la relación entre las hermanas. “Una vez ella se sintió mejor, empezamos a hablar de nuevo y hemos vuelto a formar un fuerte lazo. Ese espacio entre nosotras se ha cerrado”.

La Sra. Roque está de acuerdo. “Mi esposo y yo nos sentimos imposibilitados a medida que veíamos como ella se deterioraba con el pasar de los años. El Dr. San Giovanni no solo salvó a Gabriella de una vida de dolor, pero también salvó a toda nuestra familia”.

El dolor de pie y tobillo se puede complicar debido a que son estructuras complejas, compuestas por 28 huesos y 31 articulaciones, sin mencionar los numerosos ligamentos, tendones y nervios. Las técnicas quirúrgicas siguen evolucionándose, particularmente con el reemplazo de las articulaciones, lo cual tiene la meta de preservar el nivel más alto de movilidad. Por ejemplo, el Dr. San Giovanni fue pionero del reemplazo de la articulación del dedo gordo del pie, aliviando el dolor debilitante causado por la artritis y por otras causas. El año pasado, también se convirtió en el primer cirujano ortopeda de la Florida – y uno de solo unos cuantos en los Estados Unidos – en reemplazar simultáneamente el tarso y la articulación del tobillo por medio de impresiones en 3D.

El Dr. San Giovanni se siente muy feliz de que su trabajo haya tenido un impacto tan grande en Gabriella y en su familia. “El mejor beneficio que tenemos como médicos es la oportunidad de poder ayudar”, dijo él. Él mantiene una cálida conexión con Gabriella, quien pasa a saludarlo siempre que tiene la oportunidad. “Ella ahora puede tener una vida feliz y puede hacer todo lo que quiera hacer”.

Tags: