- Resource | Baptist Health South Florida - https://baptisthealth.net/baptist-health-news/es/ -

Solución a la infertilidad

Una vez que una pareja esté lista para comenzar una familia, no quiere que se presenten obstáculos. Sin embargo, tener un bebé no es fácil para todo el mundo. Aunque la mayoría de las parejas logran concebir dentro de un año de comenzar a tratar, el 10 por ciento en edad reproductiva en los Estados Unidos experimentan problemas de fertilidad, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades [1].

Hay muchas razones por las que una pareja pueda tener problemas para quedar en estado, desde las condiciones anatómicas femeninas hasta la infertilidad masculina. La edad se está convirtiendo en una causa creciente de problemas de fertilidad en las mujeres, dice la María Bustillo, M.D. [2], especialista en infertilidad en el Centro para Mujeres y Bebés [3] en South Miami Hospital [4]. Esto se debe a que muchas mujeres esperan hasta los 30 y 40 años para tener hijos. Sin embargo, el reloj no se detiene, advierte.

“La edad de la concepción óptima para una mujer es de 25 a 35 años,” dijo la Dra. Bustillo. “Debido a que la calidad y el número de óvulos que una mujer produce en los ovarios disminuye significativamente con la edad, las mujeres no deben esperar para tener hijos”.

Se recomienda ver a un especialista para una evaluación de infertilidad si usted ha tratado de concebir durante más de un año o seis meses si usted es mayor de 35 años de edad. También se anima a las parejas que saben que tienen una condición que los pone en mayor riesgo de infertilidad a consultar a un especialista lo antes posible. Conclusión: Cuanto más pronto usted vea a un especialista, más probabilidades tendrá de quedar embarazada.

“Muchas de las parejas que veo hubieran preferido recibir tratamiento antes”, comentó la Dra. Bustillo.

Especialistas en infertilidad y reproducción afiliados al Centro para Mujeres y Bebés pueden ayudar a las parejas a encontrar las mejores opciones de tratamiento. Los especialistas realizan una evaluación integral que comienza con la recolección de la historia médica y sexual de la pareja. Esta información ayudará a determinar el siguiente paso, que puede incluir una variedad de pruebas.

En algunos casos, las pruebas no muestran ninguna explicación clara para la infertilidad. Para obtener respuestas, los médicos pueden observar los factores de estilo de vida de la mujer, tales como problemas de peso (estando significativamente bajo o sobrepeso), ejercicio excesivo o estrés que interfieren con la menstruación, el uso de tabaco y alcohol e incluso las toxinas ambientales.

En otros casos, las pruebas pueden revelar que una o más de las siguientes condiciones esté causando la infertilidad de la mujer:

La endometriosis ocurre cuando el tejido de revestimiento del útero, llamado tejido endometrial crece fuera del útero generalmente en la cavidad abdominal-pélvica.

Problemas de ovulación son generalmente hormonales y pueden impedir que un óvulo maduro desarrolle en los ovarios.

El síndrome de ovario poliquístico (PCOS por sus siglas en inglés) es una condición en la cual los pequeños folículos en sus ovarios no se desarrollan en folículos más grandes y maduros que liberan los óvulos.

Factores de trompas pueden impedir que los espermatozoides de su pareja lleguen a su óvulo y que el óvulo fertilizado llegue a su útero. Las trompas de Falopio bloqueadas o dañadas pueden ser causadas por la enfermedad inflamatoria pélvica, las infecciones de transmisión sexual y la esterilización quirúrgica anterior.

Los fibromas uterinos son crecimientos no cancerosos en el útero que pueden cambiar su entorno e interferir con la implantación del embrión, dice el ginecólogo, Rafael Pérez, M.D. [5], director médico del Centro de Fibromas de South Miami Hospital [6]. El Centro, junto con Baptist Cardiac & Vascular Institute, se especializan en el tratamiento de los fibromas uterinos.

Shirley Lampert [7], de 38 años sabe cómo los fibromas uterinos pueden reducir las posibilidades de una mujer para concebir. Ella y su marido trataron de tener un bebé durante varios años. El equipo multidisciplinario en el Centro de Fibromas descubrió que los fibromas submucosos en el útero de la Sra. Lampert fueron la causa de la infertilidad de la pareja.

El Dr. Pérez realizó una miomectomía robótica mínimamente invasiva para remover los fibromas uterinos. La hija de la pareja es una prueba de que el procedimiento de preservación de fertilidad fue un éxito.

“En el pasado, la cirugía para extirpar los fibromas uterinos se llevaba a cabo como un procedimiento abierto, que amenudo resultaba en tejido cicatricial y en última instancia, e problemas de infertilidad”, dijo el Dr. Pérez. “Ahora, incluso casos muy complicados se pueden realizar por vía laparoscópica, preservando la fertilidad de la mujer y aumentando su probabilidad de tener un embarazo exitoso”.

La cirugía robótica [8] fue la mejor opción para la Sra. Lampert. Para otras personas, la infertilidad puede ser tratada con medicamentos para la fertilidad, inseminación artificial u otras tecnologías de reproducción asistida, como la fertilización in vitro, donación de óvulos, madres de alquiler o la crioconservación, que es la congelación y el almacenamiento de óvulos o embriones. Muchas veces estos tratamientos se combinan.

Debido a que la infertilidad puede ser estresante, la Dra. Bustillo y otros expertos recomiendan que las parejas que sufren de infertilidad busquen respaldo al unirse a un grupo de apoyo o confiar en un amigo o miembro de la familia.
La buena noticia es que la mayoría de las parejas que acuden a tratamiento para la infertilidad llegan dar a luz a un bebé saludable.

La infertilidad es el tema de Overcoming Challenges to Conception [9], un programa en inglés que se realizará el sábado 21 de septiembre en el Hospital South Miami . Los expertos compartirán la información más actualizada sobre las opciones de tratamiento y de responder a sus preguntas en un ambiente amistoso y de apoyo.