Sólo 1 de cada 10 adultos consume suficientes frutas y vegetales informan los CDC

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

20 de November de 2017


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Consumir una dieta rica en frutas y vegetales, los cuales están cargados de vitaminas y minerales, puede ayudar a combatir las enfermedades crónicas, tales como los problemas cardiacos, la diabetes e inclusive algunos tipos de cáncer, según han demostrado innumerables estudios clínicos. Sin embargo, solamente 1 de cada 10 estadounidenses están consumiendo suficientes frutas y vegetales, dice un nuevo reporte por los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés).

Según la edad y el sexo, las directrices federales recomiendan que los adultos consuman por lo menos entre 1 ½ a 2 tasas de frutas diariamente, y entre 2 y 3 tasas de vegetales como parte de una dieta saludable.

Sin embargo, el informe más reciente por los CDC, el cual se enfoca en datos recopilados durante el año 2015 encontró que sólo un 9 por ciento de los adultos llenaron las recomendaciones de vegetales, variando desde un 6 por ciento en West Virginia a un 12 por ciento en Alaska. Sólo un 12 por ciento de los adultos llenaron las recomendaciones de consumir frutas, variando desde un 7 por ciento en West Virginia, a un 16 por ciento en Washington, D.C. El consumo de frutas y vegetales fue más bajo entre los hombres y los adultos jóvenes viviendo en la pobreza, dicen los CDC.

A la Florida le ha ido un poco mejor que los promedios nacionales, con un 14 por ciento para aquellos que llenaban las recomendaciones para el consumo de frutas y un 10 por ciento para el consumo de vegetales.

“Este reporte resalta que muy pocos estadounidenses consumen la cantidad recomendada de frutas y vegetales diariamente, poniéndolos en riesgo para enfermedades crónicas como la diabetes y la enfermedad cardiaca”, afirmó Seung Hee Lee Kwan, de la división de Nutrición, Actividad Física y Obesidad de los CDC, y autora principal del estudio. “Como resultado, nos estamos perdiendo las vitaminas y los minerales esenciales, y la fibra que brindan las frutas y los vegetales”.

La American Heart Association recomienda una dieta alta en frutas, vegetales y pescado, y limitada en grasas saturadas, grasas trans y azúcares añadidos. Una dieta saludable también debe incluir productos lácteos sin grasa o bajos en grasa, alta fibra y granos enteros.

Los antioxidantes, que se encuentran naturalmente en las frutas y los vegetales, protegen a las células de cuerpo de las moléculas dañinas, también conocidas como ‘radicales libres’”. Como resultado, estos alimentos pueden ayudar al cuerpo a prevenir o a combatir la inflamación. Las frutas y los vegetales también son altos en fibra, lo cual no solamente es bueno para la digestión, pero también ayuda a reducir los niveles de colesterol y controlar los niveles de azúcar en la sangre.

“Las plantas contienen miles de químicos y aceites saludables que impiden los pasos claves para el desarrollo de las enfermedades y la inflamación”, dice Natalie Castro, dietista principal de bienestar para el departamento de bienestar corporativo de Baptist Health South Florida. “El contenido alto en fibra de los alimentos basados en las plantas, tales como los vegetales, los granos enteros, las nueces, las semillas y las frutas, han demostrado que pueden ayudar a controlar las variaciones de azúcar en la sangre después de las comidas, mejorando la manera en la cual nuestros cuerpos metabolizan los nutrientes”.

Los estudios previos han encontrado que los altos costos y la disponibilidad limitada han sido barreras para el consumo de frutas y vegetales.

Las estrategias propuestas en la Guide to Strategies to Increase the Consumption of Fruits and Vegetables de los CDC para aumentar el acceso a las frutas y los vegetales incluyen:

  • Lanzar o expandir programas entre finca e instituciones en las guarderías infantiles, las escuelas, los hospitales, los lugares de trabajo y otras instituciones.
  • Mejorar el acceso a las tiendas al detal y a los mercados que venden frutas y vegetales de alta calidad.
  • Asegurar el acceso a las frutas y los vegetales en las cafeterías y en otros lugares donde se sirve comida en los centros de trabajo, los hospitales y las universidades.

Etiquetas: ,