Smokeout 2021: Lo que deben saber los fumadores actuales y antiguos acerca de las pruebas de detección para el cáncer de pulmón

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

18 de November de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Las tasas de tabaquismo se han visto reducidas sustancialmente en la última década – desde un 42 por ciento en el 1965 hasta un 14 por ciento en el 2019, sin embargo, la pandemia de la COVID-19 ha tenido un impacto inquietante en el acceso a los productos de tabaco. Por primera vez en dos décadas, las ventas de cigarrillos aumentaron el año pasado durante la pandemia, a medida que las empresas de tabaco aumentaron sus gastos para promover sus productos.

La Federal Trade Commission en su Cigarette Report anual, dijo que los fabricantes vendieron 203.7 billones de cigarrillos en el 2020, un aumento desde 202.9 billones en el 2019 lo que representa un aumento de un 0.4 por ciento. Eso puede ser un aumento fraccionario, pero aun así es inquietante. Los estudios han indicado que los fumadores son más susceptibles a la infección de la COVID-19 y a la enfermedad severa por causa del coronavirus.

Alrededor de 34 millones de adultos estadounidenses siguen fumando cigarrillos, y el tabaquismo sigue siendo la principal causa prevenible de muerte y enfermedad en el mundo, responsable por alrededor del 80% de los casos de cáncer de pulmón, según la American Cancer Society (ACS).

“El cáncer de pulmón se desarrolla en los pacientes como resultado de los 6.000 a 7.000 cocarcinógenos y carcinógenos que se desprenden de la hoja de tabaco”, explica Mark Dylewski, M.D., jefe de cirugía torácica general de Miami Cancer Institute que forma parte de Baptist Health.

Hoy se celebra el Great American Smokeout 2021 una campaña anual patrocinada por la ACS. Se celebra el tercer jueves de noviembre y suele contar con eventos comunitarios en todo el país que animan a los estadounidenses a dejar de fumar tabaco.

“Es un buen momento para recordarles a todos los que fuman que si dejan de hacerlo ahora pueden empezar a reducir el riesgo de cáncer y otras enfermedades crónicas”, explica John R. Roberts, M.D., cirujano torácico de Lynn Cancer Institute. “Las personas deben dudar en consultar a su médico si tienen alguna duda sobre las pruebas de detección o cualquier otro problema de salud. Pero cuando se trata del riesgo de cáncer de pulmón, esperar a dejar de fumar no es una buena opción.”

Sumándose a las inquietudes de salud pública en años recientes está la popularidad de los cigarrillos electrónicos o dispositivos de vaping. Estos cigarrillos electrónicos pueden aumentar la potencia de la nicotina, una de las sustancias químicas más adictivas, que llega a los pulmones del usuario. La posible relación entre los productos de vaping y el cáncer aún no se ha establecido porque los cigarrillos electrónicos llevan pocos años en el mercado.

“Uno de los problemas más importantes hoy en día es el uso de los bolígrafos para vaping”, dijo el Dr. Dylewski. “Estos bolígrafos producen más nicotina por inhalación que un cigarrillo normal. Nuestros jóvenes piensan que estos bolígrafos de vaping son más seguros y menos adictivos, y eso es absolutamente falso.”

Las pruebas de detección para fumadores y antiguos fumadores

La única prueba de detección recomendada para el cáncer de pulmón es la tomografía computarizada de baja dosis (también llamada CT de baja dosis o LDCT). Esta prueba consiste de una máquina de rayos X que explora el cuerpo y utiliza bajas dosis de radiación para obtener imágenes detalladas de los pulmones.

“Históricamente, la mayoría de los pacientes a los que se les diagnosticaba cáncer de pulmón en EE.UU. se encontraban en los estadios tres y cuatro”, explica el Dr. Dylewski. “Eso era alrededor de entre el 60 y el 70 por ciento de los pacientes, y eso está cambiando con la implementación de la prueba de detección por tomografía computarizada. Y cada vez detectamos más pacientes en las primeras etapas, la etapa uno y la etapa dos, en las que la cirugía puede tener un impacto para curar a esos pacientes”.

La U.S. Preventive Services Task Force (USPSTF) recomendó pruebas de detección para el cáncer con LDCT para personas que:

  • Tienen un historial de fumar en exceso (un promedio de un paquete de cigarrillos al día), y
  • Fuman actualmente o han dejado de fumar en los últimos 15 años, y
  • Tienen entre 55 y 80 años de edad.

Cómo dejar de fumar mejora su salud

Los beneficios de dejar de fumar son casi inmediatos y aumentan con el tiempo. Nunca es demasiado tarde para dejar de usar el tabaco según la ACS y los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. (CDC por sus siglas en inglés). Mientras más pronto deje de fumar, más podrá reducir sus probabilidades de desarrollar cáncer y otras enfermedades.

¿Cómo se recupera el cuerpo de un fumador promedio con el pasar del tiempo luego de dejar de fumar? La Sociedad Americana del Cáncer dice que luego de:

20 minutos:
Su ritmo cardiaco y su presión sanguínea comienzan a bajar.

12 horas: 
El nivel de monóxido de carbono en su sangre baja a lo normal.

2 semanas a 3 meses:
Mejora su circulación mientras aumenta su función pulmonar.

1 a 9 meses:         
Disminuye la tos y la falta de aire. Sus pulmones comienzan a recobrar una función normal, aumentando su habilidad de combatir las infecciones.

1 año:
El exceso de riesgo para las enfermedades de las arterias coronarias es menos que el de una persona que sigue fumando.

5 años:
Es riesgo de desarrollar cáncer de la boca, garganta, esófago y vejiga se reduce por la mitad. El riesgo de desarrollar cáncer del cuello uterino baja al riesgo de una persona que no ha fumado. El riesgo de tener un derrame cerebral puede bajar al mismo de una persona que no fuma luego de 2 a 5 años.

10 años:
El riesgo de morir de cáncer de pulmón es alrededor de la mitad que el de una persona que continúa fumando. Baja el riesgo de desarrollar cáncer de la laringe y el páncreas.

15 años:
El riesgo para las enfermedades de las arterias coronarias del corazón es igual que el de una persona que no ha fumado.

Para más información visite: BaptistHealth.net/LungScreening y BaptistSalud.net/EvaluacionDePulmon.

Tags: , , ,