Síndrome metabólico: ¿Corre usted riesgo?

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

12 de November de 2013


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

El significado de “síndrome metabólico” es aun un misterio para muchos norteamericanos. Sin embargo, el significado del síndrome para diagnosticar la enfermedad cardiovascular se está volviendo popular en las prácticas de médicos especialistas en medicina familiar o cuidados primarios.

De acuerdo con la Sociedad Americana del Corazón, esto es porque el síndrome metabólico se ha vuelto mucho más común en los EE.UU., y lo sufren casi un 25 por ciento de los norteamericanos.

La AHA le llama “la punta del témpano”, informando a los médicos de que el tratamiento es necesario para controlar más de un factor de riesgo.

El elemento clave del síntoma metabólico es la resistencia a la insulina, una condición que puede estar presente antes de que se diagnostique el símbolo metabólico. La resistencia a la insulina significa que la habilidad de su cuerpo para producir insulina – una hormona que sostiene la vida – ha sido dañada.

De acuerdo con la JDRF, una importante organización dedicada a la investigación sobre la diabetes, “sin insulina, el cuerpo no puede convertir el azúcar de los alimentos en nutrientes para las células”. “El exceso de azúcar se acumula en el torrente sanguíneo y puede eventualmente causar graves daños a los órganos y una muerte prematura”.

Las más importantes causas base del síndrome metabólico son la obesidad y la inactividad física.

“Los pacientes necesitan saber que el síndrome metabólico es serio”, dijo Jonathan Fialkow, M.D. lipidologista certificado. “El síndrome metabólico está relacionado directamente a un aumento en el estado inflamatorio del cuerpo y, especialmente, de los vasos sanguíneos. Está directamente relacionado con el consumo de carbohidrato”.

El síndrome metabólico actualmente no se refiere a una sola condición. Envuelve un grupo de factores de riesgo – como presión arterial alta, azúcar alta en la sangre, niveles de colesterol indeseables, y una amplia talla de cintura.

Individualmente, estos factores de riesgo presentan un riesgo a su salud. Pero cuando aparecen juntos en un mismo paciente, pueden contribuir en mayor medida a problemas mucho más serios.

Los factores de riesgo – en algunas combinaciones – pueden doblar su riesgo para la enfermedad cardiovascular, que puede resultar en infartos y ataques cerebrales.

Algunas de las causas del síndrome metabólico las puede controlar el propio paciente, tal como su consumo dietético y un estilo de vida activo. Los otros no puede controlarlos el paciente, tal como su etnia y la genética.

“Hay necesidad de concienciación por parte de las personas que tienen estas clases de riesgo, para que puedan comenzar a hacer cambios a su estilo de vida, como comer saludable y comenzar un programa de ejercicio”, explica Khurram Nasir, M.P.H. director de investigación del programa de bienestar y prevención Baptist Health, así como director de la Clínica Cardiovascular de Alto Riesgo y catedrático sénior de investigación para el Instituto Cardiaco y Vascular Baptist.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Corazón, Pulmón y Sangre, una persona que sufre de síndrome metabólico no solamente tiene el doble de la oportunidad de desarrollar enfermedad cardiaca sino que también tiene una probabilidad  -cinco veces mayor- de desarrollar diabetes, comparada con alguien que no tiene síndrome metabólico.

Cómo se diagnostica el síndrome metabólico

De acuerdo con la Asociación Americana del Corazón, usted sufre de síndrome metabólico si tiene más de tres de las siguientes a la misma vez:

•  La circunferencia de la cintura es más de 35 pulgadas en mujeres y 40 en hombres.

•  El nivel de triglicéridos está elevado

•  HDL reducido (“el colesterol bueno”); Hombres — menos de 40 mg/dL; Mujeres — menos de 50 mg/dL

•  Presión arterial en o mayor de 130/85 mm Hg

•  Tiene una lectura elevada de azúcar en la sangre en ayunas con 100 mg/dL o más


Cómo se trata el síndrome metabólico

Usted puede reducir el riesgo de la enfermedad cardiovascular y la diabetes Tipo 2 controlando los factores de riesgo. La mejor forma es bajar de peso y aumentar su actividad física. He aquí algunas sugerencias para controlar el síndrome metabólico:

•  Rutinariamente monitoree su peso (especialmente la obesidad central, o grasa concentrada en el abdomen). También, monitoree su glucosa sanguínea, las lipoproteínas y la presión arterial.

•  Trate cada factor de riesgo, tal como presión arterial alta y glucosa alta en la sangre de acuerdo con las normas establecidas y el consejo de su médico.

•  Escoja cuidadosamente las drogas para la presión arterial alta u otros medicamentos porque las drogas tienen diferentes efectos en la sensibilidad de la insulina.

Tags: , , ,


There are no comments

Your email address will not be published.