¿Se puede prevenir el cáncer de páncreas?

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

29 de November de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

El cáncer de páncreas es un cáncer poco común, representando sólo el 3% de todos los casos de cáncer en Estados Unidos. A primera vista, las cifras parecen alentadoras, pero en realidad, el cáncer de páncreas rara vez se detecta a tiempo, y su tasa de supervivencia a 5 años es de sólo del 10%. Es la tercera causa de muerte por cáncer en EE.UU., después de los cánceres de pulmón y de colon, que se diagnostican con mucha más frecuencia.

Aunque las cifras son sombrías, los expertos de Miami Cancer Institute, que forma parte de Baptist Health, afirman que si se conoce mejor el riesgo para el cáncer de páncreas, se pueden modificar los factores de riesgo que se pueden cambiar. En el Día Mundial del Cáncer de Páncreas, el jueves 18 de noviembre, el Instituto presentó un programa informativo gratuito para crear conciencia.

¿Se encuentra en nuestro ADN?


Domenech Asbun, M.D., cirujano hepatobiliar y pancreático del Instituto.

“Cada célula de nuestro cuerpo tiene una especie de libro de reglas, que es nuestro ADN”, explica Domenech Asbun, M.D., cirujano hepatobiliar y pancreático del Instituto. “Cuando hay cambios en ese libro de reglas, las células pueden mutar y crecer de forma incontrolable. La mayoría de la gente quiere saber si estos cambios son una cuestión de naturaleza o de crianza”.

Los médicos científicos han determinado que, en la mayoría de los casos, se trata de una combinación de ambas cosas. “Podemos nacer con cambios en nuestro ADN que nos predispongan a desarrollar un cáncer en algún momento de nuestra vida, pero también hay factores ambientales”, afirma el Dr. Asbun.

El primer paso para conocer el riesgo es conocer los antecedentes familiares, y no sólo del cáncer de páncreas, sino también de otros tipos de cáncer. Alrededor del 10% de los cánceres de páncreas están asociados con algún factor familiar o hereditario. Por ejemplo, las personas con la mutación de los genes BRCA1 y BRCA2 (más frecuentemente relacionados con el cáncer de seno y de ovario), tienen entre 3 y 10 veces más posibilidades de desarrollar cáncer de páncreas, dijo él.

Además, las personas con una mutación en el gen PALB2 o con condiciones como el melanoma atípico familiar múltiple (FAMMM), el síndrome de Lynch, el síndrome de Peutz-Jeghers o la pancreatitis hereditaria tienen un mayor riesgo. Tener un familiar de primer grado con cáncer de páncreas también aumenta ligeramente las probabilidades. Aunque su ADN le predisponga al cáncer, es posible que nunca padezca la enfermedad, pero si sospecha que su genética le pone en riesgo, el Dr. Asbun sugiere que hable con su médico.

Cómo reducir su riesgo

“Ojalá hubiera una bala de plata para la prevención”, dijo el Dr. Asbun. “Pero lo mejor que se puede hacer es modificar aquellos factores de riesgo que se pueden cambiar”.

Se puede reducir el riesgo de padecer muchos tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de páncreas, haciendo algunos cambios en el estilo de vida. Entre ellos:

·       Si fuma o consume productos de tabaco, deje de hacerlo. Los fumadores también responden peor al tratamiento del cáncer.

·       Adelgace si tiene sobrepeso. Un Índice de Masa Corporal mayor de 30 aumenta el riesgo de cáncer de páncreas por un 20%.

·       Mantenga a raya la diabetes tipo 2. “Algunos de estos factores de riesgo van de la mano, y el sobrepeso está estrechamente relacionado con la diabetes”, dijo el Dr. Asbun.

Otros posibles factores contribuyentes son una dieta alta en carnes rojas, grasas saturadas y bebidas azucaradas; un nivel bajo de vitamina D; no hacer suficiente ejercicio; el consumo de alcohol (que está asociado con la pancreatitis crónica, que a su vez puede provocar cáncer); e infecciones como el H. Pylori y la hepatitis B. 

Los factores de riesgo fuera de su control

Lamentablemente, hay cosas que no se pueden cambiar. Uno de esas cosas es la edad (la edad media de diagnóstico es de 70 años, aunque los riesgos aumentan a partir de los 45 años). Más hombres tienden a desarrollar cáncer de páncreas. También hay una mayor incidencia entre los afroamericanos y los que tienen descendencia de judíos asquenazíes. Sin embargo, puede haber otros factores que contribuyan a estas asociaciones, y las razones para el aumento en el riesgo no siempre están claras.

Según el Dr. Asbun, las pruebas de detección para el cáncer de páncreas no suelen recomendarse, y los síntomas como la pérdida de peso y la ictericia no suelen aparecer hasta que la enfermedad está avanzada. Si se sospecha, se puede realizar una ecografía endoscópica o una resonancia magnética. A veces, el cáncer de páncreas se detecta cuando el paciente se somete a una resonancia magnética o a una tomografía por otro problema. Los resultados de un análisis de sangre de CA 19-9 pueden sugerir la presencia de cáncer, pero no todas las personas con cáncer de páncreas tienen un nivel alto de CA 19-9.

Mejores tratamientos

Hay nuevas opciones para tratar el cáncer de páncreas y Miami Cancer Institute está liderando ensayos clínicos en distintos tipos de quimioterapia y dosis altas de radiación, y ofrece procedimientos mínimamente invasivos. Éstos están alargando la vida y mejorando la calidad de vida de los enfermos de cáncer de páncreas. “Ahora tenemos muchas más herramientas a nuestra disposición y sabemos cómo utilizarlas mejor”, dijo el Dr. Asbun. “Estamos muy a la vanguardia de la atención al cáncer”.

Tags: