Salud infantil: La seguridad en el agua en la piscina y en la playa

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

10 de June de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Mientras que los oficiales de salud de los Estados Unidos han dicho que no hay reportes de contagios de COVID-19 a través del agua de las piscinas, los parques acuáticos y otros espacios de agua con tratamiento adecuado, la seguridad en el agua debe estar primero en la lista para los padres a medida que comienza el verano y más piscinas comunitarias y playas comienzan nuevamente a ver multitudes más normales.

Los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. (CDC) han publicado su Guía para piscinas públicas, bañeras de hidromasaje, o áreas de juegos acuáticos durante el COVID-19 a medida que se expanden las aperturas de espacios acuáticos.

De los más de 3,500 ahogamientos accidentales cada año (no relacionados con los botes) en los EE.UU., alrededor de uno de cada cinco de ellos son niños de 14 años y menores, según los CDC. “Por cada niño que muere por ahogamiento, otros cinco reciben atención en los departamentos de emergencia para lesiones de sumersión no fatales”, dicen los CDC.

Los padres deben consultar con sus pediatras o médicos de atención primaria acerca de los temas de seguridad en el agua.

 ‘Prevención y supervisión’

“La seguridad en el agua comienza con prevención y supervisión”, explica Javier Hiriart, M.D., un pediatra y doctor de medicina interna con el Family Medicine Center at West Kendall Baptist Hospital de Baptist Health Primary Care. “Las cercas alrededor de las piscinas y los cobertores de piscinas son una medida importante de prevención. Algunas personas también han instalado alarmas y sensores que suenan cuando se abre una puerta para alertar de que alguien ha salido afuera. Estas medidas son un buen comienzo, pero no son suficientes”.

El Dr. Hiriart añade que la prevención incluye enseñarles a los niños a nadar. “E incluso en el caso de bebés y párvulos, las clases de seguridad y supervivencia en el agua o las clases de natación con vitalmente importantes”, añade él.

“Los padres también deben enseñarles a sus hijos que no deben entrar en el agua sin la supervisión adulta adecuada. Los niños siempre deben estar supervisados por un adulto responsable cuando estén jugando o estén alrededor de cualquier masa de agua. Además, incluso para los niños que son buenos nadadores, enseñarles acerca de cómo jugar con seguridad en o alrededor del agua puede ayudar a prevenir lesiones de sumersión u otros tipos de lesiones. Esto puede incluir evitar los juegos violentos y no lanzarse o tirarse en áreas llanas.

Un tema relacionado, añade él, es la protección del sol, lo cual incluye asegurar que los niños usen un protector solar antes y durante el tiempo en el agua para ayudar a prevenir quemaduras solares y daños en la piel.

Temas de seguridad en cuanto al agua de las piscinas

Los CDC han dicho que la COVID-19 no parece ser transmisible a través del agua de las piscinas, sin embargo, sí pueden ocurrir infecciones bacterianas. ¿Qué precauciones deben tomar los padres en sus casas o en las piscinas comunitarias para evitar los problemas de salud que pueden estar relacionados con el mal mantenimiento químico de las piscinas?

“Asegurar que el agua de la piscina de su casa está limpia y químicamente balanceada es un buen comienzo”, dice el Dr. Hiriart. “Sin embargo, en el caso de que usted esté nadando en una piscina comunitaria, entonces no tendrá ese control. Siempre puede pedir ver el récord de mantenimiento de la piscina si usted se siente muy inquieto”.

Enseñarles a los niños a no tomar agua de la piscina, usar tapones de oído y usar protección para los ojos (como gafas de protección acuática) también puede ayudarle a “reducir la exposición y los efectos del agua que no ha sido mantenida adecuadamente”, añade él.

Según el Dr. Hiriart, estos son los problemas relacionados con el agua más comunes que él ve entre los niños durante los meses de verano:

  • Infecciones de oído – especialmente la otitis externa (en el canal del oído)
  • Quemaduras solares
  • Picaduras ocasionales de medusas o dermatitis por piojos de mar
  • Brotes de eczema si la piel está demasiado seca debido a los químicos de las piscinas

Tags: , ,