¿Sabe usted si necesita una vacuna de refuerzo contra el sarampión?

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

6 de May de 2019


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

A medida que el brote del sarampión sigue propagándose en muchos estados, los oficiales de salud pública están urgiendo a los padres a que vacunen a sus hijos – y recordándole a los adultos que pueden necesitar una vacuna de refuerzo para protegerse de esta enfermedad tan contagiosa.

El brote, que comenzó con casos reportados en los estados de Nueva York y California, es el más amplio y más duradero desde que el sarampión fue eliminado de los Estados Unidos en el año 2000, según los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. (CDC por sus siglas en inglés).  El último informe por los CDC pone el número de casos confirmados de sarampión en 704 de 22 estados.

“La mayoría de los casos que estamos viendo en los recientes brotes han sido entre personas que no han sido vacunadas y la mayoría de los casos han sido entre niños menores de 18 años”, afirmó el Director de los CDC, Robert Redfield. M.D.

Sin embargo, los adultos también están vulnerables, particularmente aquellos con sistemas inmunológicos debilitados, posiblemente debido a otras condiciones de salud subyacentes. Los síntomas del sarampión comienzan con fiebre, goteo nasal, tos, ojos enrojecidos y dolor de garganta, seguido por un sarpullido que se esparce por todo el cuerpo. Es uno de los virus más contagiosos del mundo.

¿Cómo adulto, necesita usted una vacuna de refuerzo?

Si usted nació entre el 1957 y el 1989, revise bien su expediente de vacunación, según los médicos y los oficiales de salud pública. Muchas personas nacidas durante ese tiempo solamente recibieron una dosis de la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubeola (MMR por sus siglas en inglés), ya que esa era la recomendación en ese entonces. Los CDC actualizaron sus directrices recomendando dos dosis, en el 1989.

Sólo las personas que recibieron dos dosis de la vacuna contra la influenza están protegidas de por vida, según los CDC. Y los adultos mayores que contrajeron el sarampión cuando eran niños también tienen inmunidad de por vida.

“Las personas nacidas en los estados Unidos antes del 1958 se consideran inmunes”, dijo Tony Tavarez, M.D., director médico auxiliar del Centro de Emergencia Infantil de Baptist Children’s Hospital. “Si una persona tiene su tarjeta de vacunación y está bien documentado ahí, entonces es aceptable que sean inmunes, especialmente porque la vacuna es una buena vacuna (después del 1989)”.

Si usted fue vacunado antes del 1989, una vacuna puede no ofrecerle suficiente protección, explica el Dr. Tavarez.

“Una vacuna se considera que ofrezca bastante protección – alrededor de un 93 por ciento”, dijo él. “Dos vacunas cubren alrededor de un 97 por ciento”.

El sarampión sigue siendo una enfermedad común en muchas partes del mundo. Cualquier persona que no esté protegida contra el sarampión está en riesgo de contraer la infección si viajan internacionalmente.

Lo principal es que si usted no sabe si le pusieron una vacuna o dos, o si no está seguro de haber tenido el sarampión durante su niñez, consulte con su médico acerca de la vacuna de refuerzo. “Ha habido una que otra persona que se ha puesto la vacuna y ha dicho ‘bueno, me la voy a poner como quiera’. Y en general no hace daño”, dice el Dr. Tavarez.

Etiquetas:


There are no comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *