Ronda de Noticias: Más televisión significa menos función cerebral, Nuevos datos acerca de las mamografías con resultados “falso positivos” y más

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

4 de diciembre de 2015


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Los estudios han demostrado que las personas que pasan demasiado tiempo sentados frente al televisor tienen un mayor riesgo para el cáncer y las condiciones cardiacas. Ahora, la disminución en la función cerebral también es parte de esa lista.

Los investigadores de University of California, San Francisco siguieron los hábitos de televisión de más de 3,000 personas por 25 años, comenzando cuando los participantes estaban en la década de sus 20 años.

Cuando los sujetos alcanzaron sus 40 y 50 años, se sometieron a exámenes para medir su función cognitiva. Los resultados para aquellos que veían más de tres horas de TV al día por dos tercios del tiempo, demostraron una disminución en la memoria, en el enfoque y en la rapidez física. Los resultados fueron publicados esta semana en la revista de la American Medical Association Psychiatry.

La investigación acredita un cerebro estático y la falta de actividad física asociada con estar sentado mirando la TV como los factores que contribuyen a la disminución en la función cerebral. Los adultos que tenían altos niveles de actividad física a través de los años obtuvieron mejores resultados. Aquellos con bajos niveles de actividad física obtuvieron resultados dos veces peores en los exámenes cognitivos.

El estudio es uno de los primeros en identificar los comportamientos poco saludables que pueden ser identificados para mejorar, con el fin de ayudar a reducir el envejecimiento cognitivo, antes de que comience en la edad media.

— Tanya Racoobian Walton

Las mujeres con resultados ‘falso positivos” en las mamografías pueden tener más alto riesgo

Nuevos resultados de investigaciones sugieren que las mujeres que tienen un resultado falso positivo en su mamografía, pueden tener un riesgo un poco más alto de desarrollar cáncer de seno a través de los siguientes 10 años.

Los investigadores repasaron más de 2 millones de mamografías de mujeres de 40 a 74 años en clínicas de salud a través de los Estados Unidos entre el 1994 y el 2009. Alrededor de 180,000 de las mamografías tuvieron resultados “falso positivos”. Estas son pruebas en las cuales se detectó una anormalidad del tejido pero las imágenes adicionales o una biopsia no apoyaron un diagnóstico de cáncer. Estas mujeres no desarrollaron cáncer de seno en el año después de dicha mamografía.

El estudio, publicado esta semana en la revista Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention, encontró que una mujer de cada 100 que tuvo una mamografía con resultado falso positivo y que siguió ese examen con otro procedimiento por imágenes, desarrolló cáncer de seno dentro de la próxima década – en comparación con las mujeres que no tuvieron resultados falso positivos. Entre las mujeres que tuvieron un resultado falso positivo que fue seguido por una biopsia, unas 2 adicionales de 100 desarrollaron cáncer de seno en el mismo período de tiempo.

“Las mujeres con un historial de mamografías de detección con resultados falso positivos o recomendaciones de biopsia tenían más riesgo de desarrollar cáncer de seno por al menos una década, sugiriendo que los resultados falso positivos anteriores pueden ser útiles en los modelos de predicción de riesgo”, concluye el estudio.

— John Fernandez

Los deportes de contacto de escuela secundaria están vinculados con un riesgo más alto de trastornos cerebrales, según un estudio

 ¿Pueden los deportes de contacto que se juegan en la escuela secundaria llevar a los trastornos cerebrales más adelante en la vida? Según un estudio en la edición de diciembre de Acta Neuropathologica, una revista médica, la respuesta es sí.

Las investigaciones señalan a un vínculo entre el football de escuela secundaria y la encefalopatía traumática crónica traumática (ETC), un trastorno degenerativo del cerebro creado por múltiples contusiones o lesiones traumáticas repetitivas al cerebro. El estudio fue dirigido por un equipo de investigadores de neurociencias de la Clínica Mayo.

Como parte del estudio, los investigadores miraron los expedientes médicos y el tejido cerebral de 1,721 hombres, incluyendo aquellos que fueron atletas en la escuela secundaria. Las muestras de tejido cerebral también fueron comparadas con las de mujeres y hombres que no habían participado en deportes de contacto durante su juventud. Los resultados demostraron que alrededor de un 30 por ciento de los hombres que habían jugado deportes de contacto en su adolescencia tenían tejido cerebral con señales de ETC, una enfermedad que ha sido vinculada con suicidios, depresión, demencia y otras condiciones médicas en antiguos jugadores de la NFL.

“La patología de ETC solamente fue detectada en individuos con participación documentada en deportes de contacto. La exposición a los deportes de contacto fue el factor de riesgo principal para la patología de ETC”, según el estudio. “Se necesitan estudios futuros para abordar la correlación clínica de la patología de le ETC”.

— Sharon Harvey Rosenberg

Etiquetas: , ,


There are no comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *