Riesgos cardiacos más altos: El vínculo entre la Historia Afroamericana y las observancias estadounidenses del Mes del Corazón

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

1 de February de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

El Mes de la Historia Afroamericana y el Mes del Corazón en los Estados Unidos ambos caen en febrero y los profesionales de la atención de la salud dicen que no debemos ignorar la conexión entre las dos observancias.

Eso se debe a que los afroamericanos están mucho más afectados por los factores de riesgo para la enfermedad cardiaca, tales como la presión alta, la diabetes y la obesidad. Además, tienen más de tres veces las probabilidades de morir por enfermedad cardiaca causada por la presión alta que los blancos, no-hispanos, según la Asociación Americana del Corazón (AHA por sus siglas en inglés).

Los pacientes de COVID-19 afroamericanos también tienen un riesgo mucho más alto de estar hospitalizados en comparación con los pacientes blancos, no-hispanos, según han indicado varios estudios.


Marcus St. John, M.D., cardiólogo intervencionista y director médico del laboratorio de cateterismo cardiaco (Cath Lab) de Miami Cardiac & Vascular Institute.

“Muchos factores de riesgo tales como la hipertensión (presión alta), la diabetes y la obesidad tienen a ser más prevalecientes entre las comunidades afroamericanas”, explica Marcus St. John, M.D., cardiólogo intervencionista y director médico del laboratorio de cateterismo cardiaco (Cath Lab) de Miami Cardiac & Vascular Institute. “Y esta tendencia puede estar mayormente relacionada a los factores socioeconómicos que conducen al acceso reducido a la nutrición saludable, el acceso reducido a la atención de salud de alta calidad, menos comportamientos saludables y un aumento en la sensibilidad a la sal, lo cual puede conducir a las tasas más altas de hipertensión. Y a veces es más difícil para los afroamericanos el poder lograr sus metas para la presión”.

Según una nueva encuesta nacional publicada por el Society for Cardiovascular Angiography & Interventions (SCAI), más de un 45 por ciento de los afroamericanos y los hispanos en los Estados Unidos, se sentirían incómodos de ir al consultorio de un médico durante la pandemia de la COVID-19, en comparación con sólo un 25 por ciento de la población general.

El Dr. St. John dice que la pandemia mayormente ha confirmado una falta de confianza en los sistemas de salud entre las minorías raciales, así como también las grandes disparidades en los resultados de salud.

“Debido a que los afroamericanos tienen una incidencia desproporcionada de tener más factores de riesgo para la enfermedad cardiaca que están más asociados con los resultados poco favorables con la COVID-19, es parte del motivo por el cual estamos viendo cifras más altas de minorías hospitalizadas con el virus”, afirmó el Dr. St. John. “Esto está relacionado con las cifras más bajas de comportamientos saludables y con la desconfianza en general con el campo médico asó como también con los problemas de acceso tales como la falta de seguro médico o el acceso fácil a la transportación, y ese tipo de cosa”.

Con el Mes de la Historia Afroamericana y el Mes del Corazón, el Dr. St. John enfatiza la “oportunidad de recordarle a la comunidad afroamericana que se vacunen y la oportunidad de hablar de esta falta de confianza”. Además, las comunidades necesitan hablar del acceso a la atención de salud entre aquellas personas que no tengan los recursos para obtener ayuda médica, dijo él.

“La pandemia ha sacado a relucir las disparidades entre las comunidades minoritarias y desfavorecidas”, dice el Dr. St. John. “Cuando vemos a los pacientes, como médicos tratamos de ser lo más imparciales posibles. Es cierto que algunos problemas de salud son el resultado de elecciones y comportamientos – la mala nutrición y la falta de ejercicio. Pero mucho de eso tiene que ver con las circunstancias en las cuales vive la gente sin tener acceso a la comida saludable, la atención de salud, y los entornos seguros de recreo”.

Según la Oficina de Salud Minoritaria, parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU., los afroamericanos tienen:

  • 40 por ciento mayores probabilidades de tener la presión alta y menos probabilidades que sus homólogos blancos, no-hispanos de tener la presión bajo control
  • 20 por ciento mayores probabilidades de morir por causa de un ataque cardiaco que los blancos, no hispanos
  • Y las mujeres afroamericanas tienen 60 por ciento mayores probabilidades de tener la presión alta en comparación con las mujeres blancas, no hispanas.

Tags: