Respuestas a las preguntas acerca de los infartos cerebrales: Por qué han aumentado las tasas entre los adultos más jóvenes y la prevención

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

13 de May de 2019


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Los infartos cerebrales son la quinta causa principal de muerte entre los adultos en los Estados Unidos y la causa número 1 de discapacidad, según la American Stroke Association.

Sin embargo, mientras que los infartos cerebrales han estado generalmente vinculados con los adultos mayores, ha surgido una tendencia inquietante: Las tasas de infartos cerebrales entre los adultos menores de 55 años han estado aumentando. Las recientes muertes por infarto cerebral del actor Luke Perry y del director cinematográfico John Singleton, ambos a principios de sus 50, han sacado a relucir las medidas preventivas que los adultos jóvenes pueden tomar para reducir o evitar los factores de riesgo.

Durante una reciente sesión de Facebook Live, los expertos en infartos cerebrales de Baptist Health contestaron preguntas acerca de estos, incluyendo las últimas tendencias, los factores de riesgo, los síntomas y las modificaciones que se pueden hacer al estilo de vida para ayudar a prevenir la presión alta y otros factores de riesgo.

Los invitados especiales: Felipe de los Ríos, M.D. director médico del programa de infartos cerebrales del Centro de Neurociencia de Baptist Health South Florida y Daniel D’Amour, R.N., administrador del programa de infartos cerebrales del Centro de Neurociencia de Baptist Health South Florida. He aquí algunas de las preguntas y respuestas de la sesión de Facebook Live en la primera parte de nuestro resumen a medida que marcamos el Mes Nacional de la Concientización de los Infartos Cerebrales.

Pregunta: ¿Qué ocurre en el cerebro de una persona cuando se sufre un infarto cerebral?

Dr. De Los Ríos:
“Generalmente, un infarto cerebral ocurre cuando hay una falta de flujo sanguíneo en un área del cerebro. Entonces el cerebro básicamente deja de funcionar porque sus células no están derivando la energía necesaria para funcionar y se pierde la función que esa área se supone que desempeñe. El cerebro normalmente nos permite hacer cosas como hablar, comprender el lenguaje y ver. Todo esto ocurre a través del cerebro. Entonces usted puede tener debilidad en un brazo, debilidad en una pierna, dificultad al hablar, dificultad para ver y usted no se siente muy bien. Y usualmente eso comienza abruptamente. Usted está bien – y luego de repente, no está bien”.

Pregunta: ¿Son los infartos cerebrales igual de comunes entre los hombres que entre las mujeres? ¿Hay grupos minoritarios que se ven más afectados?

Sr. D’Amour:
“Las mujeres actualmente tienen una incidencia un poco más alta. Pero no podemos identificar el por qué. Muchas personas piensan que es simplemente porque las mujeres viven más tiempo que los hombres y van a tener una probabilidad más alta de sufrir un infarto cerebral a través de sus vidas. Los infartos cerebrales tienen mucho que ver con la edad. Aunque se puede sufrir un infarto cerebral a cualquier edad, mientras más años se tienen, más alta las probabilidades de cualquier cosa – ataque cardiaco, infarto cerebral, diabetes – con la edad”.

Pregunta: Han habido informes de muertes de personas más jóvenes muy conocidas que han sufrido infartos cerebrales – el actor Luke Perry, que sólo tenía 52 años y el director cinematográfico de 51 años, John Singleton. Ellos parecían demasiado jóvenes para sufrir un infarto cerebral. ¿Es esta una tendencia y por qué puede estar ocurriendo?

Dr. De Los Ríos:
“Alrededor de un 10 por ciento de los infartos cerebrales están ocurriendo entre personas menores de 50 años. Y hemos visto un aumento en esta tendencia. Cuando estudiamos los datos de los ingresos a los hospitales y algunas tasas de incidentes de estudios basados en las poblaciones, parece que en la última década esta tasa de infartos cerebrales entre personas menores de 50 años puede hasta haberse duplicado”.

Pregunta: Esa es una tendencia bastante significativa. ¿Estamos hablando de presión alta o de otros factores relacionados con el estilo de vida cuando se trata de las víctimas más jóvenes de los infartos cerebrales?

Sr. D’Amour:
“A medida que progresamos a través de las generaciones, está claro que nuestro nivel de actividad es mucho menor de lo que era hace años atrás. Yo estoy en la década de los 50 y me acuerdo que cuando era niño siempre estaba afuera, jugando con los perros, tirando pelotas y haciendo todo tipo de cosas. Yo no creo que eso sea algo muy común hoy en día. Los niños ya no juegan afuera. Las escuelas han reducido las horas de recreo. La actividad física es menos importante. Mientras más activa es una persona y mientras más actividad física haga, más va a reducir sus probabilidades de sufrir un infarto cerebral en vez de aumentar su riesgo (viviendo una vida sedentaria).

Dr. De Los Ríos:
“Nosotros pensamos que esta es una de las causas principales (la falta de actividad física). No sabemos por seguro, pero sí parece ser así. Y algunos de estos estudios también han demostrado que estamos viendo el riesgo para los infartos cerebrales y los ataques cardiacos, los cuales son muy similares, comenzar a ocurrir más temprano durante la vida. Entonces eso puede tener algo que ver con las víctimas más jóvenes de los infartos cerebrales. También existe una relación entre el abuso de sustancias y los infartos cerebrales, y eso es algo con lo cual las sociedades han estado luchando. Y tenemos epidemias, tales como la crisis de los opioides y las drogas como la cocaína y las anfetaminas. Y además algunos otros medicamentos que no necesariamente se pensaría que están relacionados con los infartos cerebrales, que también pueden aumentar la incidencia de estos”.

Question: ¿Y qué me pueden decir de la “drogas” de todos los días que desafortunadamente usan los estadounidenses, tales como el alcohol y el tabaco? ¿Cuál es la conexión de estas sustancias con los infartos cerebrales?

Sr. D’Amour:
“El tabaquismo, como sabemos, no sólo es un factor de riesgo para los infartos cerebrales, pero también es un factor de riesgo para los ataques cardiacos. El tabaquismo desempeña un papel muy malo en la viscosidad de la sangre y en cuánto pueden expandirse y contraerse las arterias como deben hacerlo. El alcohol y el tabaco están apaleando sus arterias desde adentro hacia fuera”.

Pregunta: ¿Es eso lo que le hace la presión alta a las arterias?

Dr. De Los Ríos:
“Eso es una parte del problema porque la presión alta, especialmente en sus primeras etapas, no causa muchos síntomas. Entonces la genta vive mucho tiempo con la presión alta y no lo saben hasta que van al médico a hacerse un chequeo de rutina. Yo sé que esta esta es una analogía muy simple, pero es como tener la presión alta dentro de su casa y entonces las tuberías comienzan a reventarse y las cosas dejan de funcionar como deben porque hay más desgaste en esos conductos. Con el tiempo, la presión alta sí causa más desgaste. Predispone a las arterias a bloquear a las más pequeñas o a desarrollar acumulaciones de grasa. Entonces, si se pueden controlar esos factores de riesgo mientras se es joven, o durante la edad media, definitivamente se puede tener una vida más saludable más adelante. Nunca es demasiado tarde para comenzar, pero definitivamente los beneficios son mayores cuando se controla a una edad más temprana”.

Etiquetas: ,


There are no comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *