Honrando Vidas en el Relevo Por La Vida

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

8 de marzo de 2017


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Sandy Paster había estado involucrada en la colecta anual de fondos de la American Cancer Society, El Relevo Por La Vida por más de seis años cuando recibió la devastadora noticia de que tenía cáncer de ovario etapa III.

“Fue como una ducha de agua fría”, recuerda ella, reviviendo el día en la oficina de su ginecólogo en el 2005 cuando recibió la sorprendente noticia. “Llamé a una de mis compañeras del equipo del Relevo – una sobreviviente de cáncer de seno – y ella de inmediato llegó y se sentó conmigo durante las siguientes horas de pruebas adicionales para confirmar mi diagnóstico”.

Esa asistencia inmediata y el apoyo continuo por parte de su “familia” del Relevo Por La Vida durante las semanas y los meses siguientes, solidificó aún más el compromiso de Paster con la American Cancer Society (ACS) – una organización para la cual ella había estado sirviendo como voluntaria por más de 25 años, luego de las muertes de su padre y de su tío.

Apoyo y esperanza

“Mi participación con la American Cancer Society me dio una gran sensación de apoyo y de esperanza durante mi tratamiento”, dijo ella.
Ella inclusive saco suficientes fuerzas como para asistir al evento del Relevo Por la Vida de ese año en Miami Dade College, una semana luego de su operación de cáncer. Allí, sus compañeros del Relevo se unieron a su lucha “no imposible” contra el cáncer.

La historia de Paster es parecida a las historias de muchos sobrevivientes de cáncer quienes participan cada año en miles de eventos del Relevo Por la Vida a través del país y alrededor del mundo. Y las famosas luminarias o lámparas iluminadas honrando a los sobrevivientes y en memoria de aquellos que perdieron su lucha con el cáncer, representan el impacto de la enfermedad en uno de cada dos hombres y en dos de cada tres mujeres que serán tocados por el cáncer durante sus vidas, según la ACS.

Relay for Life of East Kendall

Por el onceavo año consecutivo, el recinto de Baptist Hospital será la sede del Relevo Por la Vida de East Kendall, el sábado 11 de marzo de 12 del medio día hasta las 9 p.m.

El evento de East Kendall, patrocinado en parte por el Miami Cancer Institute, junta a los sobrevivientes como Paster, a los familiares y a los amigos de aquellas personas que han luchado o que luchan contra el cáncer, y a las organizaciones comunitarias comprometidas a encontrar maneras para evitar que el cáncer siga destruyendo familias.

“No hemos podido detener al cáncer por completo”, dijo Michael Zinner, M.D., CEO fundador y director médico ejecutivo de Miami Cancer Institute y el presidente honorario del Relevo Por la Vida 2017 de East Kendall. “Pero a través de la investigación, la educación y los servicios al paciente que apoyan los fondos recaudados por el Relevo Por la Vida, y con la tecnología de tratamiento, los ensayos clínicos y la atención enfocada en el paciente que proporcionamos en Miami Cancer Institute, estamos juntos, dándole esperanza a los pacientes de cáncer y a sus familias, ahora más que nunca”.

La meta de recaudación de fondos para el Revelo de East Kendall es de $350,000. El año pasado, los 68 equipos participantes recaudaron $306,689. En contraste, el primer Relevo Por la Vida que presidió Paster en el 1999, recaudó $14,000 con sólo 11 equipos participantes.

En modo de supervivencia

Durante los pasados 18 años de estar involucrada con el Relevo Por la Vida, Paster ha visto crecer al evento de una manera espectacular y ha sido testigo de los fascinantes avances en la atención y en el tratamiento del cáncer. A pesar de las recurrencias de su propio cáncer en el 2007 y en el 2012, ella le está agradecida a sus médicos como el ginecólogo oncólogo Ricardo Estape, M.D., quien realizó su primera cirugía contra el cáncer y quien inició un plan de tratamiento agresivo que incluyó la quimioterapia tradicional y la quimioterapia intraoperativa. Ella también le está agradecida a su equipo del Relevo Por la Vida “Mission Not Impossible” por mantener sus esperanzas.

“Mi equipo ha visto a muchas personas perder su batalla a través de los años”, dice la sobreviviente, ahora de 12 años, de cáncer. Sin embargo, cada año me doy cuenta de que más y más de esas luminarias son ‘en honor’ y no ‘en memoria’. Es un evento muy emotivo, pero en forma positiva”.


El Dr. Estape y Paster en la apertura de Miami Cancer Institute en enero.

Esa positividad y ese deseo de continuar a ayudar a otros pacientes de cáncer, como fue ayudada ella, llevó a Paster a comenzar a servir semanalmente como voluntaria en Miami Cancer Institute tan pronto como abrió sus puertas en enero. Ella inclusive asistió a la gran apertura del Instituto y se encontró con el Dr. Estape.

“Cuando primero comenzó el Relevo, los participantes pasaban 18 horas en exteriores y alguien tenía que estar caminando en todo momento”, dijo ella. “Eso era para demostrar que el cáncer nunca duerme”. Y por suerte, el deseo de Paster de promover la esperanza para los pacientes de cáncer tampoco se cansa.

“Me encanta el Relevo”, dijo ella. “Siempre será parte de mi”.


There are no comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *