Regalo de Vida

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

11 de December de 2012


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Cuatro palabras en el recordatorio fúnebre de Sheila M. Dietz resumían su filosofía de vida: generosidad hacia los demás.

“Ese era su mantra”, dice su hija, Samantha Dietz. “Siempre fue una persona amable y generosa, y quería ayudar a otras personas”.

Así, en medio de la devastadora noticia que le dieron los médicos de Baptist Cardiac & Vascular Institute de que la matriarca no iba a sobrevivir un aneurisma en el cerebro, la familia Dietz no dudó cuando le preguntaron sobre la donación de órganos.

“La respuesta inmediata fue sí, por supuesto”, dice Samantha Dietz. “Siempre decía que morir era parte de la vida. Siempre estuvo de acuerdo en que la donación de órganos sería algo bueno. Decía ‘tomen todo lo que sirva’”.

Sheila Dietz murió el 1 de junio, a los 73 años, y fue la primera donante de órganos bajo el nuevo programa de Baptist Health creado para honrar

a los donantes y apoyar a sus familiares. Cada hospital decide cómo hacerlo, en cooperación con Life Alliance Organ Recovery Agency, una organización sin fines de lucro de University of Miami que busca órganos entre donantes del sur de Florida. Con la autorización de la familia, Baptist Hospital izó la bandera blanca Donate Life, provista por Life Alliance, que ondeó frente al hospital antes y durante la extracción de órganos.

La bandera fue entregada después a Alan Dietz, esposo de Sheila Dietz durante 47 años, durante una vigilia con velas celebrada el 28 de junio en el Baptist Hospital Meditation Garden, dirigida por Sammy Alvero, capellán del Baptist Hospital. El nombre de Sheila fue el primero inscrito en una placa en honor a los donantes colocada en el jardín.

“Fue algo hermoso y conmovedor”, di ce Samantha Dietz, que asistió con sus hijas, Kira (16) y Natasha (14), junto con algunos miembros del personal de enfermería de la Sala de Cuidados Intensivos (ICU, por sus siglas en inglés) que atendieron a Sheila Dietz. “Me ayudó mucho”.

Rose Allen, enfermera titulada y directora de bioética y cuidados paliativos de Baptist Health, aclara que son los empleados de Life Alliance —y no los médicos de Baptist Health— los que se encargan de hablar con las familias sobre la donación de órganos en casos de muerte cerebral o cardiaca en la ICU.

Después de que los médicos han discutido el diagnóstico con la familia “nos presentamos y les ofrecemos la posibilidad de tornar la situación en una oportunidad para dar vida”, explica Dahiana De Francisco, que trabaja en Life Alliance.

Una vez identificado un donante, “nuestro objetivo es colaborar con Life Alliance para optimizar la conservación del órgano”, explica Allen.

Los pacientes que no se encuentran en la ICU pero fallecen en el hospital pueden donar ojos y tejidos, entre ellos piel, huesos, válvulas cardiacas, tendones y venas.

“Mucha gente no se da cuenta de la importancia de los tejidos”, dice Allen, que recibió un homenaje de Life Alliance en octubre como Campeona de Donación de Tejidos de 2012 “por su apoyo continuo y dedicación a la donación de órganos”.

Allen recalca la importancia de hablar en familia acerca de la donación de órganos y otros asuntos relacionados con la muerte, y de que las personas dejen por escrito sus deseos en formularios legales conocidos como directrices médicas anticipadas (advance medical directives).

“Forma parte de planificar la atención médica. Ponerlo por escrito lo hace mucho más fácil para la familia”, señala Allen. Las familias de los donantes registrados también reciben apoyo y servicios pero, por ley, no se requiere de su consentimiento para la donación.

Samantha Dietz agredece tanto a Baptist Hospital como a Life Alliance su sensibilidad. “El equipo fue maravilloso, desde la sala de urgencias hasta todo el proceso de donación.

Fueron increíblemente compasivos y colaboradores; entendieron por lo que estábamos pasando y eso marcó una gran diferencia”.

El regalo de vida de Sheila Dietz ayudó a otra familia a iniciar un viaje hacia la curación. “Ella estaría muy feliz de saber que ayudó a otros”, dice Samantha. “Es lo que mi madre hubiera querido”.

Para descargar o imprimir un formulario de directrices anticipadas que incluye una sección sobre donación de órganos, vaya a http://BaptistHealth.net/AdvanceDirectives.

Dadores de vida
En 2011, dos pacientes que fallecieron en hospitales pertenecientes a Baptist Health se convirtieron en donantes, permitiendo el transplante de cinco órganos. Veintinueve pacientes fallecidos se convirtieron en donantes de tejidos, dando como resultado 2,860 injertos. En los primeros seis meses de 2012, 21 pacientes de Baptist Health fallecidos se convirtieron en donantes de ojos.


There are no comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *