Reemplazo de válvula cardiaca de vanguardia ahora en South Miami Hospital

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

21 de October de 2019


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Por años, Miami Cardiac & Vascular Institute, parte de Baptist Health South Florida, ha sido un líder en un procedimiento mínimamente invasivo que reemplaza la válvula aórtica cardiaca en pacientes que están en alto riesgo para las complicaciones de la cirugía tradicional del corazón.

Ese procedimiento, conocido como TAVR por sus siglas en inglés (reemplazo de válvula aórtica transcatéter) ahora se está realizando en South Miami Hospital, donde el Instituto está expandiendo su gama de procedimientos cardiovasculares. Miami Cardiac & Vascular Institute ofrece servicios cardiovasculares en varias localidades de Baptist Health a través del Sur de la Florida.

“Estamos muy contentos de traer el TAVR a South Miami Hospital, donde nuestros pacientes pueden recibir la gama completa de atención cardiovascular. Tenemos un número de pacientes que están ansiosos de realizarse el TAVR en el hospital que perciben como su hogar”, afirmó el cardiólogo intervencionista Phillip Erwin, M.D., Ph.D. quien encabezará el equipo de TAVR de South Miami Hospital junto con el cirujano cardiotorácico Lisardo García-Covarrubias, M.D.

La válvula aórtica, una de cuatro válvulas que regula el flujo de sangre a través del corazón, sin duda sirve una función vital. Para la mayoría de los pacientes, tener que reemplazar una válvula enferma debido a una apertura estrecha (estenosis aórtica) requiere una cirugía potencial de corazón abierto, acompañada de sus posibles complicaciones y de semanas sino meses de recuperación.

El procedimiento de TAVR se reserva mayormente para pacientes de 70 años o mayores. Durante el TAVR, la válvula aórtica es reemplazada a través de una incisión en la ingle del tamaño de la cabeza de un alfiler – y puede realizarse sin anestesia general.

“La cirugía de corazón abierto es aún una opción y por muchos años fue el estándar de oro”, explica el Dr. García-Covarrubias. “Sin embargo, ahora hay más opciones y el TAVR es un procedimiento muy bueno para el paciente adecuado, particularmente las personas mayores y aquellas con comorbilidades (la presencia de dos o más enfermedades crónicas en un mismo paciente). Existe mucha información al respecto, pero estamos viendo que los pacientes y sus familias están bastante bien informados acerca del TAVR”.

Los primeros procedimientos de TAVR en South Miami Hospital fueron realizados la semana pasada y varios pacientes han programado los suyos en las próximas semanas.

“Generalmente nuestros pacientes tienen 70 años o más”, dijo el Dr. Erwin. “Por ejemplo, estos incluyen un entrenador de football de 70 años que se ha dado cuenta que está mucho más falto de aire cuando trata de seguir a sus jugadores de escuela secundaria, y una paciente en sus 80 con el mal de Parkinson que sufre de falta de aire. Así que nuestros pacientes son diversos pero lo que sí tienen en común es que tienen estenosis aórtica severa y sintomática que está interfiriendo significativamente con sus vidas”.

En los próximos meses, Miami Cardiac & Vascular Institute está preparado para aumentar sus casos de TAVR con la reciente expansión del procedimiento a pacientes más jóvenes con menos riesgo para las complicaciones de la cirugía tradicional de corazón abierto.

“En la última década, el TAVR se ha desarrollado como una opción más segura para pacientes con alto riesgo para la cirugía de corazón abierto”, afirmó Barry T. Katzen, M.D., fundador y ejecutivo médico principal de Miami Cardiac & Vascular Institute. “Después de ver los datos de los ensayos clínicos y la aprobación por la Administración de Drogas y Alimentos de los EE.UU. (FDA por sus siglas en inglés), TAVR ahora es una opción menos invasiva para pacientes de menor riesgo también”.

La FDA aprobó la expansión del TAVR en agosto para pacientes más jóvenes y más saludables.

“Es un verdadero cambio paradigmático en la medicina cardiovascular”, dice el Dr. Erwin, “porque les permite a las personas que sufren de enfermedad de la válvula aórtica someterse a un procedimiento bajo sedación moderada que toma aproximadamente una hora y que se realiza de manera mínimamente invasiva. Estos pacientes son dados de alta en el transcurso de dos días y vuelven a sus vidas normales en una semana”.

Tags: , ,


There are no comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *