Radiación reducida

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

19 de November de 2012


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Nuevas tecnologías y protocolos utilizados en los hospitales y los centros de diagnóstico y de emergencias de Baptist Health están reduciendo la dosificación de radiación en los exámenes de rayos X, tomografías computarizadas y de emisión positiva, mamografías y procedimientos de medicina nuclear y de fluoroscopias.

Esta es una buena noticia sobre todo para niños y pacientes que requieren de repetición de pruebas, personas que tienen un riesgo ligeramente mayor de cáncer debido a la exposición a la radiación durante su vida.

Los rayos X emiten radiación a través del cuerpo para producir imágenes de alta calidad que los médicos utilizan para diagnosticar enfermedades, detectar fracturas e incluso para determinar con rapidez si un paciente está teniendo un infarto. Aunque todos los días estamos expuestos a la radiación emitida por elementos naturales como el sol y el suelo, el National Council on Radiation Protection and Measurements reporta que la dosis de radiación por persona se ha elevado casi un 500 por ciento desde 1982 solamente de rayos X utilizados en medicina.

Esta alta exposición a la radiación ha puesto a médicos, ingenieros y científicos a buscar maneras de hacer más seguros los rayos X.

“La industria es consciente de la necesidad de usar la cantidad más baja posible de radiación y de realizar pruebas solamente cuando los beneficios sean claros”, asegura el Dr. Kenneth Mendelson, jefe de radiología
pediátrica de Baptist Health. “Con los niños debemos ser más cuidadosos. Las células de un niño todavía están creciendo y dividiéndose. Además, tienen muchos años más para desarrollar un problema potencial”.

Nuevos programas computarizados han mejorado las imágenes producidas con bajas dosis de radiación, reduciendo mucho del “ruido” o “granos” que algunas veces aparecen con una dosis reducida. Baptist Health cuenta también con protocolos de imágenes especiales para niños. Los servicios de Baptist Children’s Diagnostic Center, que funcionan en Baptist Medical Plaza at Country Walk, tienen radiólogos certificados tanto en radiología general como pediátrica.

“Somos muy conscientes de la exposición de los niños a la radiación”, dice el Dr. Mendelson. “Esperamos que haya una prueba alternativa, como un ultrasonido o una imagen de resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés), que proporcionan imágenes adecuadas. Tomamos las menos posibles, y cuando no necesitamos la imagen más detallada para hacer un diagnóstico apropiado reducimos la dosis incluso por debajo de los límites recomendados para niños”.

Baptist Health utiliza el mismo principio de seguridad “Tan bajo como sea razonable” (ALARA, por sus siglas
en inglés) para radiación en adultos y niños en todas sus instalaciones, y promedia incluso en dosis más bajas que las recomendadas por el American College of Radiology (ver tabla). Los médicos tienen especial cuidado con los pacientes que necesitan tratamientos de radiación para eliminar células cancerosas. “Ajustamos el tratamiento al individuo y al objetivo que se busca”, explica Jaafar Bennouna, director de física médica de South Miami Hospital certificado por el American Board of Radiology. “Aparte de erradicar el cáncer, queremos salvar el tejido sano”.

Aunque los pacientes deben ser conscientes acerca de a cuánta radiación han estado expuestos en el pasado, también deberían saber que, en muchos casos, los beneficios superan los riesgos. A un paciente que llega al centro de emergencia con síntomas de un ataque cardiaco, por ejemplo, se le puede realizar una angiografía coronaria computarizada (CTA, por sus siglas en inglés).

“Una CTA nos dice con rapidez si el paciente tiene una arteria del corazón bloqueada”, señala el Dr. Ricardo Cury, director médico de imágenes cardiacas de Baptist Hospital y de Baptist Cardiac & Vascular Institute. “Detectar un ataque cardiaco lo antes posible agiliza el proceso de tratamiento, que por lo general redunda en un mejor resultado”.

Usted puede jugar un papel fundamental en reducir los riesgos de la radiación. La Administración de Alimentos y Fármacos (FDA, por sus siglas en inglés) sugiere mantener un registro de su historial de rayos X y compartirlo con su  médico, preguntar si existe una prueba alternativa y utilizar instalaciones acreditadas por el American College of Radiology y The Joint Commission.

Etiquetas: ,


There are no comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *