Qué puede esperar durante las primeras dos semanas de lactancia

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

20 de septiembre de 2017


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Las primeras dos semanas de lactar a un bebé pueden ser una experiencia abrumadora. La madre está comenzando a conocer a su nuevo bebé y el bebé está comenzando a conocer a su mamá dentro de su nuevo mundo. Cada bebé muy distinto así que las rutinas varían entre una persona y la otra. Sin embargo, existen algunos consejos y señales útiles que son universales.

Baptist Health South Florida ofrece clases prenatales que pueden ayudar a las nuevas mamás a prepararse para la vida en casa con su bebé. Mientras usted esté en el hospital, su enfermera de maternidad o asesora de lactancia le ayudará a comenzar la lactancia. Ellas también le ofrecerán consejos que le ayudarán a pasar las primeras dos semanas después de llegar a casa.

Consejos para las primeras dos semanas de lactancia

  1. Frecuencia: Al principio, su bebé necesita ser amamantado por lo menos entre cada dos y tres horas, o entre ocho y doce veces al día. Alimente a su bebé cuando él o ella comiencen a mostrar señales de hambre. Es importante detectar las señales de hambre temprano (antes de que comiencen a llorar) porque puede ser difícil calmar a su bebé para poder amamantarlo. Si su bebé pesa más de 7 libras, él o ella puede estar sin comer hasta cinco horas, incluyendo una vez durante la noche.
  2. Despierte a su bebé para comer y manténgalo despierto: Los bebés pueden no despertarse ellos solos cuando sea hora de comer. Usted debe mantenerlos en su horario. Algunas maneras de despertar a su bebé son quitarles su sabanita, acariciarle la espalda, cambiarle el pañal, sentar a su bebé, hablarle o puede probar el contacto de piel con piel. Su bebé puede empezar a quedarse dormido mientras lacta y usted tendrá que mantenerlo despierto para asegurar que coma lo suficiente.
  3. Busque las señales: El bracito de un bebé o su puñito pueden apresarse cuando sienten hambre. A medida que comienzan a lactar, su brazo/puño se suavizan y lo alejarán del pecho materno y lucirán relajados cuando terminen. Si su bebé se duerme y aún tiene el bracito apretado, eso significa que no han comido lo suficiente.
  4. Alimente a su bebé con frecuencia cuando sus pechos se le llenen: Los pechos demasiado llenos pueden reducir la producción de leche si no se corrigen. Si su bebé no puede suavizarle los pechos con lactancias frecuentes, use una bomba de leche o sáquese la leche a mano para vaciarse los senos y suavizarlos.
  5. ¿Está comiendo su bebé lo suficiente? Su bebé nació con el estómago del tamaño de una cereza así que la frecuencia es algo crítico. Los pañales le dejarán saber si su bebé está recibiendo suficiente leche materna. El primer día, usted puede esperar un pañal mojado. El segundo día, dos pañales. El tercer día tres pañales y así sucesivamente. Luego de seis días, espere entre seis y ocho pañales mojados. Espere entre tres y cuatro pañales amarillentos al día después de los seis días.
  6. Cómo aliviar los pezones adoloridos: Para evitar los pezones adoloridos, es muy importante que usted apriete su pecho como un sándwich para proporcionar el mayor contacto posible entre su pecho y su bebé. Para aliviar el dolor, sáquese un poco de leche/calostro y déjelo secar en el pezón. También pruebe el calor húmedo. Aplíquese lanolina y use almohadillas de gel para aliviarse.
  7. Duerma mientras duerme su bebé: Los bebés comen más durante la noche. Ajuste su horario de dormir para concordar con el de su bebé, o usted nunca podrá obtener todo el descanso que necesita para funcionar bien.
  8. Descanse mientras lacta: Pruebe acostarse de lado. Así la cama hace el trabajo de aguantar a su bebé en vez de tener que cargar todo el peso de su bebé en sus brazos. Tenga cuidado de no quedarse dormida.
  9. Establezca rutinas para el día y la noche: Manténgalo todo oscuro y callado durante la noche. Durante el día, hágalo todo claro, ruidoso y ocupado. Eventualmente su bebé cambiará a una rutina que refleje la suya propia.
  10. Los cambios de pañales durante la noche: Si es hora de comer para su bebé y tiene el pañal sólo un poquito mojado, no hace falta cambiarlo.
  11. Establezca su propia rutina con su bebé: A medida que usted y su bebé desarrollan su propia rutina, todo se vuelve más fácil.

Su bebé le dejará saber lo que necesita y sus señales se volverán más obvias mientras más lleguen a conocerse el uno con el otro. El estrés inicial desaparecerá a medida que ambos desarrollen sus rutinas.

HealthyChildren.org es una fuente de valiosa información para cualquier pregunta que usted pueda tener durante el camino. Los temas cubren todas las edades y etapas de la niñez.

Baptist Health South Florida puede ayudarle. Los servicios de lactancia que ofrecemos incluyen consultas privadas, grupos de apoyo y alquiler de bombas de leche. Llame al 786-596-2671 para más información acerca de los servicios de lactancia.

Etiquetas:


There are no comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *