¿Qué es un cateterismo cardiaco?

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

23 de agosto de 2018


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Usted ha experimentado incomodidad en el pecho mientras hace ejercicio. Su médico le refirió a un cardiólogo quien ordenó una prueba de esfuerzo (stress test), y los resultados indican que su corazón necesita más oxígeno de lo que puede proporcionar su suministro sanguíneo. Entonces su cardiólogo le recomienda un cateterismo cardiaco.

¿Qué es un cateterismo cardiaco?

Marcus St. John, M.D., cardiólogo intervencionista y director médico del Laboratorio de Cateterismo Cardiaco de Miami Cardiac & Vascular Institute en Baptist Hospital of Miami, describe un cateterismo cardiaco como un procedimiento de diagnóstico invasivo para determinar si existen bloqueos en las arterias que suministran sangre al músculo del corazón, así como también la ubicación y la severidad de estos bloqueos.

Durante el procedimiento, un tubo hueco, conocido como un catéter, es insertado en la arteria femoral de la ingle o la arteria radial de la muñeca. Un tinte que se puede ver a través de las imágenes de rayos-x es inyectado en la arteria a través del catéter. Esta placa de rayos-x, también conocida como un angiograma, muestra cualquier estrechamiento de las arterias por causa de una acumulación de placa, causada por el proceso de arterioesclerosis en las paredes internas de las arterias. Si la placa – compuesta primordialmente de colesterol – existe, entonces se hace el diagnóstico de enfermedad de las arterias coronarias.

Acceso a la arteria radial o femoral

El Dr. St. John dice que hasta hace muy poco, la mayoría de los cateterismos cardiacos se llevaban a cabo a través de una punción en la ingle. El diámetro y la ubicación de la arteria femoral permite ensartar el catéter fácilmente hasta llegar a las arterias del corazón. Sin embargo, entrar a través de la arteria femoral tiene el riesgo de sangramiento y requiere que los pacientes permanezcan acostados boca arriba sin moverse por varias horas después del procedimiento para prevenir los sangramientos. Además, si la arteria femoral es afectada de alguna manera, los médicos deben buscar otras maneras para obtener acceso a las arterias del corazón.

Como resultado, en la pasada década, los médicos han comenzado a usar la arteria radial, ubicada en la muñeca, para efectuar cateterismos en algunas personas. El Dr. St. John dice que esta técnica reduce el riesgo de sangramiento y permite una movilización y más rápida y un alta más rápida del hospital después del cateterismo. A veces, en los pacientes muy altos, sin embargo, los catéteres no son lo suficientemente largos como para alcanzar el corazón a través de la muñeca. En otros pacientes, la arteria radial puede ser muy pequeña o las arterias por el camino pueden ser demasiado tortuosas para que esta técnica se pueda efectuar. Aun así, en Miami Cardiac & Vascular Institute, hay un movimiento hacia realizar más cateterismos a través de la muñeca, y tantos como la mitad de los cateterismos cardiacos ahora son realizados de esta manera en el Instituto, dice él, añadiendo que la meta es siempre la de mejorar la seguridad y la comodidad del paciente mientras también se reduce el tiempo que paciente debe permanecer en el hospital.

El cateterismo cardiacos para tratamiento

La mayoría de los cateterismos cardiacos son efectuados para diagnosticar la enfermedad de las arterias coronarias. Sin embargo, los cateterismos también se utilizan en un procedimiento para abrir las arterias bloqueadas, como cuando un paciente sufre un ataque cardiaco. Ese procedimiento, con el uso de un catéter para acceder una arteria bloqueada para darle tratamiento, se llama una intervención coronaria percutánea (PCI por sus siglas en inglés). Durante el procedimiento de PCI, realizamos una angioplastia y ponemos stents”, dijo el Dr. St. John. “Utilizamos un balón a través del catéter hasta el sitio del bloqueo, e inflamos el balón para empujar la placa hacia atrás, restaurando el flujo de sangre a la arteria, al igual que un plomero destapa una tubería tupida”. Entonces un dispositivo de maya de metal llamado un stent puede ser colocado en la arteria para abrir permanentemente esa porción del vaso sanguíneo. Es importante notar que los stents no previenen los ataques cardiacos en pacientes con enfermedad de las arterias coronarias, pero son importantes para el tratamiento de los ataques cardiacos y como parte de una estrategia de tratamiento en pacientes con dolor en el pecho como resultado de bloqueos en las arterias del corazón.

El tratamiento y la prevención de la arterioesclerosis

No importa si un cateterismo cardiaco se utiliza para diagnosticar un problema, como la arterioesclerosis y la enfermedad de las arterias coronarias, o para tratar estas condiciones o un ataque cardiaco, el Dr. St. John dice que la meta es la misma – mantener la sangre corriendo hacia el corazón y reducir el riesgo para los ataques cardiacos futuros. Si la enfermedad de las arterias coronarias es algo evidente después de un cateterismo cardiaco, la cantidad de arterias bloqueadas o estrechas y la severidad de estos bloqueos ayudará a los médicos a decidir el mejor curso de tratamiento.

“Para la mayoría de los bloqueos, el uso de un medicamento tal como una estatina, para reducir la acumulación de placa puede ser todo lo que haga falta para detener el progreso de la arterioesclerosis y así prevenir los futuros ataques cardiacos”, dijo el Dr. St. John. “Si un paciente tiene una arteria bien bloqueada que ya ha causado un ataque cardiaco, ponemos un stent en esa arteria a través de un procedimiento de PCI para mantenerla abierta”. Si el paciente tiene muchos bloqueos en distintas partes de las arterias coronarias, el Dr. St. John dice que una cirugía de corazón abierto para circunvalar esas arterias puede ser lo más eficaz para prevenir los ataques cardiacos.

Cómo reducir los factores de riesgo para los ataques cardiacos

Con cada una de estas opciones de tratamiento, el Dr. St. John urge que también se efectúen cambios de estilo de vida. Él dice que cualquier factor de riesgo adquirido debe ser reducido o eliminado para prevenir la progresión de la enfermedad de las arterias coronarias y los futuros ataques cardiacos. Estos factores de riesgo incluyen:

  • Fumar
  • Presión alta
  • Colesterol alto
  • Diabetes
  • Un estilo de vida sedentario y la obesidad
  • Una dieta alta en grasas saturadas, azúcar y sal

La colaboración con su médico para combatir estos factores de riesgo a través de las modificaciones al estilo de vida, y los medicamentos cuando sean necesarios, son la clave para reducir sus probabilidades de sufrir un ataque cardiaco.
“Los cateterismos cardiacos son herramientas útiles para diagnosticar y tratar la enfermedad de las arterias coronarias en algunos pacientes”, dijo el Dr. St. John. “Sin embargo, la prevención es algo primordial para reducir los factores de riesgo en primer lugar. Tome las medidas hoy mismo, para vivir una vida saludable”.

Etiquetas: , , ,