¿Pueden los suplementos de vitamina D ayudar a la salud de los huesos? Se intensifica el debate a raíz de un nuevo estudio.

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

9 de octubre de 2018


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

La vitamina D ayuda a balancear la cantidad de calcio y de fosfato en nuestros cuerpos, lo cual es algo de suma importancia para mantener huesos, dientes y músculos saludables. En los adultos mayores, la salud de los huesos es algo vital para prevenir las caídas y las fracturas serias.

Pero, ¿pueden los suplementos de vitamina D – en contraste con la vitamina D consumida de manera natural a través de ciertos alimentos y de la exposición al sol – reducir el riesgo para condiciones tales como la osteoporosis y la hipertensión, además de mantener los huesos saludables ayudando al cuerpo a absorber el calcio? Un nuevo e importante estudio dice que existe “poca justificación” de que los suplementos de vitamina D mejoran la densidad mineral de los huesos o previenen las fracturas en las personas adultas.

“Nuestros hallazgos sugieren que los suplementos de vitamina D no previenen las fracturas ni las caídas, ni tienen efectos clínicamente significativos en la densidad mineral de los huesos”, afirmaron los autores del estudio que fue publicado en la revista médica Lancet Diabetes & Endocrinology. “No hubieron diferencias entre los efectos de las dosis más altas o más bajas de vitamina D”.

Estos hallazgos reafirman las investigaciones previas que indicaron que los suplementos de vitamina D no previenen las enfermedades para la mayoría de los usuarios. Antes de considerar tomar suplementos de vitamina D, usted debe consultar con su médico de atención primaria. Las investigaciones si concedieron que los suplementos de vitamina D sí pueden ser beneficiosos en la prevención de algunas condiciones raras, tales como el raquitismo y la osteomalacia, en grupos de alto riesgo. Estas condiciones pueden resultar luego de un largo período de tiempo sin estar expuesto a la luz del sol, resultando en serias deficiencias.

Alrededor de un cuarto de la población está en riesgo para la “insuficiencia” de vitamina D y un porcentaje más bajo está en riesgo para la deficiencia de vitamina D, según los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. (CDC por sus siglas en inglés). Un simple análisis de sangre puede detectar si la insuficiencia se convierte en una deficiencia de vitamina D.

Para la mayoría de los adultos, la deficiencia de vitamina D no es un problema de salud. Sin embargo, algunas personas que son obesas o mayores de 65 años pueden tener niveles más bajos de vitamina D debido a sus dietas, a la falta de exposición solar y a otros factores. En los adultos mayores, la deficiencia de vitamina D puede causar osteomalacia, lo cual puede resultar en caídas y en la mala recuperación después de las fracturas. Las señales y los síntomas de la deficiencia de vitamina D pueden ser ligeros o hasta inexistentes en las primeras etapas.

“Aunque una persona no tenga síntomas, siempre debe ser evaluada para la osteoporosis después de los 65 años”, afirmó Nathalie Regalado, M.D., doctora de medicina interna con Baptist Health Primary Care. “Porque estamos tratando de adelantarnos y así prevenir las fracturas”.

El cuerpo crea vitamina D naturalmente luego de la exposición a la luz solar. Sin embargo, el exceso de exposición al sol puede causar en envejecimiento de la piel y el cáncer de la piel, así que las personas tratan de obtener su vitamina D de otras fuentes.

El nuevo estudio analizó datos de 81 ensayos controlados aleatorios – involucrando a más de 53,000 personas – que examinaron si los suplementos de vitamina D comprados sin receta ayudaban con las fracturas y con la densidad ósea. La mayoría de los estudios incluyeron mujeres de 65 años o mayores. Un informe reciente encontró que un cuarto de las mujeres estadounidenses de 65 años o mayores sufren de osteoporosis, la cual debilita los huesos y aumenta grandemente el riesgo de una persona para las peligrosas fracturas de cadera, espalda u otras fracturas. Con tres millones de baby boomers alcanzando la edad de retiro cada año, se espera que la mitad de todos los estadounidenses mayores de 50 años tengan o estén en riesgo de desarrollar osteoporosis de la cadera, mientras más personas estarán en riesgo para la enfermedad en cualquier parte del esqueleto.

La U.S. Preventive Services Task Force, un panel independiente de expertos en atención de salud primaria y en prevención, recomienda que todas las mujeres de 65 años o mayores sean evaluadas para la osteoporosis. El grupo operativo también recomienda que las mujeres menores de 65 años quienes estén en riesgo para las fracturas sean evaluadas también. Los hombres mayores de 65 años quienes estén en alto riesgo para las fracturas deben consultar con sus médicos acerca de las pruebas de detección. Si usted es mayor de 50 años y se ha fracturado un hueso, usted puede tener osteoporosis o puede tener un mayor riesgo para la enfermedad.

Las fuentes naturales de vitamina D incluyen los pescados grasos tales como el bacalao y el salmón; el yogur y la leche fortificada y el jugo de naranja. Algunos alimentos empacados también están fortificados con vitamina D, tal como algunos productos lácteos, el jugo de naranja, la leche de soya y los cereales.

El estudio de la vitamina D es el más reciente en poner en duda la eficacia de depender demasiado en los suplementos vendidos sin receta, en vez de obtener estos nutrientes a través de una dieta saludable.

“La mayoría de las vitaminas, minerales y hierbas en el mercado no han sido estudiados lo suficiente o no han sido comprobados eficaces para la salud”, afirmó Carla Duenas, dietista registrada para el Departamento de Salud Comunitaria de Baptist Health South Florida. “Algunos pueden ser eficaces si se toman correctamente bajo la supervisión de un médico o de un dietista registrado”.

Etiquetas: ,